El mes de octubre y las populares celebraciones de Halloween representan la ocasión ideal para preparar deliciosos platillos con calabaza. Por eso la chef Samantha Day te ofrece un práctico menú con este delicioso y versátil ingrediente.

 

 

Queridos lectores:

           

Bienvenidos a nuestra edición de octubre… Yo escucho la palabra octubre e inevitablemente me viene a la cabeza el famoso Halloween. Y aunque sé perfectamente que no es una tradición mexicana, es un evento tan divertido que muchos países ya lo hemos adoptado y lo festejamos año tras año. Así que en esta ocasión les platicaré acerca de el origen de esta divertida fiesta.

El Halloween moderno se lo debemos a los antiguos celtas de las Islas Británicas. Un pueblo agrícola que dividía el año tan sólo en dos estaciones: verano e invierno. Al final del verano solían organizar un festival llamado Samhain que marcaba el Año Nuevo. Al iniciar el año solían ser recordadas aquellas personas que habían muerto el año anterior y se les dejaba comida a sus espíritus (un poco como ocurre en nuestro Día de Muertos), que, se decía, estaban presentes durante la noche de ese cambio de año. Esa noche también se apagaba todo el fuego que ardía para representar el fin de año. Luego era encendida una gran hoguera nueva por los oficiantes conocidos como druidas y cada poblador prendía una vela para llevar a su hogar el “fuego sagrado”, que los transportaban en tubérculos o en calabazas huecas, lo que dio origen a la costumbre de la linterna Jack-O o calabaza de Halloween.

Los celtas creían que la transición del viejo al nuevo año creaba una especie de paréntesis en el tiempo, de manera que los eventos que ocurrían durante esa noche mágica existían fuera del tiempo real. En este cruce de caminos entre el pasado y el presente, mágicas criaturas se mantenían particularmente activas para hacer toda clase de travesuras. Se creía que usar un disfraz las confundiría, por lo que esta costumbre se incorporó al ritual. Los romanos conquistaron las Islas Británicas y agregaron sus propias festividades. Eventualmente las tradiciones celtas y romanas se fusionaron. Cuando el cristianismo llegó a Bretaña e Irlanda, la Iglesia convirtió a los dioses paganos y a los espíritus de la naturaleza en demonios y brujas. La antigua costumbre de dejar vino y comida para las almas de los difuntos durante la noche de Samhain fue sustituida por los “pastelitos del alma”: golosinas que los niños regalaban de puerta en puerta a cambio de que quien los recibiera rezara por el alma de los muertos. En el siglo XX se convirtió en una festividad para divertir a los niños que piden dulces. Actualmente, el Halloween es celebrado por chicos y grandes como una divertida tradición que se transmite a las nuevas generaciones.

Y qué les parece si aprovechando la cantidad de calabaza que vamos a tener en este mes dedicamos nuestro menú a este delicioso y versátil ingrediente. Así podemos hacer todas las linternas Jack-O que queramos sin desperdiciar su exquisita pulpa.

 

Crema de calabaza

Las delicias de sam Crema de calabaza

 

Ingredientes:          

  • 300 gr de calabaza pelada y picada en cubos pequeños (para freírla mejor)
  • Mantequilla
  • 150 gr de cebolla picada
  • 150 gr de poro picado
  • 1 diente de ajo picado
  • 1 manzana picada
  • 1/2 cucharada de nuez moscada
  • 1/2 cucharada de curry
  • 1/2 cucharada de pimentón paprika
  • 1 litro de caldo de pollo
  • 100 ml de leche evaporada
  • Tocino picado (opcional)
  • Queso feta (opcional)
  • Semillas de calabaza

 

Modo de elaboración:

Fríe la calabaza en la mantequilla a fuego medio y de poco a poco para asegurarte de que quede toda la calabaza bien dorada por todos lados. Agrega la cebolla, el poro, el ajo y la manzana y deja freir a fuego bajo durante 10 minutos; después agrega la nuez moscada, el curry y el pimentón. Para empezar a cocer la calabaza, agrega el caldo de pollo y deja hervir unos 20 minutos. Deja enfriar un poco y licúa estos ingredientes. Regresa la mezcla ya licuada a la cacerola y agrega la leche evaporada.

 

Para decorar:

Sirve en un plato hondo y decóralo con trocitos de tocino crujiente, moronas de queso feta y semillas de calabaza.

 

Lasaña de berenjena y calabaza

Las delicias de sam calabaza y lasaña de berenjena

 

Ingredientes para la salsa:        

  • 1/2 cebolla
  • 3 cucharadas de aceite
  • 1 pizca de comino
  • 2 tazas de calabaza picada
  • 1 taza de puré de tomate
  • 1 cucharada de ralladura de naranaja
  • 1/2 taza de agua

                                                                                                          

Ingredientes para el relleno:

  • 1/4 de cebolla picada
  • 1 diente de ajo picado
  • 200 gr de champiñones picados
  • 200 gr de calabaza picada
  • 200 gr de queso manchego rallado
  • Sal
  • Pimienta
  • 3 berenjenas fileteadas

 

Modo de elaboración de la salsa:

Acitrona la cebolla en el aceite, agrega una pizca de comino y la calabaza picada y deja freír durante cinco minutos a fuego medio. Agrega el puré de tomate, el agua y la ralladura de naranja. Emulsiona esta mezcla, ya sea con un batidor manual o con la licuadora. Regresa la mezcla a la olla y salpimienta al gusto.

 

Modo de elaboración del relleno:

Fríe en un sartén la cebolla, el ajo, los champiñones y la calabaza hasta que estén suaves. Agrega el queso manchego hasta que esté derretido. En un sartén pon a asar las berenjenas, previamente sazonadas con sal y pimienta.

 

Montaje:

Sobre una pieza de berenjena asada monta un poco del relleno y cubre con la salsa de calabaza y jitomate, tapa con otra pieza de berenjena y repite el montaje del relleno y la salsa las veces que sean necesarias. Sirve decorando el plato con un poco de poro frito y una aceitunas negras.

 

Pie de calabaza

Las delicias de sam pie de calabaza

Ingredientes para una porción de masa:

  • 2 1/2 tazas de harina
  • 2 barras de mantequilla sin sal muy fría
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 8 cucharadas de agua fría
  • Azúcar glass

 

Ingredientes para el relleno:

  • 3/4 de taza de azúcar granulada
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 huevos
  • 1/2 cucharadita de jengibre molido
  • 1/4 cucharadita de clavitos molidos
  • 1 lata de puré de calabaza
  • 1 lata de leche evaporada

 

Modo de elaboración de la masa:

(se requieren dos, una para la base y otra para la cubierta)

Corta las barras de mantequilla en cubos de 1/2 pulgada y ponlos en el congelador durante una hora para que estén completamente fríos. Combina la harina, la sal y el azúcar en un procesador de alimentos. Agrega la mantequilla y mezcla hasta que parezca harina gruesa. Añade el agua helada, una cucharada a la vez, pulsando hasta que la mezcla empiece a agruparse. Retira la masa del procesador y amasa hasta que se una bien. Refrigera de dos a tres horas.

 

Modo de elaboración relleno:

Mezcla el azúcar, la canela, la sal, el jengibre y los clavos molidos en un bowl pequeño. Bate los huevos en un bowl grande y agrega la calabaza y la mezcla de azúcar y especias. Poco a poco incorpora la leche evaporada. Vierte la mezcla sobre la masa que se utilizó para cubrir el molde y rellenar el pie. Una vez relleno, usa la segunda masa para cubrir el relleno. Precalenta el horno a 250° C durante 15 minutos. Después reduce la temperatura a 150° C y hornea de 40 a 50 minutos. Deja enfriar unas dos horas antes de servir y decora con azúcar glass.

Bueno, pues sinceramente espero que estas recetas te sean de utilidad y deseo que tengas un Halloween muy divertido. Es un placer para mi poder acompañarte en tus viajes… Te invito a que me siguas en mis redes sociales y nos vemos en noviembre…

 


 

* Chef e influencer en el área culinaria. Ganadora del Best Chef Williams-Sonoma 2018.

                                             

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad