Si te hace feliz darle regalos a tu mascota, pero estás limitado de dinero o no te alcanza para comprar todo lo que quisieras, te invitamos a buscar materiales en casa que no utilices o adquirir algunos baratos para crear, con un poco de creatividad, maravillosos y útiles accesorios para tus pequeños peludos.

 

Los materiales básicos que utilizaremos para este propósito serán: pedazos de tela, hilo, aguja, cordel, silicón frío y máquina de coser.

Comenzaremos con algunos accesorios de vestuario: un pequeño corbatín para los machos y unos sencillos moños para las hembras los harán verse geniales. Se pueden confeccionar con muy poco material. Para los moños y los corbatines recortaremos un cuadro de tela de 5 por 5 o de 7 por 7 cm. Doblaremos las orillas y las coseremos para que la tela no se deshile. Uniremos al centro del cuadro un listón de 10 cm de largo por 4 cm de ancho y coseremos un resorte, cerciorándonos de que el moño o el corbatín no aprieten demasiado el cuello de nuestra mascota.

Si tienes unos lentes oscuros que ya no utilices, puedes perforar dos hoyos en las patas cerca del lente y otros dos hoyos en la parte que se asienta en la oreja. Coloca resortes o cintas en estos hoyos para ajustar los lentes a la cabeza de tu perro. Un resorte hacia atrás de las orejas y su cabeza y otro hacia abajo del hocico. Se verá muy cool.

Para elaborar un suéter para tu mascota, reutiliza uno tuyo. Revisa que el cuello pase sin problemas por la cabeza de tu perro; recorta las mangas al tamaño de sus patas delanteras, dobla la tela hacia adentro y cose. Mide el contorno de su cuerpo, recorta una tira de cada lado del suéter de modo que el contorno quede de la misma medida y une ambas partes. También puedes poner botones o una tira de tela adherible.

Una falda para tu perrita puede hacerse con un cuadro de tela cuyo tamaño depende de su complexión. Recorta un círculo tres veces mayor a la medida de la cintura de tu macota y corta en medio otro círculo 5 a 7 cm mayor a la medida de la cintura. Puedes doblar la orilla y colocar un resorte, o bien introducir una cinta para ajustar y un moño al final. En la orilla exterior cose o pega un listón liso de color, o bien un listón de encaje.

Para elaborar una camita, puedes adquirir un huacal que te costara entre cinco y 15 pesos, dependiendo del tamaño, aunque a veces suelen regalar los más chiquitos. Retira la última tira de madera de un solo lado y utiliza una lija gruesa para pulir el huacal. Termina con una lija suave y barniza. También puedes utilizar pintura acrílica o en spray. Mide el espacio interior y corta una tela que mida el doble de la superficie para confeccionar una almohada que rellenarás con trapos que ya no uses. También puedes utilizar un suéter viejo, cosiendo el cuello, las muñecas y la parte inferior de la prenda después de haberla rellenado. De esta manera tendrás una camita pachoncita y muy duradera.

Consigue una llanta vieja, lávala bien, corta uno de sus costados y píntala con pintura acrílica o en spray. Adquiere un pedazo de triplay, recorta un círculo y colócalo en la parte inferior de la llanta. Pon unos cuadritos de madera de 4 por 4 cm, que harán las veces de patitas, introduce una almohada en el hueco y ¡listo! Haz elaborado una camita muy cómoda y firme.

Con botellas de pet también puedes hacer una casita, uniéndolas con silicón caliente o frío. Una vez que tengas cinco paredes, une tres a una tabla de triplay. Las otras dos servirán para construir un techito de dos aguas. Si quieres una ventana, corta con un cúter o con una navaja. Puede ser cuadrada o redonda. Y con un pedazo de tela puedes improvisar una cortinita.

La seguridad de tu perro es importante y tú puedes elaborar su placa de identificación con el material del que están hechos los paquetes de pan o los recipientes desechables transparentes. Sólo recorta la forma de la placa 10 veces mayor al tamaño que deberá tener la final. Métela al microondas durante aproximadamente dos minutos. Cuando veas que reduce su tamaño, sácala y déjala enfriar, puedes pintarla con plumón permanente, dibujando el nombre de tu mascota y tu teléfono. Hazle un pequeño hoyo y ponle una argolla.

También puedes confeccionar los collares, los halters y las correas de tu perro. Es importante que estos accesorios estén unidos con costuras hechas a máquina. Las tiras de tela para hacer estos accesorios, así como los broches, puedes conseguirlos en una mercería; son muy baratos y hay de muchos colores y de diferentes tamaños. Para la elaboración de los halters y las correas, puedes ir a una tlapalería, donde encontrarás argollas de metal y ganchos de diferentes tamaños.

Lo importante es que tu mascota esté cómoda y siempre a la moda, que tú no gastes mucho y que sientas la satisfacción de haber hecho con tus propias manos los regalos para tu mejor amigo.

 


 

* Protectoras y animalistas independientes desde hace más de 20 años.

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad