Durante la Cuaresma, que este año terminará el 18 de abril, es una costumbre preparar platillos a base de pescado y mariscos. Por eso Samantha Day te ofrece deliciosas recetas, muy fáciles de preparar, con las que podrás unirte a esta tradición.

 

 

Queridos lectores:

Bienvenidos a nuestra edición de abril… Una vez mas, las vacaciones están a la vuelta de la esquina. Se acerca Semana Santa y, como muchos sabemos, nos encontramos en el periodo conocido como Cuaresma. ¿Pero realmente sabemos qué es? ¿No? Pues ahí les va un pequeño breviario cultural…


La Cuaresma es el periodo de 40 días previo a la Pascua. La Iglesia la considera como un tiempo de arrepentimiento, de expiación de la culpa (por los pecados cometidos) y de conversión, cuando los fieles y creyentes deben reforzar su fe para acercarse a Cristo a través de actos de reflexión y penitencia.


Cuenta la historia que las prácticas tradicionales de la Cuaresma, como el ayuno y la abstinencia, se remontan al siglo IV. Comenzó como parte de un periodo de renovación para la Iglesia y aún persiste en gran parte del mundo. Sin embargo, las penitencias cada vez son menos rigurosas, sobre todo en los países occidentales. En teoría, el ayuno debería consistir de una única comida diaria, mientras que la abstinencia supone no comer carne, pues ésta representa el cuerpo de Cristo crucificado. Por eso en estos días muchas personas cambian su dieta por pescado o por mariscos.


Cabe mencionar que estos 40 días de penitencia han ido variando con el paso del tiempo. Al principio su duración no era fija, sino que se componía de un par de semanas, a veces más largas y a veces más cortas, durante las cuales las personas intentaban acercarse a la santidad por medio de acciones que, se creía, podían convertirlos en mejores hijos de Dios. Pero en el siglo IV esa duración se fijó en 40 días y desde entonces se ha mantenido inamovible.


Hoy en día, según la tradición cristiana, sólo los viernes de Cuaresma no se puede comer carne; al menos, no carne roja. Y durante Semana Santa sólo se come pescado. De este modo los católicos honran la muerte de Jesús.


Por lo anterior, la edición de este mes la dedicaré a compartir con ustedes algunas recetas de Cuaresma elaboradas con camarones, prácticas y sencillas, pero sobre todo deliciosas. ¿Listos?

 

Aguachile con vinagreta de cilantro, limón y chile serrano acompañado de pepino y cebolla

aguachile

PORCIONES: 4

Ingredientes:

- 1 kg de camarones medianos frescos
- 1/2 taza de jugo de limón (cocción)
- 4 pepinos
- 1/2 cebolla morada picada finamente
- Galletas saladas o tostadas
- Jitomate picado

 

Ingredientes de la vinagreta:

- 1/4 de taza de vinagre blanco
- 1/4 de taza de aceite de oliva extravirgen
- 1/3 de taza de jugo de limón
- 15 ramitas de cilantro completas
- 7 chiles serranos
- Sal y pimienta al gusto

 

Modo de elaboración 

Limpia los camarones perfectamente: quítales la cabeza y la cáscara (todo menos la cola); haz una incisión suave en el lomo de los camarones para abrirlos en mariposa y quitarles la venita negra; enjuágalos bien con agua fría, sécalos y ponlos a marinar 30 minutos en el jugo de limón destinado para la cocción.
Mete directo a la licuadora el jugo de limón, 4 chiles verdes, el cilantro, un chorrito de vinagre (para bajar la acidez del limón), el aceite de oliva y una pizca de sal y pimienta. Rectifica el sabor.
Una vez que los camarones estén cocidos, sácalos del jugo de limón y desecha ese jugo.
Sirve la vinagreta como espejo en el platón, acomoda los camarones y decora con pepino, jitomate, chile serrano en rodajas, cebolla morada y cilantro picado.
No olvides acompañar este delicioso platillo con galletas o tostadas. Y ahora sí, a disfrutar…

 

Camarones jumbo a la mantequilla, vino blanco y paprika

 

Camarones jumbo 

Ingredientes:

- 1 kg de camarones jumbo
- 2 dientes de ajo picado
- 3 cucharadas de mantequilla
- 1 chorrito de aceite de oliva extravirgen
- 1 taza de vino blanco seco
- 1/2 cucharada de pimentón paprika
- 1 pizca de sal
- Pimienta al gusto

 

Modo de elaboración

Lava bien los camarones, con todo y cáscara, y deja escurrir.
En un sartén calienta el aceite de oliva junto con la mantequilla hasta que ésta se derrita. Fríe el ajo picado finamente sólo unos segundos, ya que si se deja mucho tiempo en el aceite, cambia de color, y también el sabor del platillo. Recuerda que el ajo quemado amarga.
Agrega el vino blanco y los camarones al mismo tiempo. Si puedes, y si te atreves, pon un poco de fuego al líquido que está en el sartén. (A esto se le llama flambear y tiene por objeto dar sabor y aroma al platillo, haciendo desaparecer el alcohol en el proceso de cocción. Una vez que termine de consumirse el alcohol, el fuego se apagará solo, y sólo entonces hay que agregar la paprika y salpimentar al gusto.)
Se recomienda servir con guarnición de arroz blanco o verduras al vapor.

 

Tacos gobernador

 

Tacos gobernador 

Ingredientes:

- Tortillas de maíz
- 1 cucharada de mantequilla
- Aceite de oliva
- 1/2 kg de camarones pacotilla
- 1 chile poblano (limpio, pelado y desvenado)
- 1/4 de cebolla picada
- 2 dientes de ajo picados
- 1 taza de queso manchego rallado
- Sal y pimienta al gusto

Modo de preparación

Pon a tostar el chile poblano en un comal hasta que su piel se ponga negra. A continuación, mételo en una bolsa de plástico para que “sude” y sea más fácil quitarle la piel. Una vez limpio, sin piel y sin semillas, córtalo en tiritas muy delgadas y reserva.
En un sartén coloca un chorrito de aceite de oliva con un poco de mantequilla; agrega las tiritas de chile poblano y los camarones pacotilla picados. Salpimenta esta mezcla y una vez que rectifiques el sabor agrega el queso manchego al gusto. Reserva en el sartén caliente.
Calienta las tortillas en el comal y pásalas a un sartén con un poco de mantequilla (sólo lo suficiente para que le dé sabor a la tortilla y la deje crujiente, no para freírla). Saca la tortilla del sartén y rellénala con la mezcla de camarones y queso; cierra la tortilla como si fuera quesadilla y pásala de nuevo al comal para que se termine de derretir el queso y la tortilla quede crujiente.
Y ahora sí, a disfrutar, acompañando con tu salsa favorita…

Con estas recomendaciones queda demostrado que la Cuaresma es una época en la que también se puede consentir a la familia con comida deliciosa sin necesidad de sufrir.
Espero que hayas disfrutado estas recetas tanto como yo. Ojalá te sean de gran utilidad y podamos seguir compartiendo juntos más viajes y momentos como éste. Te invito a que me sigas en mis redes sociales. Nos vemos en mayo…

  


* Chef e influencer en el área culinaria. Ganadora del Best Chef Williams-Sonoma 2018. Síguela en Facebook e Instagram

 

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad