Solemos escuchar noticias de grandes arquitectos extranjeros que tienen obras por todo el mundo. También sabemos que algunos de estos arquitectos tienen obras en nuestro país. Sin embargo, se dice poco de los mexicanos que, gracias a su talento, cuentan con obras en diferentes países. Por esto creemos que es necesario echar un vistazo a algunos de estos representantes de la arquitectura mexicana a nivel internacional.

 

Ricardo Legorreta ha sido uno de los arquitectos más importantes de nuestro país. Nació en la Ciudad de México en 1931 y falleció en 2011. Durante su vida profesional ganó muchos premios nacionales e internacionales y fue, por mucho tiempo, el arquitecto mexicano más influyente de nuestro país. Discípulo del gran arquitecto Luis Barragán, continuó con un estilo mexicano que se popularizó por el colorido de sus diseños, el uso de la luz, la creación de espacios místicos y la composición volumétrica.

Legorreta tiene muchos proyectos construidos en nuestro país, obras que van desde casas residenciales hasta museos, grandes corporativos, fábricas, universidades, plazas, etcétera. Pero no sólo cuenta con obra en México, sino que también tiene proyectos en Estados Unidos, España, Nicaragua, El Salvador, Guatemala, Japón y Corea del Sur, entre otros. Legorreta es el arquitecto con más obra construida allende nuestras fronteras.

La obra de este importante arquitecto lo llevó a ser conocido a nivel mundial. Además de los países que mencionamos, cuenta con cinco proyectos en el lejano país de Catar y en el oeste de Asia, que son estos precisamente los que revisaremos en este artículo.

Cuatro de esos proyectos se encuentran en la Ciudad Universitaria de Catar y están relacionados con la educación. El quinto es un hotel boutique en ese mismo país.

En el primer proyecto Legorreta regresó a sus raíces, a lo que sabía hacer mejor: un edificio de modesta escala en el que generó diferentes espacios y atmósferas hogareñas. Por eso su proyecto se basa en separar los diferentes ambientes para que cada uno cuente con las medidas y las proporciones adecuadas para sus intenciones conceptuales. El proyecto cuenta con un área total de 69,000 metros cuadrados, incluidos espacios abiertos y cerrados.

Otro proyecto es el centro estudiantil. En 37,000 metros cuadrados Legorreta diseñó un edificio moderno, con un lenguaje contemporáneo, muy distinto a lo que nos tenía acostumbrados. En esta ocasión colaboró con el artista plástico Jan Hendrix. El edificio cuenta con espacios para la salud, áreas de recreo, deportivas, de alojamiento y culturales.

También en la Ciudad Universitaria de Catar se encuentra la Escuela de Computación y Negocios, que tiene un área de 44,000 metros cuadrados. A diferencia de la mayoría de los proyectos de Legorreta, este edificio no está construido solamente con muros aplanados pintados con colores llamativos, sino configurado por medio de diferentes volúmenes recubiertos por una piedra local.

Otro proyecto del arquitecto mexicano dentro de la Ciudad Universitaria es la Escuela de Ingeniería Texas A&M que “se compone de dos edificios conectados por un atrio central. Asimismo, los espacios se conectan por medio de patios y escaleras que en conjunto crean un ambiente de interacción y comunicación entre estudiantes y maestros”, como lo describió el propio Legorreta. En este proyecto se pueden observar símbolos con reminiscencias de la cultura árabe, una herramienta de diseño que este arquitecto no utilizó mucho durante su carrera.

Su último proyecto en Catar es el hotel boutique Al Najada, el cual cuenta con 25 habitaciones distribuidas en tres edificios que ya existían antes de la intervención de Ricardo Legorreta. Fue un proyecto de remodelación e interiorismo en el que el se buscó respetar la arquitectura exterior original y enfocarse en el diseño interior. Como concepto original propuso un diseño completamente diferente para cada una de las habitaciones. En el edificio principal se diseñó una nueva escalera y una fuente que son el tema central del proyecto.

Actualmente el despacho que creó continúa trabajando bajo la dirección de su hijo, Víctor Legorreta, quien participó directamente en todos estos proyectos que reseñamos aquí, espacios mexicanos asentados muy lejos de nuestro país, lo cual confirma que el talento mexicano puede traspasar fronteras y que, como Ricardo Legorreta, sí se puede ser profeta en tierra propia y en la ajena.

NOTAS

* Arquitecto por la Universidad Iberoamericana y socio de Studio Cachoua, Torres & Camilletti.

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad