¿Sabías que el 21 de septiembre se celebra el Día de Internacional de la Gratitud? Es posible que no, ya que no se ha hecho mucha publicidad alrededor de esta fecha, pese a que tiene más de medio siglo que se instauró.
¿A qué crees que se deba? No sé qué opines, pero pienso que una razón puede ser que estamos acostumbrados a dar las cosas por hecho. Amanece y damos por hecho que saldrá el sol, que nuestros seres queridos estarán ahí, que tendremos un techo, comida y un trabajo esperándonos. Y no es sino hasta que algo de esto ya no está que comenzamos a añorarlo, a lamentarnos por haberlo perdido, por no haberlo valorado suficientemente.
La gran pandemia del año 2020 nos ha permitido darnos cuenta —si es que hemos tenido la sensibilidad para percibirlo— de que todo es temporal, de que no tenemos el control sobre lo que pasa y de que lo mejor que podemos hacer es aprender a valorar y agradecer lo que hoy tenemos, lo que Dios y la vida nos regalan cada día, porque mañana se puede terminar. Cuántas historias de personas queridas que han se han ido repentinamente, de negocios que empezaban a prosperar y tuvieron que cerrar, de empleos perdidos, de empresas consolidadas que hoy ya no existen...
Todos tenemos razones para agradecer. Te invito a que hagas tuya la celebración del Día de Internacional de la Gratitud, no sólo el día 21 de este mes, sino cada día, en cada momento, porque TODO —así, con mayúsculas— es gratuidad y poco o nada hemos hecho para merecerlo.
En Voy&Vengo queremos agradecer tu fidelidad a lo largo de estos 10 años de vida. En 122 ediciones hemos podido ofrecerte contenidos que, como alguien me decía en un correo electrónico, han hecho de esta revista “un gran acierto en medio de tantas publicaciones que no dicen nada”. Opiniones como ésta son las que nos hacen sentir que el trabajo a lo largo de estos años ha valido la pena. Ya sea a través de consejos de nutrición, de psicología o de finanzas personales, de reportajes sobre destinos turísticos que quizá no conocías, con recomendaciones de lectura y otras opciones de entrenamiento, con curiosidades de nuestro planeta y tips para mantenerte saludable, con novedades del mundo de la moda adaptadas a la vida cotidiana, con artículos para crear conciencia sobre la preservación de nuestro medio ambiente, e incluso con recetas para meterte a la cocina y crear platillos deliciosos y accesibles, hemos intentado que todos encuentren algo en esta revista que les deje un mensaje positivo, que les ayude a ser mejores personas. Ése fue el cometido que nos propusimos en 2010, cuando comenzamos esta aventura, y que esperamos haber cumplido. Al final, tú tendrás la última palabra.
Y, en cualquier caso, quienes formamos parte de Voy&Vengo sólo podemos decir una palabra —mejor dos—: ¡muchas gracias! A ti que nos has leído; a quien ha hecho posible este proyecto con sus valiosos artículos, y especialmente a quien depositó su confianza en nosotros para que esta revista existiera.

Con un sincero agradecimiento,

 

Luis Arturo Pelayo
Director Editorial

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad