Accesos controlados, reservaciones, uso de nueva tecnología, mayores condiciones de higiene... Éste parece ser el futuro panorama del deporte tras la pandemia de Covid-19. Lo importante es que nada te detenga en tu esfuerzo de ponerte en forma; eso sí, cuidando, en primer lugar, tu salud y la de los demás.

 

Los beneficios del ejercicio para la mejora del sistema inmunitario son bien conocidos; sin embargo, el riesgo/beneficio durante esta pandemia fue altamente cuestionado incluso por expertos en las ciencias del deporte.

Si bien en algunos países la pandemia ya fue controlada, existen muchos otros donde el riesgo persiste incluso más que antes y las medidas para el retorno a las actividades deportivas permanecen inciertas.

La forma de realizar deporte tendrá un antes y un después en todo el mundo, ya que las medidas de higiene que tendremos para la reapertura de gimnasios, albercas y torneos deportivos serán medidas que llegaron para quedarse por un largo tiempo. En México, la reapertura de centros deportivos bajo ciertas restricciones comenzó a partir de julio; sin embargo, muchas personas prefieren continuar alejadas de los gimnasios por miedo a contagiarse. Y he aquí la pregunta: ¿qué tan riesgoso puede ser realizar actividad física en esos centros y cuáles son las medidas que debemos tener en cuenta a la hora de realizar nuestro ejercicio fuera de casa?

 

Limpieza y distancia segura

Sin duda alguna ésta es la pieza clave para llevar a cabo nuestras actividades deportivas, pero pone en juego muchos factores. La distancia mínima requerida respecto de otras personas es de dos metros; sin embargo, al realizar ejercicio, los expertos recomiendan dejar una distancia de hasta seis a ocho metros debido tanto al incremento del movimiento como al número de ventilaciones por minuto, lo que incrementa considerablemente el riesgo de contagio.

En cuestión de infraestructura, los gimnasios deberán contar con lo siguiente:

  • Accesos controlados.
  • Señalizaciones adicionales para direccionar el flujo de usuarios.
  • Barreras físicas que dividan el equipo de entrenamiento, principalmente cardiovascular, como lo hizo China en su fase 1 de reapertura.
  • Planes de limpieza, incluidas estaciones adicionales. En algunos lugares han implementado el uso de luz ultravioleta o la limpieza con niebla.
  • Personal adicional para garantizar que todo el equipo y las superficies se desinfecten a intervalos recomendados de 60 a 90 minutos.
  • Utilización de cubrebocas en áreas de uso común.
  • Control de temperatura y uso de gel antibacterial, así como limpieza de zapatos de atletas, entrenadores, trabajadores y los escasos espectadores que pudieran acudir en el corto plazo.

No hay que olvidar que el distanciamiento social será más desafiante en el área de peso libre o en áreas donde el movimiento es más fluido, como vestidores, jacuzzis, saunas, vapor y clases grupales.

 

Deportes con mayor riesgo de contagio

Si bien algunos deportes como la natación son de menor riesgo debido a que se necesitan concentraciones de Covid-19 extremadamente altas en el agua para generar contagios, y además las concentraciones de cloro son ideales para eliminar el virus, mantener una sana distancia entre nadadores con diferentes velocidades de nado, principalmente en los extremos de las albercas, presentará un gran desafío.

Deportes de contacto, en grupo, que involucran proximidad, como baloncesto, futbol, boxeo, judo y handball, se verán más afectados y con un retorno a competencias más prolongado, así como con menores audiencias.

 

El futuro de los entrenadores

Probablemente los instructores deberán recordar las pautas de distanciamiento al comienzo de la clase, mientras recomiendan a los miembros que limpien el equipo antes y después de su uso y que se laven las manos antes y después de la clase. Además, aquellos que daban clases grupales tendrán que adaptarse a nuevas modalidades de entrenamiento.

 

¡Las clases on line llegaron para quedarse!

Los entrenamientos híbridos, en los cuales la gente puede combinar entrenamientos presenciales con otros supervisados virtualmente para cumplir su dosis efectiva de ejercicio, será el nuevo estilo de normalidad a nivel mundial.

 

El peso de la salud aumentará de manera considerable

La salud del deportista cobrará aún mayor importancia tras la pandemia y los deportistas deberán someterse a valoraciones morfofuncionales más completas que determinen su salud cardiovascular y metabólica de forma periódica, por lo que la medicina deportiva probablemente será una medida fundamental no sólo para atletas de élite y profesionales, sino también para aquellos deportistas recreativos y para todas las personas que decidan iniciar un plan de entrenamiento.

 

Desarrollo de nueva tecnología

Como vemos, el panorama durante la pandemia de Covid-19 continúa cambiando casi a diario, por lo que la tecnología lleva la delantera en esta nueva normalidad: desde los “estadios inteligentes”, con sus dispositivos sanitarios y de seguridad, en la gestión de clubes y federaciones, las retransmisiones televisivas, los dispositivos para el entrenamiento, el desarrollo de nuevas apps deportivas con las cuales podrás interactuar más con tus compañeros, hasta competencias on line.

No dudemos de que, en un futuro no muy lejano, veremos el uso de robots en el deporte.

 


 

* Médico especialista en medicina del deporte. Contacto: @fitmedmx y www.fitmed.com.mx.

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad