Los millennials —generación integrada por las personas nacidas en las décadas de 1980 y 1990— representan una gran parte del total de los consumidores de productos actuales; sin embargo, diversos estudios demuestran que tienen muchos problemas para manejar sus finanzas. En este artículo compartimos algunos secretos financieros que podrían ayudar a mejorar sus finanzas y, de paso, potenciar sus talentos.

 

Vigila tus finanzas

La mejor manera de controlar las finanzas es mediante un presupuesto quincenal o mensual, lo cual te ayudará a conocer tu punto de partida y, sobre todo, sabrás si situación económica personal es una obra de arte o un verdadero desastre. Aprovecha alguna de las aplicaciones que existen en el mercado para dar seguimiento a tus finanzas, las cuales te ayudarán a vigilar gastos hormiga, automatizar pagos, registrar ingresos y gastos, y, sobre todo, ajustar tus finanzas cada vez que lo necesites.

 

Controla las deudas

Analiza las deudas que tienes y comienza a pagar las que generen los intereses más altos, pues en general éstas son las que terminan saliéndose de control. Es importante que aprendas las diferencias entre deudas buenas y deudas malas. Las buenas son las que te ayudan a incrementar tu patrimonio; por ejemplo, las que adquieres para hacer crecer tu negocio o comprar un bien duradero. Y las malas son las que sólo generan una satisfacción pasajera, como pagar con la tarjeta de crédito todas tus comidas, las compras del supermercado, las vacaciones, el taxi, etcétera.

Considera que no sólo la falta de pago de tus créditos afecta tu historial crediticio, sino también no pagar tus servicios. Para que no tengas atrasos, te recomendamos domiciliar los pagos de los créditos y los servicios contratados a tu cuenta bancaria. Recuerda que tener un buen historial crediticio es importante para conseguir créditos en el futuro.

 

Traza un plan de ahorro

Ahorrar es una buena práctica para la salud financiera; convertirlo en un hábito, en ocasiones, puede resultar una tarea muy compleja y por eso surge una gran variedad de excusas para no hacerlo. Sin embargo, el ahorro siempre debe estar presente, independientemente de las circunstancias, pues es un estilo de vida que te permitirá aspirar a un mejor porvenir y conseguir tus metas financieras. Para comenzar, revisa tu presupuesto y determina una cantidad fija para ahorrar.

Para que sea más fácil, debes señalar objetivos; por ejemplo, rentar tu propio departamento, hacer ese viaje que siempre has anhelado o comenzar tu propio negocio. Lo importante es que establezcas un objetivo concreto y un tiempo realista para alcanzarlo. De esta manera, el hábito de ahorrar y mantener tus finanzas saludables tendrá un sentido más claro para ti.

 

Descubre distintas fuentes de ingresos

Hoy en día, los mercados son más competitivos, los ingresos más limitados y los gastos demasiados altos; sin embargo, una ventaja que obra a tu favor es que ahora es mucho más sencillo hallar formas para obtener ingresos extra, por lo cual debes echar a andar tu creatividad para generar más entradas de dinero.

Sácale jugo a tus conocimientos y a tus hobbies. Por ejemplo, si te gusta la panadería o la pastelería, podrías vender pan artesanal y galletas caseras entre tus conocidos o en algún mercado de fin de semana. Si lo tuyo es el diseño, puedes crear campañas publicitarias para pequeñas empresas; si te gusta la fotografía, podrías alquilar tus servicios de fotógrafo en fiestas infantiles, XV años y bodas. La idea es que ganes dinero extra haciendo algo que te guste y que al mismo tiempo te permita ahorrar.

 

Planea el futuro desde hoy

No se es joven por siempre, y conforme pasen los años las necesidades de la vida cambiarán. Lo mejor es que aproveches la época de tu vida más productiva para invertir en algún plan de ahorro para la jubilación.

Existen muchos instrumentos de inversión, como Afore, Cetes, pagarés, seguros, etcétera. Elige el que se adapte a tus necesidades. Lo importante es iniciar y generar el hábito de ahorrar para proteger tu futuro. Recuerda que si tú no lo haces nadie más lo hará por ti.

 

Invierte en ti

Tener capacitación financiera y mantenerse actualizado hará crecer tus habilidades. Para hacerlo hay una gran cantidad de recursos (talleres, libros, páginas web, blogs, podcasts, videos), relacionados con las finanzas personales que te permitirán conocer mejor el funcionamiento de los diferentes productos y servicios financieros, los cuales te ayudarán a desarrollar habilidades para una mejor toma de decisiones.

Ingresa a la página www.gob.mx/condusef y conoce nuestro micrositio Educa tu Cartera, donde encontrarás material interactivo, cuadernos, videos, aplicaciones móviles, juegos, simuladores, entre muchas otras herramientas que te ayudarán a cuidar tus finanzas personales.

 


 

Según un estudio realizado por la encuestadora PWC,1 en el que se analizó el comportamiento financiero de los millennials, sólo 24 por ciento de ellos cuenta con educación financiera básica, 81 por ciento tiene una deuda a largo plazo, 53 por ciento mantiene las tarjetas de crédito sobregiradas y 50 por ciento no podría atender un imprevisto.  

 

1 Millennials & Financial Literacy – The Struggle with Personal Finance, Price Waterhouse Coopers (PWC).

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad