Todos esperamos con entusiasmo las vacaciones, pero nadie como los niños. Para ellos la época veraniega solamente puede significar una cosa: una visita a la playa. En esta ocasión te presentamos sugerencias para que el atuendo de tus hijos, en su próxima visita al mar, no sólo sea práctico y cómodo, sino también lucidor.

 

 

Si un viaje a la playa es una aventura para cualquier adulto, para los pequeños es una experiencia de gran gozo a la que acudirán correctamente equipados, ya que sus padres se ocuparán de empacar todo lo necesario. Desde el elemental traje de baño, pasando por las prendas de protección solar, hasta la ropita para usar cuando no estén en la alberca o jugueteando con la arena, todo lo que lleve la maleta de tus pequeños debe tener un propósito. Para saber que debes empacar tienes que tomar en cuenta cuatro características de los atuendos de verano infantiles: deben de ser frescos, coloridos, divertidos y, por encima de todo, muy cómodos. Para los niños nada es tan importante como la libertad de movimiento para jugar, bucear bajo el mar, construir castillos de arena o zambullirse en la alberca.

 

Tendencias para niñas y niños

Para los pequeños también existen tendencias de moda, las cuales suelen ser una adaptación de las tendencias de los adultos, pero con un elemento lúdico que puede hacerlas mucho más espontáneas. Como padres siempre queremos lo mejor para nuestros niños; por eso es importante que tengamos en cuenta su forma de vestir y su estilo.

 

Tropical mood

Los colores llamativos, los estampados florales o el estilo del surf son algunos de los componentes del estilo infantil para llevar bajo el sol del verano. Vestidos playeros, sandalias coloridas, gorras, trajes de baño y hasta gafas para el sol son elementos indispensables para pasar el día en la playa y la piscina, tanto para niños como para niñas. Para ambos géneros también existen las playeras de protección UV que se llevan sobre el traje, las cuales aparecen en múltiples estampados, alguno de los que seguramente combinará con el resto de las prendas de tu hijo y te darán la tranquilidad de que tu pequeño estará protegido de las radiaciones solares.

 

Pequeñas damas

Ésta es la ocasión ideal para que las niñas luzcan encantadores vestidos de verano en distintos largos con múltiples motivos estampados. Rayas, flores y alegres colores tie dye son algunas de las opciones que existen, siempre y cuando las prendas no tengan mangas y dejen los brazos al descubierto. Los modelos vaporosos son muy útiles incluso para llevarse sobre el traje de baño; se pueden combinar con zapatillas casuales o con sandalias. Llevados con un coqueto peinado hará lucir a tus niñas adorablemente femeninas.

 

Intrépidos marineros

El traje de “marinerito” es un clásico infantil que ha sabido evolucionar para convertirse en algo más moderno. Los conjuntos veraniegos para los niños poseen elementos constantes como rayas en azul, en blanco, en rojo, en naranja o en amarillo que hacen alusión a los trajes de los navegantes actuales. Ligeros polos y camisitas, con un short blanco, pueden hacer lucir genialmente al pequeño de mamá con un par de sandalias o tenis, también de colores claros.

 

Para todos los jeans

Como un uniforme universal, la mezclilla también está presente en el guardarropa de los niños, sin mencionar que constituye una de las principales tendencias de la temporada. Para llevarla a la playa lo apropiado es optar por los modelos confeccionados con mezclilla delgada, para que ésta no retenga el calor. Lo que también está de moda para los pequeños son los rough endings, o acabados toscos, con partes de las prendas deshilachadas y con agujeros. Esto es ideal para combinar con los estampados de flores exóticas, lo que derivará en un look surfer para ellos y en uno más bohemio para ellas.

Claro que para que los papás que piensen que esto es muy atrevido existen otras opciones: por ejemplo, para las niñas, los modelos de faldas, shorts, vestidos y pantalones pescadores, adornados con ribetes florales.

Finalmente, no podemos dejar de invitarte a que dejes que tus hijos experimenten con su atuendo, en especial en vacaciones, que es cuando se permite todo. Es muy importante que los niños empiecen a desarrollar su estilo y su identidad en el vestir. Y si bien es cierto que los papás son los modelos a seguir, al permitir que tus hijos elijan su ropa los ayudas a que fortalezcan su confianza en sí mismos y su capacidad de expresarse con el atuendo. Haz la prueba. Te sorprenderás de la sensibilidad estética que poseen los niños y que, sin querer, puedes estar reprimiendo.

 

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad