Aunque todavía no esté construido, el proyecto del Tren Maya no ha hecho más que dar que hablar en México desde que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador lo presentara al mundo.

 

Esta ruta de tren turístico, que pretende recorrer las zonas con mayor capacidad de explotación del sureste del país, contará con múltiples estaciones en las que los viajeros podrán detenerse a observar las maravillas peninsulares. Un megaproyecto de infraestructura que pretende beneficiar a todos los implicados, a pesar de que haya encontrado muchos detractores desde que se inició su construcción en diciembre del 2018.
Los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo son las zonas implicadas y en las que los expertos ya han advertido que habrá un grave impacto ecológico. Sobre todo las selvas y la fauna serán las más afectadas de la llegada de un turismo masivo, ya que estamos hablando de que se podrían producir alteraciones en los ecosistemas de Reservas de la Biósfera como Calakmul, el segundo conjunto de bosques tropicales más grande de América, o como Sian Ka’an, el área natural más grande que cuenta con protección en el Caribe mexicano. Todo ello estaría en juego, aunque son los responsables de la idea los que han dado una respuesta contundente a todo ello.


El impacto ambiental sería menor puesto que para el 90% del trayecto se utilizarían rutas y líneas de ferrocarril que ya existen. Además, el Gobierno parece haber previsto las consecuencias que tendrá el Tren Maya y en el proyecto ha incluido planes de compensación, tanto para las zonas naturales que se verían afectadas como para los habitantes que verían ocupados sus terrenos. La idea no termina de contentar a todos, sobre todo porque una parte de la población ve en el Ejecutivo la única intención de atraer a inversores extranjeros de los que extraer beneficios económicos.
Lo cierto es que el planteamiento ha convencido a países como Estados Unidos o Reino Unido. En el país vecino el Tren Maya ya ha recibido un galardón en los Premios Oracle Proyecto del Año, a pesar de que el comienzo de los viajes está planeado para 2023. En las islas británicas convence la idea crear este proyecto como eje vertebrador para que más turistas elijan México como destino vacacional. Desde el archipiélago anglosajón se llevan impulsando muchos proyectos en torno a la idea de mejorar el nivel de inglés en territorio azteca, debido al bajón que se ha producido en los últimos años en territorio nacional y en América Latina. Por lo tanto, esta opción no se podía dejar pasar.
Otras potencias como China, Francia o España también estarían dispuestas a ofrecer servicios, sobre todo en cuanto a la construcción. Las joyas turísticas por las que pasará el Tren Maya no pasan desapercibidas para nadie. A priori una gran oportunidad de futuro.


Los mejores destinos

1
Un total de 15 estaciones y destinos para todos los gustos esconde este Tren Maya, que recorre lugares icónicos de México. Uno de los más reconocibles quizá sea Cancún. Los turistas que vayan en busca de playas paradisíacas las encontrará sin lugar a duda, junto a una gran oferta de restaurantes, vida nocturna, deportes acuáticos y todo un set de entretenimiento al completo. Por algo es el principal destino turístico del Caribe y de toda América Latina, y uno de los más codiciados a nivel mundial. Además, todo ello lo complementa con cultura, en el Museo Maya con el que cuenta la localidad.


2

Nos desplazamos en el mapa hasta la península de Yucatán y el primer lugar en el que puedes pensar es en la ciudad prehispánica de Chichén Itzá. Esta zona arqueológica del municipio de Tinum constituye una antigua ciudad y centro ceremonial que fue ocupado por distintas civilizaciones, aunque fue con los mayas con los que tomó más importancia. Declarado Patrimonio de la Humanidad, tiene edificaciones que vale la pena ver como el Templo de Kukulcán, una de las nuevas siete maravillas del mundo moderno. Entender cómo vivían nuestros antepasados es comprender nuestras raíces.

 

3

Más al sur nos desplazamos hasta Candelaria, en el estado de Campeche, y que comprende uno de los mercados más importantes del mundo maya, según los escritos del siglo XVI. La zona arqueológica El Tigre está formada por diferentes estructuras donde destacan varias plazas y altares en formas piramidales. Al encontrarse a la orilla del río Candelaria el lugar toma aún más belleza si cabe, ya que su valor histórico es indudable. Del puerto se dice que atrajo a la figura de Hernán Cortés cuando se desplazaba hacia Honduras y que fue allí donde el conquistador acabó con la vida de Cuauhtémoc, último guerrero tlatoani de México. Aunque si no te convence, en los alrededores encontrarás múltiples formas de pasar unas buenas vacaciones.

4

En Tabasco tenemos otra parada obligada en el mapa en Balancán. La reserva ecológica de las Cascadas de Reforma se encuentra en otra zona arqueológica, de la Moral Reforma, y es una zona protegida por su alto valor ecológico. En ella sobreviven especies únicas como el mono aullador negro o el cautí, junto a un grupo de vegetación de selva mediana. Los torrentes del balneario son impresionantes, provenientes de las aguas del río San Pedro Martir, uno de los más limpios de México.

 

5

Y en Chiapas también nos vamos a tener que detener en el transcurso del Tren Maya para acudir a Palenque, otra ciudad de origen maya y que va a comprender un poco de todo lo anterior que hemos visto. Cascadas como las de Misol-Ha y las de Agua Azul, se funden con un enclave arquitectónico y escultórico ideal para pasar un día al completo. La cercanía con el río Usumacinta lo convierten en uno de los lugares más impresionantes del territorio.

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad