Yucatán es un estado rico en tradiciones, cultura, gastronomía y bellezas naturales, por no hablar de sus impresionantes zonas arqueológicas, sus emblemáticos cenotes y su riqueza artesanal. En esta ocasión nos lanzamos a dos pueblos ricos en todas estas manifestaciones culturales que pertenecen al programa Pueblos Mágicos: Izamal y Valladolid.

 

 

Izamal, la ciudad de las tres culturas

Este pueblo nos muestra el sincretismo en el que lograron convivir los mayas y los españoles, en su cocina, sus artesanías y sus edificaciones. La llamada Ciudad Amarilla de América muestra lado a lado la grandeza de la cultura maya con cinco vestigios arqueológicos en sus calles coloniales amarillas y blancas. Su nombre deriva de la palabra Itzamná o Zamná, que significa “rocío que cae del cielo” y que hace referencia al dios maya de la sabiduría, maestro de los antiguos pobladores de lo que fue el centro ceremonial más importante de toda la región maya y la ciudad más antigua de la península de Yucatán.

El primer pueblo mágico de México, fundado en 1549, se disfruta al recorrerlo a pie, sombrilla en mano, o en una colorida calesita. Perderse entre sus calles blanquiamarillas es una verdadera delicia. Aquí encontramos la huella de la evangelización en las tierras del Mayab y las aportaciones de los misioneros franciscanos para señalar Izamal, que en otros tiempos fuera centro ceremonial maya, como un lugar de peregrinaje católico, gracias al imponente Convento de San Antonio de Padua, edificado sobre la estructura maya Papol Chac, o Casa Llena de Relámpagos, que guarda el atrio cerrado más grande de América y el segundo más grande del mundo, después de la Basílica de San Pedro, en el Vaticano.

La edificación maya más imponente en Izamal es la pirámide Kinich Kakmó, que significa “Guacamaya de Fuego con Rostro Solar”, la más grande en superficie de la península de Yucatán y la tercera de México después de la pirámide del Sol en Teotihuacán y de la de Cholula en Puebla.

Cuando desciendas la pirámide, cansado y sudoroso, recupera fuerzas en el restaurante Kinich, el más emblemático y tradicional del destino, para probar el poc chuc más delicioso de toda la península. Acompáñalo con la tradicional sopa de lima y no dejes de probar sus deliciosos postres.

Una vez que te hayas recuperado un poco, visita los talleres artesanales y las capillas de los diferentes barrios. Hospédate en el precioso Hotel Kankabal, que combina el casco de una antigua hacienda con el arte vanguardista actual, y disfruta tu alberca privada, el prodigioso silencio, la deliciosa comida, el tour de elaboración de sisal (bebida de henequén) y el servicio personalizado.

 

Valladolid, capital del oriente maya

La ciudad maya de Zací, que significa “Gavilán Blanco”, ya era un centro de primer orden para la civilización maya, pues se encontraba en el cruce de los caminos blancos, en el diario andar de peregrinos y comerciantes que iban y venían a Chichén Itzá, Ek Balam, Cobá y Yaxunah.

Destina dos días a recorrer a pie la tierra de los itzaes. El calor no es tan intenso ni tan húmedo como el de Izamal, así que será mucho más sencillo hacerlo, aunque para trasladarte de un barrio a otro es conveniente tomar un taxi.

También conocida como la Sultana del Oriente, gracias a su belleza arquitectónica colonial, cuenta con edificaciones civiles y religiosas imponentes, entre las cuales destacan el Convento de San Bernardino de Siena y la Catedral de San Servacio, así como el Palacio Municipal, el Museo de San Roque y las Casa de la Cultura, la Casa de los Venados y la Casa Delio Moreno Cantú. Un poco más lejos, se encuentran los preciosos barrios La Candelaria, Santa Ana, San Juan, Santa Lucía, Sisal y Bacalar, todos con su plaza central y su iglesia, además de los frescos parques Francisco Cantón de Rosado y Los Héroes.

También es imprescindible visitar el cenote abierto Zací, en Santa Ana, abierto de lunes a domingo, de 9:00 a 18:00 horas. Te recomendamos que comas en el parador turístico del cenote, donde con tu consumo no tendrás que pagar la entrada, además de que la comida es deliciosa. Te recomendamos que pidas una charola de taquitos de chorizo de Valladolid.

Valladolid es la ciudad con más cenotes en la península de Yucatán. Los encontrarás de todo tipo: desde los de forma de cántaro, cuyo acceso es un hoyo en la superficie, hasta las cavernas que guardan en su seno los cuerpos de agua, los cenotes de paredes verticales y los cenotes abiertos. Contrata un touroperador que te lleve a los más recónditos, apartados y bonitos. Nosotros visitamos los cenotes de Xcanaltún, Agua Dulce y Palomitas, muy cercanos a la ciudad, donde pudimos nadar sólo nosotros durante todo el tiempo que quisimos.

Hospédate en el precioso Hotel Zentik, que te hará sentir en el Caribe con sus habitaciones tipo cabaña maya, o dentro de una obra de arte, en los cuartos decorados con obras plásticas de destacados artistas. Su caverna, que resguarda una alberca de agua tibia y salada, y su spa, con tratamientos de medicina maya tradicional, te ayudarán a relajarte y a sanar en cuerpo, mente y espíritu; mientras su alberca al aire libre y su restaurante bar con biblioteca te inducirán al confort de un hotel de lujo con precios accesibles. Ambas albercas están abiertas las 24 horas del día.

 

Dónde comer y dormir

 

Izamal

  • Kankabal: https://www.kankabal.mx/. Carretera Izamal-Tunkás, Km 21. Teléfonos: 52 (999) 131-3201 y 52 (55) 5554-3898. Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..
  • Restaurante Kinich: Calle 27, núm. 299 (entre 28 y 30), Izamal. Teléfono: 01(988) 954-0489.

 

Valladolid

  • Zentik Boutique Hotel Valladolid: http://zentikhotel.com. Calle 30, núm. 192C (entre 27 y 29), Valladolid. Teléfono: 52 (985) 104-8503. Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..
  • Parador Turístico del Cenote Zací: Calle 36 x 37 y 39 Centro, Valladolid. Teléfono: 01 (988) 856-0818 y 856-0721.
  • Touroperador: Ismael Arellano, especialista en observación de aves, cenotes y turismo comunitario. Teléfono: 01 (999) 280-5157. Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

 


* Editora y periodista de viajes, cultura y estilo de vida. Le apasiona saborear nuestro legado gastronómico, mítico e histórico.

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad