Henry Ford

(30 de julio de 1863)

 

Henry Ford nació en el seno de una familia muy pobre, en un pueblo rural al oeste de Detroit, siendo el mayor de los cinco hijos de una familia proveniente de Irlanda. La familia poseía una granja y todos se dedicaban a trabajar en ella. Al morir la madre de Henry, en 1876, el adolescente quedó destrozado y mostró poco interés en las actividades agrícolas, a pesar de que su padre esperaba que se hiciera cargo de la granja familiar. El coche sin caballos había sido una obsesión para Ford desde que tenía 13 años, cuando un día, yendo al lado de su padre en un carro de la granja, vio una máquina de vapor que avanzaba por su propio impulso y mediante una cadena que conectaba el motor con las ruedas traseras. Desde aquel día Ford se desinteresó por completo de la agricultura y aprendió mecánica. A pesar de haber recibido sólo una educación elemental, se formó como técnico maquinista en la industria de Detroit. Cuando las marcas alemanas Daimler y Benz empezaron a lanzar al mercado los primeros automóviles (aproximadamente en 1885), Ford se interesó por el invento y empezó a construir sus propios prototipos; sin embargo, sus primeros intentos fracasaron. En 1888 se casó con Clara Bryant y tuvieron dos hijos: Edsel y Bryant. En 1891 Ford consiguió el puesto de ingeniero en la compañía Edison y en su tiempo libre comenzó a dedicarse a sus propios experimentos con motores de gasolina. En 1899, junto con otros inversores, formó la Detroit Automobile Company, que pronto acabó en bancarrota debido a los constantes experimentos de Ford. En lugar de vender autos, Henry Ford organizaba carreras entre su coche y los de otros fabricantes para demostrar la superioridad de su diseño. Dado su interés en los coches de carreras, creó la Henry Ford Company. Fue hasta su tercer proyecto empresarial, lanzado en 1903, cuando llegó el éxito: la Ford Motor Company comenzó a fabricar automóviles sencillos y baratos para el consumo en masa de las familias de clase media estadounidenses. Antes de Ford el automóvil sólo era un objeto de fabricación artesanal y de alto costo, destinado a un público muy limitado. Con su modelo T, que apareció en el mercado el 1° de octubre de 1908, Henry Ford produjo automóviles económicos y fiables, al alcance de un gran número de consumidores, y transformó los métodos de trabajo de la industria, para hacerla más productiva. Además, el modelo T presentó una gran cantidad de innovaciones, como el volante a la izquierda, algo que fue copiado por la gran mayoría de las compañías. Ford implementó la fabricación en cadena, que consistía en un montaje a base de correas de transmisión y guías de deslizamiento que iban desplazando automáticamente el chasis del automóvil hasta los puestos en los que los trabajadores realizaban en él las tareas encomendadas, hasta que el coche estuviera completamente terminado. El Ford T fue un rotundo éxito en ventas, pues llegaron a venderse unos 15 millones de unidades. De esta manera, Henry Ford se convirtió en uno de los hombres más ricos del mundo, y la Ford Motor Company en una de las mayores compañías industriales hasta nuestros días. Henry Ford, el hombre que revolucionó la organización empresarial y dio a la civilización del siglo XX el automóvil, murió en 1947, cediendo la presidencia de la compañía que había fundado a su nieto, Henry Ford II.

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad