Las grutas de Tolantongo, ubicadas en el estado de Hidalgo, son un regalo de la naturaleza, un lugar que parece sacado de un cuento de fantasías donde se unen el cielo y la tierra a través del agua que recorre las paredes de la cañada.

 

 

Tolantongo es un cañón con un conjunto de cuevas que se encuentra en el municipio de Cardonal, Hidalgo. Tiene dos grutas principales. De la primera y más grande sale el caudal del río de aguas termales. El río es de color turquesa, de agradable temperatura, cuyo tono se debe a las sales minerales que recoge a su paso por la montaña. Es maravilloso sumergirse en estas deliciosas aguas llenas de propiedades químicas. La segunda gruta se conoce como el “túnel” y se haya en la misma pared del cañón. La gruta más grande es una cueva kárstica, en cuyo interior la temperatura es más elevada, y está llena de estalactitas y estalagmitas. El “túnel” es muy su estrecho y tiene 15 metros de largo. Su temperatura es similar a la de un baño de vapor, y la oscuridad y el ruido del agua hacen que este espacio provoque sensaciones únicas. También hay una gran fosa donde se puede nadar y en cuyo centro cae un chorro de agua.

El parque está a cargo de dos ejidos distintos, uno de cada lado del río: de un lado, las grutas; del otro, unas formidables fosas que parecen piscinas. Aquí también se encuentra lo que se conoce como La Gloria, tres fosas de agua con una temperatura cambiante, pues de templada pasa a fría y nuevamente se vuelve templada. Esas fosas están rodeadas de hermosas caídas de agua.

Tolantongo es uno de los balnearios más famosos de Hidalgo, un lugar mágico que no podemos dejar de visitar.

 

Cómo llegar

Desde la Ciudad de México, toma la carretera rumbo a Pachuca. Antes de llegar a la ciudad hay que tomar la desviación hacia Actopan y continuar hasta Ixmiquilpan. De ahí a las grutas median aproximadamente 40 kilómetros. Todo el trayecto es carretera asfáltica. Al llegar se puede dejar el auto en el estacionamiento.

 

Dónde hospedarse

El parque tiene tres hoteles: La Gruta, Paraíso Escondido y La Huerta. El mejor para admirar el paisaje es el segundo, ya que está muy cerca de las pozas termales. No hay reservaciones, por lo que la disponibilidad de habitaciones se conoce hasta el momento de llegar.

También se puede rentar una casa de campaña con colchonetas, comprar un poco de leña y acampar junto al río. No se recomienda hacerlo cerca del río durante temporadas de lluvia (de junio a septiembre).

 

Qué llevar

-       Ropa cómoda y traje de baño.

-       Zapatos para agua.

-       Una linterna para agua, para ver dentro de la gruta.

No se permite el acceso a mascotas en el parque ni en la zona de acampar. Debido a que en la tarde hace frío, es conveniente llevar un suéter y una chamarra, así como dinero en efectivo porque no hay cajeros automáticos.

 

Dónde comer

Hay varios restaurantes, uno dentro de cada hotel, y otros de comida tradicional, como barbacoa de borrego, antojitos mexicanos y especialidades hidalguenses.

 

Cuándo ir

Es preferible ir entre semana, para no encontrar tantos turistas y evitar la temporada de vacaciones.

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad