Para recibir la temporada de primavera-verano de este año, acompáñanos a descubrir las tendencias de la moda, cuyas categorías se han vuelto más flexibles y ofrecen una gran pluralidad de estilos para todos los gustos.

 

 

La moda contemporánea se desenvuelve en una época de incertidumbre en la que cada vez hay más tendencias, pero con menos estructura que le dé coherencia a su interacción. Esto se debe en buena medida a que el ejercicio que constituye el diseño más que crear se ha convertido en una especie de juego en el que se le dan nuevos nombres y significados a conceptos que ya existían. Bajo la mirada de los millennials, para quienes todo tiene que ser personalizado, resulta más sencillo elaborar sobre lo que dejaron las generaciones anteriores, que proponer algo nuevo que pueda ser considerado original. De este modo, cada vez aparecen más nombres nuevos que comparten el escenario de la alta costura con los diseñadores ya consagrados. Pero no todo es caos en esta lucha generacional, ya que al volverse más flexibles las categorías de la moda existe una gran pluralidad para elegir, como lo veremos en la nueva temporada.

 

Para ellas....

Dulce frescura

Los luminosos días de primavera contagian su optimismo a la moda que se viste de los delicados colores de las flores. Así aparecen sutiles tonos que se llevan de manera monocromática en atuendos que comprenden desde el power suit, por contradictorio que resulte, hasta complejos vestidos de coctel dignos de una diva naif. Tonos como el lavanda, el verde menta, el palo de rosa y el amarillo pastel, entre otros, marcan la pauta de esta dulce tendencia.

 

Colores de alto impacto

La inocencia de los colores pasteles no son la única opción, por lo que, paralelamente, aparece una paleta alternativa de colores de alto impacto visual empleados como bloques cromáticos que dividen en secciones las prendas, incluso llegando a marcar la silueta. Entre ellos podemos encontrar el rosa encendido, el naranja ladrillo, el turquesa brillante y el amarillo canario. Sus ensambles garantizan una auténtica provocación visual.

 

Chicas plásticas

Los diseñadores gustan de romper los límites experimentando con nuevos materiales. Y el plástico no es la excepción. Se han confeccionado grandes piezas con este material de la era atómica, aunque nunca prevalecieron. No obstante, esta temporada el plástico reaparece en las pasarelas en la forma de una capa exterior que permite ver las telas de las prendas por debajo. Esta superposición se presta para realizar juegos de texturas entre los dos componentes y lograr outfits de cierta apariencia urbana y futurista. Todo parece indicar que la moda ha decidido que Life in plastic is fantastic!

 

Formal denim

¿Qué sería de la estética contemporánea sin el posmodernismo? Sin él no podrían tener nuevos y absurdos significados las prendas de vestir que existían desde hace mucho tiempo. Es el caso de la ropa de mezclilla o demin que surgió en el siglo XIX como el textil de los atuendos de trabajo para campesinos y obreros. Luego, con la invención de los jeans, estos pantalones se volvieron un arquetipo de la moda como la única prenda realmente universal. Pues bien, como si no fuera suficiente, la mezclilla es reinventada de nuevo al ser tomada por la alta costura para convertirla en sofisticadas creaciones en manos de los más afamados diseñadores. Personalidades como Thierry Mugler, entre otros, vuelcan su talento sobre este rudo textil para obtener piezas de sastrería, sensuales corsettes y múltiples estilos tan atractivos como resistentes.

 

Atrevidas transparencias

El efecto de rayos X, es decir, de poder ver el cuerpo a través de la ropa, constituye una fantasía recurrente. Este juego “de lo que se ve y lo que no se ve” es muy usado por la lencería para seducir, pero eso no significa que se pueda llevar sobre las prendas de uso exterior. Por eso, otra de las tendencias en boga, más para el verano que para la primavera, son las transparencias. Vaporosas gasas, reveladores tules y cualquier material que muestre un poco más de piel será útil durante la temporada. Lo interesante de esta atrevida tendencia es lo que se lleve debajo de estos velos de color y, más aún, cómo se les lleve.

 

Para ellos....

Tono a tono

Esta primavera es una de esas raras ocasiones en que al atuendo masculino se le permite usar varios colores de manera simultánea, incluso en la vestimenta formal. Pero antes de salir con una combinación disparatada hay que aclarar que lo anterior aplica con ciertas reglas. La primera es que al portar más de tres colores éstos sean de la misma familia; por ejemplo, tres tonalidades neutras. Ahora es posible usar el color arena junto al verde militar y el gris granito. Ésta es una muestra de lo que hay esta temporada para los hombres pues, hoy por hoy, los miembros del sexo masculino necesitan atuendos que funcionen en distintos escenarios: desde el trabajo hasta el tiempo libre.

 

Siga la raya

La fusión de la ropa deportiva con el atuendo urbano no es ninguna novedad. Esto se debe a que los atuendos para practicar actividades deportivas son cómodos y aportan nuevos elementos estilísticos a la moda cotidiana. Pues bien, la raya al costado del pantalón, que empezó como una novedad en el atuendo femenino y que fue retomada de los pants, ya es parte de la moda masculina. El guardarropa de ningún hombre estará completo si no cuenta con un par de estas prendas. La clave para usarlos y no lucir como que el hombre se escapó del entrenamiento es combinarlos con piezas, como tejidos de punto y un par de zapatos adecuado.

 

Denim para adultos

Como ya mencionamos antes, la mezclilla o denim es el material estelar de la temporada que aparece con nuevas propuestas, muchas de ellas más sensatas de lo acostumbrado. Después de un largo periodo en el que los jeans se usaron tan estrechos que parecía que iban a cortar la circulación sanguínea de quienes lo llevaban puestos —lo cual además de incómodo sólo lucía bien en hombres esbeltos—, por fin esa moda ha dado un giro. Jeans con un corte de pierna ancho están a la vanguardia, aunque en realidad se trate de un revival.

 

Estilo tropical

El caso de las camisas con estampados tropicales —flores, hojas de palmera, aves del paraíso y motivos de ese tipo— es una cuestión compleja. Estas prendas solían ser símbolo del mal gusto, pero como en la moda lo que un día es feo al otro es maravilloso, ahora estas camisas llegan esta temporada como un must have. Dibujos más estilizados y colores menos estridentes las vuelven muy atractivas para el atuendo urbano del hombre, al que le aportan un toque de picante atrevimiento. No obstante, es necesario combinarlas con cuidado porque es un hecho que entre lucir trendy y verse ridículo existe una línea muy fina.

 

 

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad