Salvador Dalí

(11 de mayo de 1904)

 

Considerado uno de los máximos representantes del surrealismo, el pintor español Salvador Dalí sorprende por sus asociaciones de objetos, difíciles de encontrar en el mundo real. Nació en la provincia de Cataluña y perteneció a una familia de posición económica acomodada que lo rodeó de comodidades materiales y de una gran sobreprotección. Llamado Salvador en honor de un hermano fallecido nueve meses antes de su nacimiento, durante sus primeros años de vida el pintor cargó con las expectativas del hijo modelo añorado por sus padres y desarrolló un sentimiento de culpa por ser el vástago sobreviviente. Tras el fallecimiento de su madre, cuando contaba con 16 años de edad, la relación con su padre se deterioró, ya que Dalí nunca aprobó su nuevo matrimonio (con la hermana de la esposa finada).

Estudió en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en Madrid, donde no pasó inadvertido gracias a su carácter excéntrico (vestía gabardina, medias y polaina, además de que usaba una larga melena con patillas). Durante su estancia en Madrid hizo amigos que a la postre se convirtieron en figuras del arte español, como el poeta Federico García Lorca y el cineasta Luis Buñuel. Tras ser expulsado de la academia en 1926, acusado de encabezar una protesta de estudiantes, Dalí se trasladó a París, donde conoció a Pablo Picasso. En París se impregnó de las influencias de muchos estilos artísticos y alternó técnicas tradicionales con sistemas contemporáneos. Su método personal consistía en dar libre curso a sus fantasmas y obsesiones. El método paranoico-crítico lo ayudaba a acceder al inconsciente, liberando energías artísticas creadoras. En sus cuadros se aprecia una realidad dividida entre lo vivo y lo muerto, entre lo real y lo fantasmagórico. La obra de Dalí está relacionada con los mecanismos de defensa psicoanalíticos, específicamente con la paranoia, como una proyección de sus miedos atribuidos a alguien externo a sí mismo. En 1929 conoció a su musa y a la sazón esposa, Gala, una inmigrante rusa 11 años mayor que él. Gala tuvo una influencia decisiva en la vida del pintor (un hombre problemático, desorganizado e inseguro), ya que lo ayudaba a “aterrizar” en la realidad cuando la locura amenazaba con desbordarlo. Sin embargo, fue justamente la relación de Dalí con Gala lo que produjo la ruptura definitiva con su padre. Fue echado violentamente de casa y desheredado, en diciembre de 1929. A lo anterior se sumó en 1934 su expulsión del movimiento surrealista debido a sus ideas apolíticas. Para entonces ya había pintado algunas de sus obras más famosas: Los relojes blandos, La persistencia de la memoria y El gran masturbador. Posteriormente creó La tentación de san Antonio y Construcción blanda con judías hervidas. En 1960 Dalí sufrió un acceso de esquizofrenia paranoide, por lo cual permaneció en un hospital psiquiátrico durante tres meses. Tras la muerte de Gala, en 1982, su salud se deterioró severamente, comenzó a mostrar signos de la enfermedad de Parkinson y perdió el entusiasmo por vivir.

Salvador Dalí, uno de los grandes artistas de los últimos tiempos, falleció el 23 de enero de 1989, dejando tras de sí un legado perdurable.

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad