Durante octubre en todo el mundo se realiza la campaña de sensibilización en torno del cáncer de mama, poniendo énfasis en la necesidad de prevenir, detectar y tratar este mal. Acompañemos a millones de mujeres que se encuentran en la lucha más importante de su vida: combatir este tipo de cáncer.

 

 

 

El cáncer de mama se ha convertido en una de las principales causa de muerte de mujeres adultas en el mundo. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, cada año se detectan 1.38 millones de casos nuevos de esta enfermedad, de los cuales 458,000 terminan en decesos. En el caso de México, cada año se manifiestan 23,000 nuevos casos, que constituyen la segunda causa de muerte de mujeres, con 6,000 fallecimientos anuales. Según datos estadísticos de la Secretaría de Salud, 45 por ciento de los casos se presenta en mujeres de 50 a 59 años de edad y los estados de la República mexicana con mayor prevalencia son: Sonora con 28.6 por ciento, Nuevo León con 26 por ciento, Coahuila con 25.7 por ciento, Chihuahua con 24.8 por ciento y la Ciudad de México con 24.7 por ciento.

Puesto que no hay suficientes datos contundentes acerca de las causas del cáncer de mama, la detección temprana sigue siendo la principal línea de batalla contra la enfermedad. Aun así hay estudios que demuestran que llevar un estilo de vida sano puede ayudar a prevenir ese mal.

Si el cáncer de mama es detectado en etapas tempranas, las posibilidades de curación total son muy elevadas. Las principales estrategias para la detección oportuna son la autoexploración mamaria, que debe realizarse de manera mensual, y los estudios clínicos, como el ultrasonido y la mastografía.

 

Prevención y detección

Las investigaciones realizadas por diversos organismos médicos han llegado a la conclusión de que los principales factores de riesgo para presentar la enfermedad son los siguientes:

  • Tener antecedentes de cáncer de mama en la familia.
  • Ser mayor de 40 años.
  • Tener la primera menstruación antes de los 12 años.
  • Haber tomado anticonceptivos orales durante más de cinco años.
  • Haber tenido el primer hijo después de los 30 años o no haber tenido hijos.
  • Tener la última menstruación después de los 52 años.
  • Usar terapia hormonal durante la menopausia.
  • Tener exceso de peso u obesidad.
  • Fumar.
  • Consumir más de 15 gramos de alcohol al día.
  • Llevar una vida sedentaria.
  • Seguir una dieta rica en carbohidratos, grasas animales o trans y baja en fibra.

Realizar algunos cambios en el estilo de vida puede ayudar a prevenir este y otros tipos de cáncer, pero dado que aun con un estilo de vida adecuado no se puede prevenir al 100 por ciento la enfermedad, la detección oportuna es la primera línea de batalla. Hacer un autoexamen mamario, una vez al mes, después de que terminó el periodo menstrual, constituye una acción fundamental. A partir de los 25 años se recomienda llevar a cabo este examen para revisar que no haya cambios en las mamas o para detectar cualquier bolita anormal.

Durante la autoexploración es importante estar al pendiente de cambios en la textura de la areola o el pezón, de cualquier engrosamiento en la piel de las mamas o las masas bajo ellas, de hoyos o secreciones en el pezón, de piel escamosa o hinchada y, por supuesto, de alguna bolita. En caso de descubrir algunas de estas irregularidades, es importantísimo acudir con el médico para que haga una revisión exhaustiva.

También se recomienda un examen realizado por el ginecólogo cada seis meses, y, en mujeres mayores de los 40 años, la mastografía y el ultrasonido, una vez la año. La mastografía es un estudio radiológico que tiene la capacidad de detectar principios de tumores cancerígenos, aun cuando no se puedan palpar fácilmente. En éste, se detectan cambios o anormalidades en los tejidos del seno. Este tipo de estudio disminuye el riesgo de muerte por cáncer de mama 35 por ciento.

 

El mes más rosa del año

Durante octubre en todo el mundo se realiza la campaña de sensibilización en torno del cáncer de mama, con el fin de propiciar la detección temprana de la enfermedad y buscar mejores tratamientos y cuidados paliativos más adecuados. En este mes todo se adorna con el listón rosa, el símbolo internacional de la campaña, y muchas compañías y organizaciones unen esfuerzos para ayudar a combatir esta enfermedad y apoyar a las mujeres que la padecen.

El primer listón rosa fue utilizado en 1991, en reconocimiento a las sobrevivientes de esta enfermedad, por iniciativa de la Fundación Susan G. Komen. Un listón rosa fue obsequiado a cada uno de los participantes de una carrera realizada en Nueva York.

Desde ese año, en octubre se realizan diferentes actividades para recaudar fondos: carreras deportivas, espectáculos, iluminación rosa de edificios emblemáticos, así como congresos médicos para analizar los avances en cuanto a tratamientos. Además se ponen a la venta diversos productos conmemorativos con el objetivo de allegarse recursos para la causa.

 

Pon tu granito de arena

La compañía Estée Lauder instituyó una campaña mundial contra el cáncer de mama que busca concientizar a las personas sobre esta terrible enfermedad. Cuenta con actividades en 70 países en los cuales recauda millones de dólares cada año para apoyar servicios médicos, educación e investigación para combatir la enfermedad. Además de las actividades que se realizan, comercializa productos conmemorativos cuyo dinero recaudado se destina a la causa. A continuación se enlistan algunos de los productos que podrás adquirir este año:

  • Dúo de lápices para labios Pinks with Purpose Lip Color Duo de Bobbi Brown: 950 pesos.
  • Crema hidratante diaria Dramatically Different Moisturizing Lotion de Clinique: 585 pesos.
  • Suero reparador de cutis Advanced Night Repair Synchronized Recovery Complex II, edición limitada, con llavero de listón rosa: 2,250 pesos.
  • Colección de maquillaje Powerful Pink Color Collection: 1,400 pesos.
  • Agua micelar de limpieza Cleansing Micellar Water de La Mer: 1,150 pesos.
  • Crema para manos antienvejecimiento Plantscriptions y rollerball para eliminar la tensión Anti-Aging Hand Cream y Peace of Mind On the Spot Relief de Origins: 400 pesos.
  • Crema para manos Hand Relief TM Moisturizing Creme de Aveda: 590 pesos.

 

Apoya

Las siguientes son algunas fundaciones mexicanas a las cuales podrás apoyar ya sea en especie, con donativos económicos o como voluntario:

 


 

* Comunicóloga por la Universidad Iberoamericana. Divide su tiempo entre su pasión de escribir, su familia y su blog: www.tudosisdiaria.com.

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad