Aunque la incertidumbre del regreso a clases sigue presente y muchos padres de familia continúan preguntándose si sus hijos irán a la escuela de forma presencial o en línea, cualquiera que sea la decisión inevitablemente está asociada a diversos gastos relacionados con colegiaturas, útiles e incluso artículos de higiene para prevenir contagios. Este artículo te ayudará a planear esos gastos y realizarlos de forma responsable.

 

Son múltiples las emociones que puede provocar el regreso a clases, no sólo en los hijos que comienzan un nuevo ciclo escolar, sino también en los padres. Por un lado, los niños están por comenzar una etapa de su vida que estará repleta de nuevas experiencias; por el otro, los gastos relacionados representan un esfuerzo económico ineludible y recurrente. Si bien realizamos estos gastos con gusto, pues estamos apoyando el desarrollo de nuestros hijos con gran ilusión, cada ciclo escolar también puede conllevar preocupaciones financieras e incluso endeudamientos.

Por este motivo, en este mes enumeramos los cuatro puntos para prevenir y planificar el comienzo de este nuevo periodo escolar, los cuales te ayudarán a ampliar tus conocimientos para actuar de manera responsable y consciente ante las compras que nuestros hijos requieren en el regreso a clases, con el fin de evitar que estas circunstancias tengan afectaciones en nuestras finanzas.

 

Haz un inventario

Esto cumple con dos objetivos fundamentales. El primero es conocer los elementos que se requieren, y el segundo, conocer aquellos con los que ya se cuenta; es decir, antes de realizar compras debemos contar con un inventario de útiles, libros y demás materiales necesarios; así será posible calcular las cantidades que deberemos destinar al próximo inicio de clases. No dudes en reciclar útiles que fueron utilizados en periodos anteriores, algunos de los cuales pueden ser reusados durante varios cursos, como es el caso de mochilas, loncheras, computadoras, reglas, plumas, calculadoras, libretas, etcétera. Por esta razón es importante enseñar a nuestros hijos a cuidar el estado de sus útiles. Esta simple acción puede ahorrarnos una buena cantidad de dinero en el futuro.

 

Planeación económica

Resulta idóneo conocer tu capacidad adquisitiva y establecer un presupuesto al cual debes apegarte. De esta forma, comprarás sólo lo necesario. En caso de que nuestro presupuesto no sea suficiente, se debe realizar una lista de productos prioritarios, dejando en una lista de espera al resto, los cuales podrás adquirir más adelante. Al momento de realizar un presupuesto para el regreso a clases también es necesario considerar los gastos que no están relacionados directamente con los gastos escolares, esto es, compromisos económicos recurrentes como transporte o internet, así como imprevistos. Entre más aspectos abarque nuestro presupuesto, éste será de mayor utilidad.

 

Elige de forma inteligente

El regreso a clases representa una oportunidad para numerosas empresas, por lo que no dejarse llevar por la mercadotecnia resulta indispensable al momento de realizar gastos. De acuerdo con lo anterior, lo mejor es comparar en distintos lugares los artículos que necesitarán nuestros hijos, e incluso adquirir artículos al mayoreo, como lápices, gomas, sacapuntas, etcétera, que se utilizarán durante todo el ciclo escolar. Ésta puede ser la respuesta para acrecentar el ahorro. Incluso puedes utilizar esta estrategia en conjunto con varios padres con el fin de ahorrar dinero. Recuerda que los precios tienden a incrementar durante la víspera del comienzo del ciclo escolar, por lo que, una vez más, el sentido de la prevención se torna fundamental. Si es posible, intenta adelantarte y realiza la adquisición de los útiles con la mayor anticipación posible.

 

Plan de contingencia

En caso de que tus recursos económicos sean limitados y no sea posible adquirir los útiles más esenciales, la inscripción o las colegiaturas, la última opción es solicitar un crédito o bien utilizar la tarjeta de crédito para realizar ciertos pagos. Ante esto, la Condusef recomienda consultar el Buró de Entidades Financieras, debido a que esta herramienta te ayudará a elegir el producto que mejor se adapte a tus necesidades. Ten presente que, en caso de optar por esta opción, deberás contemplar un plan de pagos, por lo cual es importante que únicamente solicites la cantidad necesaria y evites contratar promociones o créditos extra que ofrezca la institución financiera. Recuerda que al hacer uso de estos productos financieros se adquiere un compromiso de pago, por lo que en ningún momento debes perder de vista las fechas límites de pago; de lo contrario, tus intereses podrían acumularse.

Como recomendación extra te sugerimos que cuando te encuentres en vías de cumplir con alguna de estas tareas solicites la ayuda de tus hijos. De esta manera, estarás involucrándolos en el proceso del ahorro y ellos aprenderán la importancia de cuidar los útiles y, del mismo modo, adquirirán conciencia acerca del valor del dinero y del trabajo que cuesta reunirlo para conseguir los útiles.

Todos tenemos una historia que contar relacionada con algún inicio escolar o bien con un primer día de clases. En la Condusef esperamos que todas las nuevas anécdotas que ocurran en este comienzo de año escolar se conviertan en sucesos memorables que en ningún momento sugieran alguna preocupación económica.

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad