Cuando se trata de estilo, las francesas tienen algo que todas las demás queremos imitar. Y es que ellas no siguen las modas pasajeras sino que invierten en piezas clásicas que duran muchos años. ¿Quieres conocer sus secretos?

 

 

Cuando surgió Coco Chanel en el mundo de la moda, marcó un hito en el estilo francés. Chanel inspiró a las mujeres francesas a convertirse en íconos de la moda, al igual que ella, y ahora las francesas son un referente en cuanto a moda y estilo y son imitadas por las demás mujeres del mundo.

 

No siguen la moda, crean su propio estilo

Las francesas no siguen la moda del momento ya que es muy efímera. Compran las prendas que les gustan, las que favorecen su tipo de cuerpo y su estilo de vida, y, lo más importante, las que duran muchas temporadas. Por otro lado, crear su propio estilo es fundamental para ellas, pues les gusta elaborar un estilo insignia que las represente; ya sea vestir tonos neutros, usar siempre un foulard o mascada, acompañar su look con unos tacones tipo pump, vestir un buen blazer, etcétera. Ellas saben que seguir un mismo estilo estético hace mucho más sencillo vestirse en las mañanas e ir de compras.

 

Prefieren los tonos neutros

Lo más común para las francesas es un guardarropa con tonos neutros, como gris, negro, blanco, beige, azul marino y café. Lo anterior propicia que las prendas sean más fáciles de combinar entre sí, además de que producen el efecto de un look mucho más clásico. Pero no por eso su forma de vestir es seria o aburrida, ya que dejan el toque de color para los accesorios, como un bolso rojo, una mascada estampada, unos zapatos amarillos o una chamarra insignia.

 

Basan su estilo en una buena camisa

Las francesas suelen contar con una o varias buenas camisas en su armario, ya sean blancas, azules claros o a rayas. Esta prenda es esencial para complementar distintos looks y es sumamente clásica. Suelen combinarlas con unos skinny jeans y unos flats para un estilo cómodo de fin de semana, o con una falda recta y unos tacones tipo pump para ir a trabajar. Invertir en una camisa de buena calidad es esencial para las francesas ya que aquélla hace la diferencia en el momento de combinar diferentes prendas.

 

Buscan prendas de buen corte

Asimismo, suelen usar prendas que tengan el corte ideal para su cuerpo, sin importar la moda. Ésta es la regla más importante para ellas, pues prefieren usar la ropa que favorece su tipo de cuerpo, su estatura y su complexión en lugar de una que esté súper a la moda. ¿Y qué pasa si no encuentran una prenda que cumpla con estos requisitos? ¡Fácil! Buscan un buen sastre o una costurera que las ayuden con los arreglos necesarios para que las prendas les queden a la perfección.

 

Una buena gabardina es fundamental

Para las francesas, una buena gabardina es su vestimenta preferida del armario, de preferencia en tono beige o caqui. Ésta es una prenda súper versátil y favorecedora ya que se puede usar con jeans para días casuales y sobre vestidos para eventos más formales, y obviamente con todo cuando llueve. A los íconos de la moda francesa, como Brigitte Bardot, Inès de la Fressange y Catherine Deneuve, solía y suele vérseles portando esta prenda.

 

Cuidan su piel

Las mujeres francesas suelen cuidar su cutis desde temprana edad. Llevar una buena rutina de belleza es básico para ellas y la llevan a cabo rigurosamente todos los días. Para ellas es más importante usar una buena crema humectante y protector solar, que el maquillaje. Y por eso en Francia uno puede encontrar los mejores productos de belleza en cualquier sitio, desde las grandes tiendas departamentales hasta las farmacias y los supermercados.

 

Creen en la belleza natural

Suelen preocuparse mucho por su aspecto físico, pero nunca se verán “sobrearregladas”. Para ellas lo principal es lucir de manera natural. Sus peinados parecen realizados sin esfuerzo. Y equilibran su look de la siguiente manera: si sus prendas son muy elegantes, suelen maquillarse y peinarse de una manera natural, pero si las prendas son más casuales, el maquillaje y el peinado sí aparecen más cargados. Su rutina de maquillaje diaria suele incluir base de maquillaje ligera, máscara de pestañas, delineador, cejas bien formadas y un lipstick de tono neutro o rojo para ocasiones especiales.

 

Invierten en lugar de comprar

Las mujeres francesas suelen hacer compras como una inversión en lugar de comprar sólo lo que está a la moda, que tiende a ser pasajera. Hay mujeres que con sus ahorros compran piezas icónicas, como una Kelly Bag de Hermès, un saco tweed de Chanel, una camisa blanca de Carolina Herrera o una mascada Gucci. Pueden ser accesorios o prendas de precios altos pero, dado que las usarán muchos años, constituyen una buena compra.

 

Tienen un vestido negro en el armario

Sin lugar a dudas, el vestido negro es la prenda más versátil que poseen las mujeres francesas. Este vestido funciona tanto para eventos elegantes como para los actos casuales y se puede modificar con mucha facilidad. Los vestidos negros son de los más favorecedores, pues los hay en una gran variedad de cortes y telas y con sólo añadir una mascada, un collar, un blazer o un suéter, se pueden transformar al instante.

 

No usan logos

Aunque a las francesas les gustan las buenas marcas de moda, como Chanel, Louis Vuitton, Louboutin, Hermès, etcétera, nunca las veremos usar prendas con logotipos. Por ejemplo, en lugar de usar t-shirts con logos y letreros impresos, prefieren las lisas y más clásicas. Además, tienden a combinar prendas de marcas de lujo con prendas de marcas de fast fashion, como Zara, H&M, Bershka, C&A, Forever 21, Topshop, Benetton, con lo cual logran combinaciones únicas y originales.

 

Se aceptan como son

Las mujeres francesas saben que la belleza interna y la belleza externa están conectadas y que la seguridad en sí mismas es su mejor carta de presentación. Aceptan sus defectos y ponen énfasis en sus cualidades únicas. Les gusta resaltar unas piernas largas, un cuello estilizado, una cintura pequeña, unos brazos hermosos, etcétera. Y, lo más importante, se visten para sentirse bien con ellas mismas y no para presumir con nadie. Abrazan su sexualidad y su edad, y no pretenden verse más jóvenes de lo que son. Están cómodas con quienes son y se cuidan para estar bien por dentro y por fuera.

 

Piezas básicas en el armario de una francesa

 

-       Una gabardina

-       Un blazer

-       Unos jeans

-       Un suéter

-       Un tank top

-       Un vestido negro

-       Una chamarra tipo motociclista o de mezclilla

-       Unos buenos lentes de sol

-       Unos flats

-       Unos tacones tipo pump

-       Unas mascadas o foulards

 

Nunca verás a una francesa…

 

-       Usar como ropa los leggings de ejercicio. Éstos sólo los usan para hacer ejercicio.

-       Usar tenis de deporte en la vida diaria. De igual manera, sólo los usan para hacer ejercicio.

-       Ser esclava de las tendencias de la moda. Siguen sus propias tendencias.

-       Vistiendo prendas súper coloridas o llenas de estampados. En general, prefieren los colores sobrios y neutros.

-       Usar ropa interior de algodón, puesto que prefieren y usan ropa interior de encaje.

-       Usar tonos de tintes de cabello que no sean naturales.

 


 

* Comunicóloga por la Universidad Iberoamericana. Divide su tiempo entre su pasión de escribir, su familia y su blog: www.tudosisdiaria.com.  

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad