Algunas personas creen que los fármacos recetados por un doctor son menos peligrosos que las drogas ilegales. Pero pueden ser igual de adictivos y riesgosos y producir efectos adversos, incluyendo la sobredosis (cantidad excesiva de una droga, que puede causar envenenamiento o la muerte), especialmente cuando se combinan con otras sustancias como el alcohol.

 

 

Los medicamentos psicotrópicos son drogas (sustancias que modifican el funcionamiento del cuerpo) legales, psicoactivas, algunas de las cuales son adictivas, con diversos efectos según su composición. Son psicoactivas porque provocan cambios en la mente; algunas son adictivas porque pueden producir adicción, y son legales porque su uso está permitido, siempre con prescripción médica.

Estas drogas constituyen una valiosa herramienta para el tratamiento de ciertos trastornos mentales y neurológicos, como la depresión, las psicosis (“psicosis”, en términos sencillos, significa “locura”, y uno de sus tipos es la esquizofrenia), la epilepsia, etcétera. Pero recordemos que deben utilizarse, siempre, mediante la receta y la vigilancia médica correspondientes, pues algunas pueden producir dependencia si no se toman precauciones.

 

¿Cómo se abusa del consumo de estos medicamentos?

El abuso significa el uso de un medi­camento sin receta médica, de manera distinta a la prescrita, o con el objetivo de lograr la experiencia o los senti­mientos que provoca. Por ejemplo:

  • Tomar un medicamento que ha sido recetado para el uso de otra persona.
  • Usar una droga en una cantidad mayor o de manera diferente de la prescrita. (La mayoría de estos medicamentos se consume oralmente en comprimidos, pero quienes abusan, a veces los trituran e inhalan o se inyectan el polvo para acelerar la entrada de la droga al cerebro y amplificar sus efectos.)

 

¿Cuáles son las drogas de receta médica de las que más se abusa?

  • Los analgésicos opioides (medicamentos que alivian el dolor) como el Vicodin o el Oxycontin.
  • Los estimulantes para tratar el trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH), como el Adderall, el Concerta o el Ritalin.
  • Los depresores del sistema nervioso central para aliviar la ansiedad, como el Valium o el Xanax.
  • Algunos medicamentos para la tos y el resfriado de venta libre que contienen dextrometorfano (en dosis más altas a las recomendadas médicamente esta droga está clasificada como alucinógena).

Todas esas drogas pueden provocar adicción, la cual se agrava cuando se abusa de ellas. Igualmente, su consumo puede alterar el criterio y la capacidad de tomar decisiones, ocasionando conductas peligrosas como la práctica de sexo inseguro y la conducción de vehículos bajo sus efectos.

 

Otros medicamentos psicotrópicos que pueden producir adicción

  • Tranquilizantes o “ansiolíticos”. Drogas calmantes que alivian la angustia: Valium, Tafil, Ativán, Victan, Lexotán y Rivotril.
  • Hipnóticos. Drogas utilizadas para inducir el sueño: Rohypnol y Halcion.
  • Estimulantes como las anfetaminas. Las más utilizadas son: Benzedrina, Dexedrina y Metilanfetamina. Esta última es un fuerte estimulante que algunos deportistas utilizan para disminuir la sensación de fatiga y su uso ha sido prohibido en la Unión Europea.

 

Medicamentos psicotrópicos que no producen adicción

  • Antidepresivos. Se prescriben para tratar la depresión: Prozac, Siquial, Fluoxac, Paxil, Seropram, Effexor, Remeron, Anafranil, Wellbutrin y Lexapro.
  • Antipsicóticos. Utilizados para tratar psicosis como la esquizofrenia: Haldol, Zyprexa, Geodon, Largactil y Solian.
  • Reguladores de la actividad eléctrica cerebral. Se utilizan principalmente para tratar las convulsiones: Tegretol, Trileptal, Epamin y Epival.

 

Las estadísticas en México

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco (ENCODAT) 2016-2017, de la población de 12 a 65 años de edad, 1.3 por ciento ha consumido drogas médicas alguna vez en su vida; 0.5 por ciento las ha usado en el último año, y 0.2 por ciento las ha consumido en el último mes.

 

¿Qué puede hacer una persona adicta que desea dejar de consumir drogas?

Quien ya ha desarrollado adicción necesita ayuda para recuperarse. La adicción es una enfermedad. El adicto es un enfermo que simplemente no puede dejar de consumir. Para rehabilitarse necesita y merece tratamiento en un centro especializado, mediante terapias de grupo o individuales, acudiendo a grupos de autoayuda como Narcóticos Anónimos, Alcohólicos Anónimos, etcétera. En México lo más aconsejable es que solicite ayuda profesional en los Centros de Atención Primaria en Adicciones (http://www.cenadic.salud.gob.mx/PDFS/Directorio_CAPAS.pdf), y en los Centros de Integración Juvenil (al teléfono 55 5212-1212).

Para obtener mayor información sobre los centros de tratamiento, consejeros, grupos de autoayuda, etcétera, puedes llamar a la Comisión Nacional contra las Adicciones: 01-800-911-2000.

Para saber más, visita estos sitios de internet: https://www.gob.mx/salud/conadic, http://www.cij.gob.mx y https://www.drugabuse.gov/es/en-espanol.

 


* Consejera en adicciones. Coordinadora del Centro de Estudios sobre Alcohol y Alcoholismo, A.C., y miembro de la Federación Mundial contra las Drogas. Contacto: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad