Si te gusta viajar y además tienes la inquietud de hacer algo por los que más lo necesitan, descubre una manera fabulosa de combinar ambas aficiones.

 

Imagina un viaje a lejanas tierras en Tailandia, China y Sudáfrica, o más cerca, en San Cristóbal de las Casas o Puerto Escondido. Aquí no se trata de tomar tours, recorrer rutas gastronómicas, ni hospedarse en hoteles lujosos. Este viaje tiene como atractivo principal apoyar causas ambientales y sociales, y deja a los viajeros experiencias que verdaderamente cambian su vida. Viajar como voluntario es una actividad que se ha vuelto cada vez más popular. ¿Quieres saber más?

 

Una experiencia diferente

El voluntariado es una opción alternativa de viaje que proporciona grandes satisfacciones a quien lo realiza. Es un viaje totalmente gratuito por definición, ya que se lleva a cabo de buena fe y es una actividad no remunerada; sin embargo, lo que sí se paga son los gastos básicos. Por ejemplo, si quieres ir a la India a ayudar en un orfanatorio se sufragan los gastos de avión, los traslados, las comidas y el hospedaje. Obviamente que todo es con base en plan sencillo y por lo tanto no es muy costoso. Estos viajes ofrecen experiencias que generan un cambio en la forma de pensar, de viajar y de entender al mundo. Quienes los llevan a cabo crean conciencia del tesoro de la diversidad natural y cultural del mundo y se inspiran para preservar al mundo y ayudar a quienes más lo necesitan.

Nomad Repubic, en alianza con Mundo Joven, organiza este tipo de viajes y realiza la conexión entre las organizaciones no gubernamentales y las asociaciones civiles que participan con causas ambientales y sociales, y las personas que desean integrarse a sus proyectos. Nomad Republic se convierte en el puente entre la organización y el viajero, organizando toda la logística: hospedaje, traslados, orientación, alimentos, herramientas, apoyo de staff las 24 horas y hasta excursiones.

“Nomad Republic es la única empresa social nacida en un país en desarrollo que se dedica a movilizar a personas para participar activamente en proyectos sociales y ambientales, en México y el extranjero”, comenta su directora general, Belén Meza. “Su misión es ofrecer experiencias que generen un cambio en la manera de pensar, viajar y entender el mundo. Este tipo de viajes buscan crear conciencia del tesoro que es la diversidad natural y cultural del mundo”.

 

Viaja según tus intereses

Hay proyectos de voluntariado en todo el mundo (en los cinco continentes), al igual que en México. En el interior de la República mexicana se han creado voluntariados de apoyo a la niñez, como el que funciona en Puerto Escondido, que ha ayudado a más de 40 niños en lo que va del año. Mediante este programa los viajeros promueven la concientización de los niños nativos sobre la conservación de las tortugas y las iguanas.

También hay una cartera de opciones muy grande en la que el viajero puede elegir entre trabajar con osos pandas en China, elefantes en Tailandia, leones en Sudáfrica o tortugas marinas en México y Costa Rica. Si, por otro lado, el viajero desea contribuir a un proyecto social, hay opciones en la India, Tailandia, México y Perú. Y si desea trabajar en una reserva ambiental hay varias alternativas en Costa Rica y Australia.

La India, Tailandia y Sudáfrica son los destinos con mayor número de programas enfocados a la niñez. Entre los voluntariados están el cuidado de niños en guarderías, la instrumentación de planes educativos en escuelas, el trabajo en centros de rehabilitación infantil y el apoyo en orfanatos. Tan sólo en Sudáfrica, por medio de estos programas de voluntariado se ha apoyado a más de 200 niños en lo que va del año, con actividades como apoyo en hospital infantil, organización de talleres ambientales y ejecución de planes educativos en escuelas.

Dependiendo del tipo de programa es su duración. Hay algunos que duran desde una sola semana hasta los que comprenden seis meses o, inclusive, más tiempo. Por ejemplo, existe un programa con pingüinos en Sudáfrica que, por las características del proyecto y la capacitación, requiere por lo menos seis semanas de viaje. También existen varios proyectos en México que se pueden realizar en una semana o en periodos más largos. Hay salidas todos los meses del año, por lo menos una o dos cada mes, y son programas muy completos porque se trabaja los cinco días de semana en las actividades de voluntariado pero los fines de semana son libres. En varios casos se ofrecen excursiones, con un costo adicional.

Existen viajes para todos los gustos, desde programas para mochileros, para jóvenes, para familias y para adultos mayores. Son proyectos como el de Tailandia, donde se trabaja con una tribu en el norte de aquel país, en una comunidad totalmente rural donde el hospedaje es muy rudimentario. Aquí asiste más gente joven pero existen otros proyectos con hospedaje más confortable para viajeros de 50 o 60 años de edad. En cuanto a las horas de trabajo, hay programas que duran medio día y otros el día completo.

 

¿Cuánto te cuesta ayudar?

Los programas van desde 490 euros por dos semanas en Nepal, hasta los más especializados, como un proyecto con delfines en el Mar Adriático, que en promedio cuesta 1,400 euros la semana, ya que se realiza a bordo de un barco de investigación. Asimismo, existen otros programas en ciudades como Nepal, Chiang Mai en Tailandia o Jaipur en India, en centros urbanos, que son más económicos.

 

Recomendaciones para ser voluntario

-       Procura viajar a un lugar diferente de los que normalmente sueles visitar, como Malasia, Indonesia, Sudáfrica, Marruecos, etcétera.

-       Antes de viajar obtén asesoría personalizada por medio de la cual te aclaren todas tus dudas y aterricen óptimamente tu perfil. En esas asesorías se identifican las cualidades del viajero y se le explican perfectamente cuales serán las actividades que realizará para que no existan confusiones ni falsas expectativas.

-       Ten en cuenta que durante el viaje puedes vivir experiencias fuertes o de catarsis, pero también disfrutarás momentos maravillosos.

-       “Lo más recomendable es participar en programas de un mes o de más duración, pues quienes asisten sólo dos semanas, al término de este periodo no se quieren regresar”, comenta Rodrigo Ramos, jefe de producto y calidad de Nomad Republic.

 

Cinco destinos de voluntariado

Los cinco destinos preferidos por los mexicanos (principalmente por los jóvenes universitarios) para realizar turismo de voluntariado son los siguientes:

1. Voluntariado social en Chiang Mai, Tailandia.

2. Voluntariado en reserva ambiental en Costa Rica.

3. Voluntariado en reserva de osos panda en Cheng Du, China.

4. Voluntariado en reserva de elefantes en Chiang Mai, Tailandia.

5. Voluntariado social en Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

También ha surgido mucho interés por sitios como Nepal, Sudáfrica, Bali, Malasia, Perú, Marruecos, Sri Lanka, Vietnam, España y Australia. En México han llamado mucho la atención los programas en la Riviera Maya, Puerto Escondido, Oaxaca y San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

 

Apoyando a los afectados por los sismos

Para apoyar a las zonas afectadas por los sismos en Oaxaca, Chiapas y Morelos, Mundo Joven destinará 15 por ciento de sus ventas a un fondo de reconstrucción de viviendas emergentes. También se realizan viajes para apoyar a las comunidades afectadas por los sismos.

Para más información visita http://nomadrepublic.org/ y http://www.liveandlearn.mx/program_type/voluntariado/ o escribe a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..


 

* Comunicóloga por la Universidad Iberoamericana. Divide su tiempo entre su pasión de escribir, su familia y su blog: www.tudosisdiaria.com.

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad