Michael Phelps

(30 de junio de 1985)

 

Michael Phelps no es sólo uno de los mejores deportistas de todos los tiempos, sino también el mejor nadador de la historia y el máximo ganador de medallas olímpicas. Nacido en Baltimore, Estados Unidos, en el seno de una familia de clase media muy deportista, es el hijo menor del matrimonio formado por Michael y Deborah Phelps. Tras ser diagnosticado con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), comenzó a nadar a los siete años para controlar su problema de salud. Tres años después obtuvo un récord nacional para nadadores de su edad y a los 11 años fue descubierto por Bob Bowman, entrenador del North Baltimore Aquatic Club. Bajo la tutela de su entrenador, Phelps logró clasificarse a los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, con apenas 15 años cumplidos, convirtiéndose en el nadador masculino más joven en llegar al equipo olímpico de natación de su país en 68 años. Aunque no consiguió ninguna medalla, logró un quinto lugar en los 200 metros mariposa, mostrando ya de lo que sería capaz en poco tiempo. Un año después, en el Mundial de Natación de Fukuoka, Japón, ganó su primer título mundial en los 200 metros mariposa, estableciendo, además, un record mundial (1 minuto con 54.58 segundos). De esta forma, Michael Phelps se convirtió en el plusmarquista más joven de la historia, con 15 años y nueve meses de edad, superando al australiano Ian Thorpe, quien lo había conseguido a los 16 años y 10 meses. En los siguientes tres años Phelps rompió récord tras récord y ganó numerosas medallas en los campeonatos mundiales y en las competencias en las que se presentó. En los Juegos Olímpicos de Atenas, en 2004, Phelps ganó seis medallas de oro y dos de bronce luego de competir en ocho pruebas distintas.

Este nadador de excepcional rendimiento estaba destinado a convertirse en una leyenda, destacando por la depuración de su técnica de patada (patada de delfín), la eficacia de su brazada y su gran resistencia física, fruto de un exigente y continuo entrenamiento orientado a rentabilizar al máximo sus reservas de oxígeno. Su consagración como la mayor figura en la historia mundial de la natación llegaría en 2008, en los Juegos Olímpicos de Pekín. Phelps obtuvo la medalla de oro en las ocho categorías en las que participó (200 metros libres, 200 metros combinado, 400 metros combinado, 100 metros mariposa, 200 metros mariposa, 4x100 metros combinado, 4x100 metros libres y 4x200 metros libres), en todas las cuales batió la plusmarca mundial, excepto en 100 metros mariposa. Con este logro, Phelps superó el récord mundial impuesto por su compatriota Mark Spitz, quien había ganado siete medallas de oro en los Juegos de Múnich de 1972. Michael Phelps llegó a Londres 2012 con las 16 medallas que había conseguido en Atenas y en Pekín, y aparentemente ya no le quedaba nada más por ganar. Pero tenía un último reto: convertirse en el deportista más laureado de la historia de los Juegos Olímpicos, título en poder de la gimnasta soviética Larisa Latynina, que había conseguido 18 medallas en tres ediciones de esa competencia. En Londres, Phelps ganó seis medallas más (cuatro de oro) y se convirtió en el deportista más ganador en la historia de los Juegos Olímpicos. Tras su participación en Londres Phelps se retiró de la natación. Sin embargo, dos años después anunció su regreso a las competiciones con miras a participar en sus últimos Juegos Olímpicos. En octubre de 2014 fue sancionado por la federación de su país con seis meses de suspensión por lo cual no pudo participar en los mundiales de 2015, debido a que fue detenido por conducir bajo los efectos del alcohol. El incidente no acabó con su propósito de participar en sus quintos Juegos Olímpicos, a los que se presentó para ganar seis medallas más y terminar su brillantísima carrera olímpica con un total de 28 medallas.

Los logros de Michael Phelps como deportista resultan admirables y lo colocan en el escalafón más alto del deporte mundial, pero también son admirables su extraordinaria fuerza de voluntad y su espíritu competitivo, que lo hacen único en una especialidad en la que difícilmente algún día surgirá alguien que pueda arrebatarle el título del mejor nadador de todos los tiempos.

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad