La inteligencia artificial ya no es una cosa del futuro. En la actualidad, todos los días interactuamos con ella y se espera que tome cada vez más relevancia en nuestras vidas. Si no estás familiarizado con el tema, aquí te lo explicamos.

 

 

Cuando se hablaba de inteligencia artificial solía pensarse en un mundo con robots de formas humanoides (como en la serie Los Supersónicos) que servían a la raza humana, con autos que volaban y artículos que funcionaban por sí solos. Hoy, el concepto de inteligencia artificial y de robots ha cambiado muchísimo porque no es como lo imaginábamos, pero aun así ha tomado caminos sorprendentes.

Todos los días estamos en contacto con la inteligencia artificial, con artículos de la vida diaria como un smartphone, una televisión o un cajero automático. Son una parte tan básica de nuestras vidas que ya han dejado de sorprendernos. Pero lo que sí debe sorprendernos es que interactuar con máquinas inteligentes será la norma en el futuro, pues cada vez habrá una mayor presencia de robots a nuestro alrededor.

Expertos en tecnología han realizado predicciones acerca de lo que podremos ver en unos años, pero lo que nadie sabe a ciencia cierta es hasta dónde llegará esta tecnología y si ésta podrá controlar a la raza humana.

Para quienes les cuesta un poco de trabajo entender la inteligencia artificial, Siri, Google Now, Spotify, Waze y Cortana son sólo unos ejemplos de cómo funciona. Esta tecnología evoluciona de acuerdo con los gustos y las necesidades particulares del individuo. También puedes encontrarla en artículos como aspiradoras, autos, videojuegos, software de e-commerce, en el campo médico y de la investigación, en los mercados financieros, etcétera. Sin lugar a dudas la inteligencia artificial nos ha hecho la vida más sencilla y muchos creen que lo mejor está por llegar.

 

Los robots industriales

Si algo ya sabíamos es que en años recientes los robots han revolucionado el mundo industrial y de la manufactura. Pero ahora se ha dado un paso más hacia adelante y cada vez están más presentes en nuestra vida cotidiana y en nuestros hogares. Primero, los robots empezaron a utilizarse en el sector automotriz, electrónico y manufacturo. En las plantas armadoras de autos las máquinas robotizadas se encargaban de armar piezas e incluso de ensamblar autos completos. Ahora han avanzado más, puesto que los autos cuentan con una mejor tecnología robotizada pues, por ejemplo, tienen la capacidad de frenar solos, avisarnos si hay un auto cercano o, incluso, si una persona está cruzando por la parte trasera. Y esto no es todo, ya que autos como el Tesla cuentan con una gran autonomía, al grado de que puede estacionarse sin ayuda humana, centrarse y cambiarse de carril, y manejar en automático.

Los robots también están presentes en la producción de alimentos y en los sectores de la salud, la distribución y las compras. Otro ejemplo de su incursión exitosa son las tiendas de autoservicio de Amazon Go, en las cuales las personas pueden comprar sin tener que pagar en efectivo ni interactuar con ninguna caja de pago: sólo se toman los productos que se desean y, al salir, el sistema envía la cuenta a la tarjeta de crédito del comprador, previamente registrada. Esta tecnología tiene la capacidad de reconocer al consumidor, identificar lo que se llevó y después cobrarle. Increíble, ¿verdad?

 

Los robots llegan a nuestros hogares

Dispositivos como Alexa y Google Home han cambiado la manera en que interactuamos con la tecnología en nuestros hogares. Estos dispositivos de inteligencia artificial ayudan al usuario a establecer alarmas y recordatorios. Pueden ayudar a dormir a la gente poniéndole sonidos relajantes, reproducir música, encender las luces, abrir y cerrar puertas y cortinas, y responder todas las preguntas a través de buscadores como Google. Dispositivos como éstos se están convirtiendo en algo básico en todos los hogares. Además, se espera que realicen una mayor cantidad de actividades en un futuro muy cercano. Estos dispositivos, además de ayudar en el hogar, recopilan y analizan datos de las personas que los usan para mejorar la experiencia del usuario.

Existen otros asistentes robóticos que facilitan la vida diaria, como los que barren la casa, los refrigeradores que avisan cuando falta algún alimento o las televisiones inteligentes con conexión a internet, todos los cuales son grandes aliados en el hogar. Para los amantes de los animales domésticos también existen dispositivos robots diseñados para alimentar a la mascota consentida de la casa, entretenerla mientras sus dueños se encuentran fuera y hasta mostrarle al dueño todas sus actividades del día, a través de una cámara de video.

 

Robots colaboradores

En términos laborales hay estudios que calculan que en 30 años la mayoría de los trabajos podrían ser hechos por robots, según el profesor Moshe Vardi, de la Universidad de Rice. Esto provocaría fuertes tasas de desempleo, que se estima alcanzarían más de 50 por ciento. Por lo anterior, existen algunas empresas que para eliminar los grandes temores de que los robots les quiten el trabajo a los humanos, han creado los cobots, o robots colaboradores, que trabajarán al lado de los seres humanos, ofreciéndoles consejos o un músculo mecánico que los ayude sólo cuando sea necesario, pero sin reemplazarlos.

También existen empresas que se han dado cuenta de que no todos los robots asumirán los trabajos humanos, pero que sí pueden ser de gran ayuda en labores peligrosas o inhóspitas, como en el caso de la manipulación de sustancias tóxicas o peligrosas, o cuando está en riesgo la seguridad o la integridad de una persona.

 

El futuro se acerca

La inteligencia artificial nos tiene un futuro prometedor gracias a artículos creados para hacer mejor la vida de los seres humanos. Por ejemplo:

  • En un futuro muy cercano se espera la aparición de taxis y autos autónomos, así como la entrega de mensajería por medio de drones, como lo está planeando Amazon.
  • La marca de aeronáutica Boeing está planeando la creación de aviones que vuelen de manera autónoma, para minimizar el error humano durante los vuelos.
  • Pronto podremos tener un avance en los estudios médicos, los cuales nos ayudarán a predecir enfermedades graves como el cáncer, con lo que se tendrá un mayor éxito en la prevención.
  • Es muy probable que en un tiempo muy breve podamos realizar todas nuestras transacciones de compra sin siquiera sacar la cartera de nuestras bolsas. Se prevé que la tecnología de pago vía Smartphone crecerá a tal grado que ya no será necesario cargar efectivo.
  • Las entregas a domicilio serán automatizadas en un futuro y los robots harán la diferencia. Un ejemplo es el Segway’s Loomo, un robot que entrega el correo interno en las oficinas, y Nuro, el robot que entrega comida caliente y flores en casas y oficinas.

 

El peligro del futuro

Hay quienes piensan que, en un futuro no muy lejano, podríamos correr el riesgo de ser controlados por la inteligencia artificial. La razón de esta hipótesis es que los robots tienen la capacidad de aprender de sus errores y mejorar sus funciones en todas las actividades que realiza el ser humano. Esto, sin duda, podría otorgarle un poder de tal grado que los humanos se podrían convertir en seres inferiores, fáciles de controlar por las máquinas.

Cuando los robots lleguen al punto de ser más inteligentes que los seres humanos, se cree que podrían suceder muchas cosas. La principal es que es muy probable que el desarrollo de la inteligencia artificial no se detenga y que las máquinas mejoren cada vez más hasta superar a los seres humanos. Si ocurre esto, la raza humana estará en grave peligro, como opinaron Stephen Hawkings y Elon Musk. “Ese sería el principal riesgo para los habitantes del planeta Tierra —asevera Musk—, por lo cual debemos ser más cuidadosos y poner más regulaciones (nacionales e internacionales) a los alcances de la tecnología.”

 


 

* Comunicóloga por la Universidad Iberoamericana. Divide su tiempo entre su pasión de escribir, su familia y su blog: www.tudosisdiaria.com.

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad