Una de las fechas clave de noviembre es el aniversario de la Revolución mexicana, que se celebra el día 20. Se trata de un acontecimiento decisivo en la historia de nuestro país, del que todos tenemos al menos una ligera idea: después de más de 30 años de un gobierno dictatorial del general Porfirio Díaz, diversos grupos, inconformes con la situación política y social, iniciaron un movimiento para terminar con el régimen, tanto por la vía institucional como por la vía armada. Entre los nombres más recordados del movimiento revolucionario están Francisco I. Madero, Emiliano Zapata, Pancho Villa, Pascual Orozco y Venustiano Carranza, y entre los acontecimientos clave que contribuyeron a sentar las bases de un México institucional está la promulgación de la Constitución del 5 de febrero de 1917. Todos sabemos, también, que para conmemorar este hito histórico ese día se realiza un desfile deportivo —más que militar— a lo largo de todo el país, que refleja la voluntad pacifista y conciliadora de nuestro pueblo, según se estableció en 1936 por decreto del Senado de la República.

Sin embargo, ésta es una idea un tanto superficial de un acontecimiento trascendental para todos los mexicanos. Por eso, este mes te queremos invitar a profundizar un poco más en él. Para comenzar, te invitamos a visitar el Museo Nacional de la Revolución, del que publicamos un reportaje en esta edición, y que se ubica precisamente en el emblemático Monumento a la Revolución Mexicana (en la colonia Tabacalera de la Ciudad de México). Localizado en el sótano del monumento, se trata de un espacio interactivo que te permitirá profundizar tu conocimiento acerca de este momento histórico a través de más de 3,300 objetos, entre documentos, fotografías, banderas e insignias, figuras de cera y material fílmico.

Otro espacio que no te puedes perder si quieres ahondar en este tema es el Museo Regional de la Revolución Mexicana, ubicado en la Casa de los Hermanos Serdán, en la ciudad de Puebla, justo en el lugar donde se inició el movimiento revolucionario. Este museo alberga salas temáticas relacionadas con los antecedentes históricos del movimiento revolucionario, el Porfiriato y el inicio de la Revolución mexicana, con fotografías, muebles, documentos y objetos de la época.

Si de libros se trata, no dejes de leer Los de abajo, de Mariano Azuela (novela basada en las experiencias que vivió su autor como médico militar, en la que narra las luchas de campesinos contra federales y la vida cotidiana durante la Revolución); México bárbaro, de John Kenneth Turner (artículos que retratan la vida de opresión que vivieron los mexicanos en el siglo XIX durante el régimen de Porfirio Díaz), y México insurgente, de John Reed (uno de los mejores testimonios escritos por extranjeros de la lucha revolucionaria del pueblo mexicano).

Finalmente, si prefieres ver una película, hay algunas opciones como ¡Vámonos con Pancho Villa! (1935), ¡Viva Zapata! (1952), Reed, México insurgente (1970), Gringo Viejo (1989) y la serie Revolución (2011).

En fin, opciones hay muchas para involucrarnos durante este mes en conocer esta etapa decisiva de nuestra historia y valorar de mejor manera nuestro presente.

 

Cordialmente,

 

Luis Arturo Pelayo

Director Editorial

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad