Disfruta una escapada colonial a la ciudad de Mérida, Yucatán, que te deslumbrará con un mosaico de las culturas maya y española, enriquecidas con lo mejor del antiguo y el nuevo mundo.

 

 

Mérida es una ciudad construida por españoles, ya que las pirámides y los edificios mayas fueron encontrados en abandono en tiempos de la conquista, por lo cual se construyeron las nuevas obras europeas con las mismas piedras de las construcciones derruidas. Algunos ejemplos de esta arquitectura son el ex Convento de San Francisco, el mercado municipal Lucas de Gálvez y el mercado San Benito (antiguo cuartel del siglo XVII).

La ciudad tenía cinco pirámides, las cuales fueron derribadas poco a poco para erigir la nueva metrópoli y establecer uno de los puntos comerciales más importantes de su tiempo.

 

¿Por qué se le dice “ciudad blanca”?

Según investigaciones del historiador Michel Antochiw Kolpa, el sobrenombre no se deriva del encalado de muros y fachadas de los edificios, ni tampoco de su singular limpieza, sino de un hecho que se remonta a la fundación de la ciudad, en 1542. Montejo padre, hijo y sobrino, conquistadores de Yucatán y fundadores de Mérida, así como sus contemporáneos, a lo largo del primer siglo que siguió a la conquista, ante la rebeldía de los mayas, cuyas construcciones no pudieron derribar por completo, quisieron hacer una ciudad “blanca”, esto es, para los blancos. Ésa fue su intención original (de ahí las puertas de acceso a la ciudad, más allá de las cuales se hallaban los barrios de indios, que más tarde serían desbordados por el crecimiento de la población). No obstante, fue más fuerte la necesidad de los conquistadores de tener cerca la mano de obra que requería la creciente mancha urbana, que su deseo de permanecer étnicamente puros, aislados y protegidos en el espacio urbano creado sobre las ruinas de la vieja ciudad maya.

Hoy en día Mérida quedó enriquecida por los acabados coloniales de sus edificios, por sus calles rectas y bien trazadas, así como por sus plazas y sus parques con abundante vegetación. Y es un punto de referencia para quien desea disfrutar un destino colonial con un mosaico cultural del mundo maya y de la conquista española reflejado en sus costumbres, su gastronomía, sus vaquerías, sus modismos y sus tradiciones.

La ciudad blanca es uno de los destinos turísticos de México más visitados por turistas nacionales e internacionales, pues posee muchos atractivos únicos, entre los cuales destacan una de las nuevas maravillas del mundo moderno —Chichén Itzá, localizada a una hora y media de Mérida—, una cocina tradicional exquisita y un acervo del mundo maya que se puede disfrutar en cada sitio que se visite.

 

Sabores

La gastronomía yucateca constituye una herencia maya, aunque sólo conserve algunas preparaciones de nuestros antepasados. Asimismo, hay recetas tradicionales que surgieron gracias a la conquista, como el queso relleno, los panuchos y los salbutes, los codzitos, los papadzules, el poc-chuc, la sopa de lima, el relleno negro, el brazo de reina y hasta la afamada cochinita pibil hecha en horno de tierra. La fusión de ingredientes de ambas culturas produjo un importante legado gastronómico. Un dato curioso: algunos productos, como el queso bola (queso holandés), eran importados más fácilmente de Europa que de la capital mexicana.

 

Actividades

La hermosa ciudad de Mérida ofrece muchos atractivos al visitante, como ir al museo maya, tomar un sorbete con dulces en el Paseo Montejo, ir los domingos por la mañana a la bicirruta en el centro, o bien disfrutar las serenatas y las vaquerías por las noches en el parque de Santa Lucía o frente al palacio municipal, donde también se escenifica una representación del juego de pelota maya. Cada día de la semana hay una actividad diferente en el centro, donde las remembranzas musicales y los bailes con la orquesta jaranera también son parte del programa cultural abierto al público. Cabe mencionar que todos los domingos por las noches se cierran varias calles para acoger un festival de comida y de artesanías, con música en vivo.

 

Otros atractivos

El visitante puede contratar un tour a los cenotes de Cuzamá, realizar una excursión en truck (un carrito para cuatro personas jalado por caballos) o bien llegar en automóvil y recorrer el circuito de los cenotes, donde, por un precio muy accesible, puede nadar y disfrutar las cuevas de agua cristalina.

Visitar las zonas arqueológicas también es una de las opciones que el turista no se debe perder: Chichén Itzá, localizado a 130 kilómetros de Mérida, una de las nuevas maravillas del mundo moderno, donde por las noches se presenta el show “Noches de Kukulkán”, de martes a sábados; Dzibilchaltún, zona, museo y cenote; Uxmal, a 80 kilómetros al sureste de la ciudad blanca, y Ek Balám, a 190 kilómetros al oriente de la capital meridense. Todas abren de 8:00 a 17:00 horas y los domingos la entrada es libre para los mexicanos, con excepción de los espectáculos de luz y sonido.

Tampoco puede perderse la temporada de flamingos, de noviembre a mayo, en la ría de Celestún y en el río Lagartos, los mejores lugares para disfrutar estas hermosas aves rosadas. La ría de Celestún, a 95 kilómetros de Mérida, ofrece recorridos en lancha para contemplar a los flamingos y pasear por el túnel de un manglar y por un ojo de agua. Por su parte, el río Lagartos es un destino ecológico de la Reserva de la Biosfera de Ría Lagartos, a 165 kilómetros al oriente de Puerto de Progreso y a tres horas de recorrido de Mérida, donde se puede practicar avistamiento de flamingos, tours nocturnos, pesca deportiva, baño de barro y de arcilla blanca, y nado en la playa.

Por si fuera poco, Mérida posee dos pueblos mágicos muy coloridos: Izamal y Valladolid, a los que hay que dedicar por lo menos un par de días a cada uno para disfrutar sus grandes atractivos turísticos.

La ciudad blanca es, sin duda, uno de los destinos representativos de la cultura maya.

 


 

* Editora en TourismoGourmet.com, medio digital especializado en turismo gastronómico y estilo de vida.

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad