El chineng chikung (zhineng qigong) es una práctica que ha ayudado a miles de personas a recuperar su salud y a desarrollar sus mayores capacidades físicas y mentales. ¿Ya lo conoces?

 

 

Desde China llegó a México, hace 20 años, una práctica que ha devuelto la salud a muchísimas personas. Se trata del zhineng qigong (se pronuncia chineng chikung), una ciencia que estudia la capacidad natural de los seres humanos para mejorar su salud física, mental y emocional, y para desarrollar todos sus potenciales. Arribó a nuestro país en manos del profesor Eduardo Osegueda, quien en 1999 viajó a China para aprender a fondo esta práctica y recuperar su frágil salud. Después de sanar por completo, el profesor Osegueda fundó en México Fuerza Integral, institución que desarrolla, enseña e investiga el chineng chikung. El profesor Osegueda es considerado el instructor occidental más destacado del mundo. Después de dos décadas y 23,000 alumnos en Latinoamérica, Estados Unidos y Europa, esta práctica está más vigente que nunca pues es una gran herramienta para sanar y mantener un sistema inmune fuerte.

El chineng chikung está avalado por el Ministerio de Salud Pública de China, por el Buró Nacional de Ciencias y por el gobierno de China como la práctica cuerpo/mente más destacada de la historia. No es difícil practicarlo, ya que consiste en ejercicios mentales y físicos sumamente sencillos. Es la única herramienta utilizada en el hospital más grande del mundo libre de medicamentos de China. De acuerdo con la investigación realizada en China, 95 por ciento de las personas presentan beneficios lo suficientemente significativos para ser considerados evidencia en un protocolo de investigación formal, en los primeros 24 días de práctica.

 

Efectiva para todas las enfermedades

Pero, ¿cómo funciona esta práctica? Los protocolos de investigación científica de más de 20 años demuestran que el chineng chikung es efectivo para atender todas las enfermedades conocidas e incluso las no diagnosticadas, lo cual la hace una práctica muy prometedora. Todas las personas que lo practican tienen beneficios; algunas incluso se curan completamente de enfermedades consideradas incurables y en fases terminales.

“El chineng chikung es famoso por el impacto que tiene en la salud física pero no es una práctica para gente enferma, sino para todo el mundo”, señala el profesor Osegueda. “Es para la gente saludable, para los enfermos, para atletas, para estudiantes, para todos.” Unos practicantes mejoran su rendimiento deportivo, otros el intelectual, otros su salud, su creatividad, etcétera. Otra mejoría que reportan los alumnos es en la depresión y la bipolaridad, pues la parte emocional es la primera que se equilibra. Ayuda a superar enfermedades como diabetes, problemas cardiovasculares, esclerosis, obesidad, etcétera.

Pero aun con estos resultados tan impresionantes, el profesor Osegueda comenta que el chineng chikung no es la panacea, pues cada caso es un universo distinto. “Puede haber una persona con cáncer terminal que en unos cuantos días tiene una remisión espontánea, y otra persona con un cáncer no tan agresivo que no tiene resultados tan contundentes. Por lo tanto, no es el cáncer, sino el proceso individual del practicante”, concluye.

 

Beneficios de esta práctica en tiempos de pandemia

El chineng chikung es una práctica que puede traer grandes beneficios a la salud y cobra mayor relevancia en estos momentos en que sufrimos la pandemia mundial por el coronavirus.

 

1) Un mejor sistema inmune y, por ende, salud

Practicar chineng chikung proporciona fortaleza al cuerpo y al sistema inmune y mejora la capacidad de responder de manera efectiva ante toxinas y patógenos como el Covid-19. “Como es bien sabido, el Covid-19 se supera gracias a los propios medios que tiene el organismo, ya que no existe un tratamiento ni una vacuna. Entonces, precisamente el organismo es el que ayuda al individuo a defenderse del virus. Por lo tanto, si eres una persona saludable, tener una práctica de esta naturaleza te beneficiará para que incrementes tus posibilidades de recuperarte sin mayor problema si contraes el virus”, asegura el profesor Osegueda. Si, por otro lado, eres una persona de edad avanzada, tienes comprometido tu sistema respiratorio o inmune o tienes problemas cardiovasculares que te hacen susceptible, no sólo te ayudará en la situación que estás lidiando, sino que, al estar más fortalecido, te volverá menos propenso a que el virus te lleve a un hospital. “Por todo esto practicar chineng chikung en estos momentos se vuelve más relevante”, añade Osegueda.

 

2) Un mayor control de tus emociones

Ayuda también a construir ese estado emocional que no depende de tus circunstancias sino de la relación que tienes contigo mismo y con todos los aspectos que te integran: cuerpo, mente y emociones. En la vida convencional tenemos muchos distractores y muchos estímulos que nos impiden conectar con el ser y con nuestras necesidades, sentimientos, miedos y anhelos, pero en un encierro no hay dónde esconderse. La cuarentena ha confrontado la realidad interna y el encuentro con las carencias, los traumas, los miedos y los juicios personales. Por eso una práctica como el chineng chikung ayuda a sanar, a resolver y a crear el ambiente idóneo para disfrutar la propia compañía, que es la que la mayoría de la gente más rehúye.

 

3) Más claridad mental

Ante una situación como la que vivimos, muchas personas han tenido que cambiar su forma de ganarse la vida. Han tenido que encontrar soluciones creativas para llevar comida y sustento a casa. Tener una mente constructiva y creativa en estos momentos de preocupación, de dolor y de angustia es una gran herramienta. Si no tienes un hábito de higiene mental puedes caer en una espiral de preocupación que te haga mucho daño y te impida crear nuevas oportunidades. Realizar una práctica que contrarreste el bombardeo de información que nutre a nuestra mente primitiva y que nos genera adicción a las cosas que nos lastiman, hace toda la diferencia para seguir caminado hacia una vida más productiva y placentera.

 

Por primera vez se enseña en línea

Siempre se consideró que era muy importante aprender chineng chikung en vivo; sin embargo, frente a la pandemia mundial, la opinión de las autoridades en la materia en China ha cambiado. La necesidad de fortalecer la salud pública hace muy evidente que este conocimiento se tiene que poner a disposición a la mayor cantidad de personas. Es por eso que ahora está disponible a través de un curso en línea para que los alumnos puedan tomarlo, en el momento que quieran, desde donde estén. Así se abre la posibilidad de que una persona, aun estando en cama, mientras esté consciente, pueda aprender a practicar. En el curso se ofrece la instrucción completa que se impartía en el hospital más grande del mundo libre de medicamentos. Al término del mismo, el alumno tiene acceso a todo el material audiovisual a través de la app de Fuerza Integral para descargarlo en su celular o en su tableta.

“Es muy satisfactorio saber que tu trabajo está ayudando a miles de personas a mejorar su vida, a recuperar su salud, a lograr sus metas, a sanar sus relaciones y sus emociones, a generar fuentes de empleo, a resolver sus problemas económicos y a ser exitosos y emprendedores”, concluye el profesor Osegueda.

 

Objetivos para una mente extraordinaria del chineng chikung

  1. Tener una práctica y hacerla un hábito.
  2. Ser constante.
  3. Ser de servicio para los demás.
  4. Mantener un estado de gratitud.
  5. Ser parte de la curación del planeta.

 


 

* Comunicóloga por la Universidad Iberoamericana. Divide su tiempo entre su pasión de escribir, su familia y su blog: www.tudosisdiaria.com. Agradezco la valiosa entrevista con el profesor Eduardo Osegueda, director de Fuerza Integral. Para más información, consulta www.fuerzaintegral.com.

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad