Aproximadamente el 70 por ciento de la superficie de la Tierra está cubierta por agua, y aunque la mayor parte está en los océanos (alrededor del 96.5 por ciento), el agua dulce que se encuentra a nivel superficial puede dar lugar a paisajes de una belleza singular. Descubramos juntos algunos de los lagos y lagunas más hermosos de nuestro país.

 

 

 

Laguna de Bacalar, Quintana Roo

Se encuentra junto al pueblo del mismo nombre, en Bacalar, Quintana Roo, a 30 minutos de Chetumal y a cuatro horas de Cancún. La Laguna de Bacalar también es conocida como Laguna de los Siete Colores. En sus alrededores hay restaurantes, pequeños hoteles ecológicos y cabañas. Aquí puedes nadar, hacer kayak o, simplemente, contemplar la belleza natural y las puestas de sol.

 

Lagunas de Montebello, Chiapas

Chiapas es uno de los estados con más bellezas naturales en México. Entre ellas, no podemos dejar de mencionar las hermosas Lagunas de Montebello, que comprenden 6,000 hectáreas en las que hay 50 lagunas de diferentes tamaños. Rodeada de un bosque de pinos y encinos y de una gran variedad de aves y fauna, esta área natural protegida permite practicar el campismo y el senderismo y navegar en kayak. No hay hoteles, pero el lugar cuenta con servicios básicos que podrás encontrar al llegar para pasar una tarde inolvidable.

 

Laguna de Valle de Bravo, Estado de México

La Presa, o Laguna de Valle de Bravo, se encuentra a tres horas de la Ciudad de México. Es un lugar perfecto para recorrer las calles empedradas del pueblo mágico rodeado de montañas. En este sitio puedes practicar todo tipo de deportes, en especial los acuáticos y la pesca. En las montañas que rodean la laguna se puede practicar el senderismo, el ciclismo y la equitación.

 

Lago de Pátzcuaro, Michoacán

En el Lago de Pátzcuaro se encuentra la Isla de Janitzio, donde el Día de Muertos se lleva a cabo un ritual ancestral con cientos de lanchas llenas de veladoras y flores que viajan hacia el cementerio de esta isla, con el fin de recordar a quienes han muerto. En Pátzcuaro, las actividades acuáticas en la laguna se limitan a la pesca y a los paseos en lancha.

 

Lagunas de Zempoala, Estado de México

Las Lagunas de Zempoala son un parque nacional que se ubica a sólo 50 kilómetros de la Ciudad de México. Hay que llegar al poblado de Tres Marías y después trasladarse a Huitzilac; de aquí se puede tomar un taxi hacia Toluca y 13 kilómetros más adelante se encuentra el parque. Aquí se puede admirar el paisaje desde un mirador, caminar por sus senderos y practicar la pesca deportiva, el ciclismo de montaña, el rappel e, incluso, el alpinismo.

 

Laguna Santa María del Oro, Nayarit

Es una laguna de dos kilómetros de largo por uno y medio de ancho, ubicada en el seno de un cráter volcánico. Tiene un hermoso paisaje con bosques y cerros que la rodean. Se puede acampar, practicar la pesca, el buceo y el esquí acuático. Hay muy pocos hoteles, así que, si planeas una visita, más vale que llegues con reservación en mano.

 

Lagunas de Metzabok, Chiapas

Estas lagunas se encuentran entre las montañas de la Selva Lacandona, en Chiapas. Es un lugar rico fauna y vegetación, lo que lo hace muy especial. La mejor forma de recorrer las lagunas es en lancha o a pie, pero guiados por los indígenas lacandones, que de hecho son los guardianes del lugar. Existe un pequeño campamento ecoturístico con servicios básicos. También puedes acampar, rentar cayucos, pasear por la selva o bien visitar sistemas cavernarios.

 

Laguna de Catemaco, Veracruz

Catemaco es un lugar encantado, hogar de brujos y hechiceros. En su famosa laguna se encuentran dos islotes con familias de garzas blancas. Aquí puedes practicar deportes acuáticos y pesca y disfrutar el contacto con la naturaleza, ya que está rodeada de una hermosa vegetación tropical.

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad