México es uno de los países que cuentan con una gran diversidad de especies marinas, algunas de las cuales residen en nuestro país, y otras van y vienen en busca de las claras y tibias aguas de nuestros mares para cuidar a sus pequeñas crías. Desgraciadamente, algunas de estas especies están en grave peligro de extinción debido a la irresponsabilidad del ser humano.

 

 

Una época para conocer de cerca a los maravillosos y grandes cetáceos que visitan nuestras costas año con año, es de enero a marzo, cuando las ballenas llegan a estas latitudes con sus crías en busca de aguas templadas. Pero también hay otras especies que podemos admirar. Por ejemplo, tan sólo en el Golfo de México se han registrado alrededor de 30 especies, entre las cuales destacan delfines, cachalotes, vaquitas marinas, delfines moteados, orcas pigmeas, entre otras. Desafortunadamente, algunas de estas especies están en grave peligro de extinción a causa del abuso humano.

 

Especies en peligro

Existen diferentes especies de delfines, como el delfín mular y el delfín listado. Estos animales difieren unos de otros por la forma de su aleta dorsal, su tamaño y su color. Su alimentación en sus primeros meses de vida es exclusivamente de leche materna, pero en edad adulta son carnívoros, por lo cual consumen peces, crustáceos y arenques. La población de delfines ha disminuido debido a que éstos son capturados para ser exhibidos en delfinarios, y muchas veces mueren asfixiados en las redes de pesca. Al prohibirse los delfinarios, y si se mantiene la distancia de los barcos respecto de los grupos de delfines que se acercan a las costas, se espera que su población aumente en algunos años.

Las orcas, por su parte, realizan su recorrido de aguas frías a templadas desde Alaska a California. Sin embargo, últimamente han sido vistas en aguas de Baja California, en la Bahía de Cortés y las costas de Cabo San Lucas. Se cree que estas “apariciones” se deben a que llevan a sus crías a aguas más templadas y a la variedad de mamíferos marinos que se encuentran en estas costas, que las dotan de un alimento seguro para su regreso a aguas frías. Estos visitantes son protegidos por la guardia costera mexicana, pues su caza o su captura están prohibidas.

La vaquita marina es una marsopa que vive en el Golfo de California. Es muy tímida, lo que propicia que su presencia no sea detectada fácilmente, ya que se esconde y los sonidos que produce son de muy baja frecuencia. No obstante, ha sido víctima de la captura ilegal, debido a que en algunos países orientales se piensa que su carne sirve para sanar algunas enfermedades, y también es atrapada accidentalmente por redes de pescadores. Es alarmante la velocidad con que está desapareciendo este espécimen, ya que en la actualidad sólo existen 30 ejemplares. En años recientes Estados Unidos y Mexico firmaron un tratado para evitar la pesca de este animal. Desgraciadamente los pescadores han hecho caso omiso de estas leyes. Los científicos intentan capturar algunos de estos especímenes para reproducirlos en cautiverio.

Algunos peces como el atún aleta amarilla son capturados para consumo humano. Este pez recibe su nombre por la coloración amarilla de su aleta dorsal y de sus aletillas. Es uno de los túnidos mas grandes del mundo, con un peso aproximado de 180 kg y una longitud de cerca de dos metros. Este enorme animal acuático es amenazado por depredadores naturales como el tiburón, el pez espada y las aves marinas. Pero su mayor peligro lo representa el ser humano, ya que es parte importante de la industria de la pesca por el valor de su carne. La captura del atún aleta amarilla está restringida a una determinada cantidad de ejemplares, durante épocas específicas del año, para evitar su extinción.

El pez vela es una especie que puede hallarse en el Océano Pacífico y en el Océano Atlántico. Con sus tres metros de largo y sus 100 kg de peso, es una de las variedades más hermosas de peces con las que cuenta nuestro país. A pesar de que no es una especie que se utilice para consumo humano, ha sido capturado como trofeo por su gran tamaño y su descomunal fuerza, lo que ha propiciado que su numero haya descendido. Su pesca está prohibida, y únicamente se pueden conseguir permisos para “pescarlo” como deporte y regresarlo al mar.

Finalmente, los grandes predadores como el tiburón blanco comparten su espacio en las costas de Baja California con otros grandes como el tiburón ballena, el tiburón toro y el tiburón tigre.

En específico, el tiburón martillo gigante se encuentra en peligro de extinción. Con sus cinco metros de longitud y sus 500 kg de peso, este ejemplar marino no vive con otros de su especie. Más bien es un animal solitario. Como en otros casos, su población ha descendido debido a la pesca indiscriminada, dado el valor de sus aletas que sirven para el consumo humano, así como a la alta mortalidad por su caída accidental en las redes de pesca.

 

Los grandes visitantes

Una época para conocer de cerca a los maravillosos y grandes cetáceos que visitan nuestras costas año con año, es de enero a marzo, cuando las ballenas a estas latitudes con sus crías en busca de aguas templadas.

Curiosamente, las ballenas que llegan a las costas de nuestro país se han acostumbrado a estar cerca de los turistas que van a verlas. Al parecer, han perdido el miedo al ser humano, al grado de que ellas mismas acercan a sus crías a las lanchas para que los visitantes puedan saludarlas e, incluso, tocarlas.

Los siguientes son algunos lugares donde puedes admirar a estos grandes ejemplares marinos. Puedes agendar una visita corta, que consta de un viaje de fin de semana, durante el cual te trasladan del hotel a las lanchas y de éstas a aquél, para volver a tu casa al día siguiente:

  • Ensenada, Baja California: ballena jorobada.
  • Bahía Magdalena, Baja California: ballena jorobada.
  • Puerto Vallarta, Jalisco: ballena jorobada.
  • Sayulita y Rincón de Guayabitos, Nayarit: ballena jorobada.
  • El Vizcaíno, Baja California Sur: ballena gris.
  • Bahía de Loreto, Baja California Sur: diferentes tipos de ballenas.
  • La Paz, Baja California, e Isla Holbox, Quintana Roo: tiburón ballena.

 


 

* Protectora independiente de animales sin hogar desde hace más de 20 años.

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad