El turismo es una de las actividades más democráticas en el mundo: hay opciones para todos los gustos, incluso para los amantes de lo extremo, que no temen arriesgar su vida con tal de apreciar alguno de los paisajes más inhóspitos y peligrosos del planeta. A continuación enumeramos algunos de los lugares más peligrosos para visitar en el planeta. ¿Te atreves a planear unas vacaciones en alguno de ellos?

 

En todos los rincones del mundo pueden encontrarse sitios tan espectaculares como arriesgados, ya sea una montaña agreste, un desierto seco, una playa infestada de tiburones, un desfiladero mortal o una cueva sin salida. Pese al riesgo que representan, algunos destinos atraen a miles de turistas cada año.

 

Vértigo nórdico

Noruega posee uno de los niveles de calidad de vida más altos del mundo, y también dos atractivos naturales impresionantes y riesgosos. El primero es la roca Kjerag, una enorme piedra que cuelga a mil metros de altura, encajada entre dos paredes totalmente verticales, en la que decenas de turistas hacen fila para subir para tomarse una foto, sin considerar que un paso en falso podría ser el último en su vida. El segundo es otra roca famosa, llamada Preikestolen, conocida como “El Púlpito”, una plancha de piedra saliente, situada a más de 600 metros de altura, que ofrece una vista espectacular, así como la posibilidad de una caída mortal.

Destinos Kjerag

 


El techo del mundo

La cadena de los Himalaya es famosa por sus montañas de más de 8,000 metros de altura, entre ellas el Monte Everest, el punto más elevado del planeta. Pero también cuenta con dos picos famosos por su riesgo y su mortandad: uno es Annapurna, considerado el más peligroso de esta cadena montañosa ya que cuatro de cada 10 alpinistas han muerto en su intento por conquistar la cima. El otro es K2, el segundo punto más alto del mundo y uno de los lugares más mortíferos, ya que las estadísticas indican que uno de cada cuatro montañistas muere al intentar llegar a la cúspide de este gigante.

Destinos K2

 

Riesgo de altura

La montaña sagrada de Hua-Shan, en China, es todo un reto de habilidad y supervivencia. Para llegar a la cumbre hay que atravesar uno de los senderos más escarpados y peligrosos que existen en el mundo, tan complicado que cada año le cuesta la vida a un centenar de personas que se aventuran a cruzarlo.
Este lugar, que se ha ganado la fama de ser el sendero de montaña más riesgoso del mundo, es todo un reto y una atracción para miles de senderistas que lo visitan cada año. Hay pasos angostos de apenas 30 centímetros sobre acantilados verticales, y otros compuestos por tablas viejas. Sin duda, una experiencia que ofrece atractivos paisajes y hermosos templos religiosos como recompensa.

Destinos Hua Shan

 

Nadar entre tiburones

Las playas de Fish Hoek y Gansbaai, en Sudáfrica, son lugares pintorescos y paradisiacos, por lo cual atraen a cientos de turistas que quieren asolearse y darse un refrescante chapuzón, a pesar del riesgo que representa por ser el hogar de tiburones blancos.
Cada año, decenas de bañistas son atacados por estos grandes escualos, quienes se vuelven más agresivos en época de calor, justo cuando los viajeros suelen refrescarse en las costas sudafricanas, por lo que no es ninguna novedad encontrarse con noticias sobre turistas que perdieron la vida o, al menos, algún miembro por bañarse en las aguas de Fish Hoek y Gansbaai, dos de las costas más riesgosas para vacacionar, y más atractivas, por la práctica del buceo en jaula para ver de cerca de estos especímenes.

Destinos Fish Hoek y Gansbaai

 

Un laberinto mágico y riesgoso

El Cañón del Antílope, en Arizona, es uno de los lugares más asombrosos de Estados Unidos. A lo largo de miles de años las corrientes de agua han esculpido un pasaje que maravilla a los senderistas que se atreven a atravesarlo.
Sin embargo, este estrecho desfiladero puede convertirse en una trampa mortal, sobre todo en época de lluvias, ya que una precipitación puede inundar las grutas tan sólo en minutos y dejar atrapados a sus visitantes, quienes corren el riesgo de morir ahogados, por lo que se recomienda siempre ir acompañados de un guía… y revisar el pronóstico del clima.

Destinos Cañón del Antílope en Arizona

 

El desierto más extenso en el mundo

El Sahara no sólo es el desierto más extenso del mundo y uno de los lugares más asombrosos y bellos por sus enormes dunas y sus oasis espectaculares, sino que también puede ser uno de los destinos más peligrosos para excursionistas imprudentes.
Para atravesar este mundo de arena naranja es necesario estar bien informado sobre las rutas a seguir o, de plano, ir acompañado por un guía, además de prepararse con mucha agua y la ropa adecuada para soportar temperaturas extremas, tanto calores abrasadores durante el día como heladas por las noches. Además de la fauna nociva, como escorpiones y serpientes, uno de los mayores riesgos de recorrer este desierto es perderse, porque significaría no sobrevivir.

Destinos Sahara

 

Caída mortal

Irlanda posee algunas de las vistas naturales más espléndidas del planeta, entre las cuales destacan los acantilados de Moher, unas formaciones majestuosas que se extienden durante varios kilómetros sobre la costa oeste y alcanzan una altura de 214 metros sobre el nivel del mar y son más peligrosas de lo que parecen.
A la orilla de los acantilados no existe ninguna valla ni protección. Apenas algún cartel que advierte del peligro de asomarse al borde del precipicio, ya que en días de fuerte viento alguna persona distraída podría caer al abismo como consecuencia de un desafortunado golpe de viento. Incluso a lo largo de este lugar se pueden ver diversos homenajes para visitantes que, tras un descuido, perdieron la vida.

Destinos acantilados de Moher

 

Peligro: fauna mortal

A orillas del río Amazonas, en Sudamérica, se extiende el mayor bosque tropical del mundo, que también es el más exuberante, colorido, espectacular y, por supuesto, peligroso, sobre todo por sus habitantes.
Adentrarse en el Amazonas tiene sus riesgos, el principal de los cuales es la fauna salvaje que lo habita: jaguares, anacondas, anguilas eléctricas, ranas venenosas, caimanes, tarántulas, pirañas, insectos y un largo etcétera que hacen que cualquier turista sea una víctima potencial de una mordedura o de una picadura mortal.

Destinos río Amazonas

 

Belleza riesgosa

La gran barrera de coral en Australia constituye un paraíso para los buceadores, pues es un lugar lleno de color y maravillas que asombran a propios y extraños. Se trata de la reserva de coral más grande del mundo, y también de la más peligrosa, debido a las medusas letales que habitan ahí y que pueden convertir una aventura en una pesadilla.
Hay especies de medusas cuyo veneno es 100 veces más toxico que el de una cobra, por lo que una picadura puede provocar la muerte casi al instante. Ante el riesgo, la mejor protección es usar un traje de neopreno desde el cuello hasta los talones, aunque el riesgo siempre es latente.

Destinos gran barrera de coral en Australia

 

Una caminata amenazante

El Monte Cook en Nueva Zelanda es uno de los retos más atractivos para los amantes del senderismo y el alpinismo. Cada año lo visitan cientos de escaladores dispuestos a subir sus 3,750 metros de altura, así como viajeros atraídos por sus impresionantes paisajes naturales, los cuales también pueden llegar a ser mortales.
Sin embargo, la mayor amenaza de esta montaña son las constantes avalanchas, grietas y complicadas escaladas de hielo que suelen convertirse en trampas para los visitantes, por lo que cualquier descuido puede tener un final trágico.

Destinos Monte Cook en Nueva Zelanda

 

La “playa de la muerte”

En México también existe un destino con alto riesgo. Se trata de Zipolite, una playa nudista en la costa de Oaxaca que, a simple vista, luce como un paraíso de arena blanca y aguas cristalinas, pero que ofrece un riesgo más allá de donde rompen las olas.
El nombre de esta playa viene del zapoteca y significa “playa de la muerte”, debido a que en sus aguas han ocurrido varios ahogamientos fatales producidos por las fuertes y cambiantes corrientes de agua. La primera advertencia de los lugareños siempre es la misma: no meterse al mar, y en caso de que el turista insista en hacerlo, ser lo más precavido posible.

Destinos Zipolite

 


 

* Periodista por la UNAM y viajero por convicción. Ha trabajado en las redacciones de El Universal, 24 Horas y El Insurgente. Twitter: @JvanRamos.

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad