El Lago de Tequesquitengo está lleno de aventura y adrenalina, como para no aburrirse nunca, pues allí uno se siente en la eterna primavera. Te invitamos a disfrutarlo.

 

 

El Lago de Tequesquitengo es un destino ideal para ir con la mejor compañía y disfrutarlo al máximo, pues aquí se goza de un clima excepcional durante cualquier época del año. Además, se encuentra muy cerca de la Ciudad de México. El Lago de Tequesquitengo es perfecto para relajarse y divertirse gracias a sus múltiples actividades y a los numerosos sitios de interés que lo rodean.

 

Un poco de historia

Entre los municipios de Jojutla y Puente de Ixtla, en 1650, a las orillas de un ojo de agua, se estableció un pequeño pueblo, cuyos habitantes se dedicaban a la agricultura y cultivaban tequezquite (material utilizado para la elaboración de jabón), así como maíz y ajonjolí. Se asegura que en el siglo XIX los dueños de la Hacienda Vista Hermosa fueron convirtiendo los terrenos disponibles del pueblo en sembradíos de caña de azúcar. En 1865 los habitantes de esa comunidad tuvieron que irse a vivir a las partes más altas del perímetro del lago, pues algunas de sus construcciones y su iglesia se cubrieron de agua. Algunas historias aseguran que este pueblo se asentó en un terreno kárstico, el cual se disuelve poco a poco erosionado por el agua. También hay un relato que asevera que los dueños de la Hacienda Vista Hermosa tuvieron un altercado con los habitantes de la comunidad y en represalia lo inundaron con el agua de riego de las plantaciones de caña. Lo cierto es que este lago fue ampliando su nivel de agua de manera paulatina, desde el asentamiento de la población hasta mediados del siglo XX.

Hoy en día el Lago de Tequesquitengo tiene 14 kilómetros de diámetro y 45 metros de profundidad.

 

Días de agua y sol

En Tequesquitengo hay varios clubes de playa que ofrecen diversas actividades acuáticas como esquí, flyboard, paseo en lancha, banana, moto, buceo, entre otros. Es muy recomendable acudir al afamado George Marina Club, localizado en el Hotel Villa Béjar. Se trata de un club de playa que ofrece todo un día en la alberca con acceso al restaurante, así como actividades acuáticas en el lago. Es muy usual que los hoteles ofrezcan un day pass, al que uno puede ir en familia, en pareja o con los amigos y pasar un día excelente.

 

Adrenalina

Aquí puede vivirse la experiencia de arrojarse en paracaídas o volar en el ultraligero, así como de disfrutar una ruta para ciclistas alrededor del lago o saltar del bungy, un atractivo de adrenalina pura. En Bungy Teques el visitante podrá disfrutar su restaurante-bar a la orilla del lago, así como su alberca. La terraza del restaurante es pet friendly.

 

Salud y bienestar

Morelos es el tercer destino a nivel nacional con lo mejor del turismo de salud y bienestar. Por su parte, Tequesquitengo ofrece diversos servicios holísticos de sanación en sus múltiples spas. Uno no puede irse sin disfrutar una experiencia de este tipo. El estado es considerado un “spa destino” que ofrece programas exclusivos para descanso y relajación con menús especiales de masajes y reflexología, y Tequesquitengo tiene todo para quienes buscan una sanación integral de cuerpo, mente y espíritu.

 

¿Qué más hacer?

Uno podrá visitar otros atractivos cercanos al lago, como los Jardines de México, que ofrecen escenarios florales pletóricos de belleza primaveral. Sus edenes temáticos son dignos para celebrar una boda o cualquier acontecimiento especial. Sobre la Carretera del Sol hay una desviación para llegar a este lugar, a dos horas de la Ciudad de México.

El poblado de Tehuixtla también es una magnífica opción para visitar, pues allí hay hoteles como La Ribera, que ofrece días de paella, salidas al río Amacuzac para nadar y hasta talleres de elaboración de rompope y el queso. La primera quincena de agosto en esta comunidad se lleva a cabo la Feria Queso, Pan y Rompope.

Tequesquitengo también se encuentra cerca de la zona arqueológica de Xochicalco, de las grutas de Cacahuamilpa y de las Mil Cascadas, entre otros atractivos.

 

Jojutla en reconstrucción

A casi dos años del fuerte sismo que devastó a este municipio, hoy en día se halla en una importante cruzada de reconstrucción que incluye escuelas, plazas centrales, alamedas, calles y puentes. El programa de turismo Jojutla es Más fue creado para ofrecer descuentos en hoteles, restaurantes y balnearios, así como en diversas actividades recreativas. Para disfrutar de esos descuentos, el visitante deberá buscar en redes sociales el programa turístico para obtener la cuponera. O bien, a la entrada de Tequesquitengo hay un módulo de información donde uno podrá obtenerla de manera gratuita. Además, Jojutla ofrece un festival de danza folclórica y clásica cada año, durante el Día Internacional de la Danza, que uno no debe perderse.

 

¿Cómo llegar?

En auto, hay que ir por la Carretera del Sol y tomar la desviación hacia el Lago de Tequesquitengo. En autobús, es recomendable llegar a la central de Jojutla y ahí tomar un taxi hacia el lago, que se encuentra a unos 15 minutos de distancia.

 

Lo que el visitante no se puede perder:

  • Realizar actividades acuáticas en el lago.
  • Probar la cecina de Puente de Ixtla.
  • Saltar del bungy.
  • Visitar la discoteca flotante dentro del barco Soen.
  • Tomar un masaje relajante.

 

¿Dónde comer o cenar?

La cecina es la especialidad de la región, por lo cual recomendamos consumirla en el restaurante Villa Floresta, donde se sirve de la mejor manera para taquear. Otra opción es el restaurante del Bungy Teques, donde sirven un ceviche de cecina al limón, todo un manjar.

 

¿Dónde hospedarse?

El Hotel Excelaris es una muy buena opción para los que buscan de una hermosa vista del lago, brunch dominical abierto al público, y para los huéspedes, alberca con servicio de bar y un gran spa. Consulta: www.excelarisplaza.com. Tel. 01 (734) 342-9050.

 


 

* Editora en TourismoGourmet.com, medio digital especializado en turismo gastronómico y estilo de vida.

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad