La publicidad está inmiscuida en todos los ámbitos, ya que permite conectar de forma directa y eficaz a las empresas con los consumidores de sus productos. En ese sentido, diversas campañas publicitarias han utilizado la imagen de algunos animales para identificar a las marcas. Aquí hacemos un recuento de las más emblemáticas.

 

En los años sesenta del siglo XX algunas compañías comenzaron a emplear caricaturas de animales para promover sus productos. La gran industria panadera diseñó un osito blanco con un gorro de cocinero para identificar su marca. Asimismo, la fábrica de cereales más importante del mundo recurrió a un elefante para promocionar su cereal de chocolate, a un gallo para su producto principal de hojuelas de maíz y a un tigre para sus hojuelas azucaradas. Estos personajes empezaron a tomar vida en dibujos animados a partir de los años setenta gracias a la televisión.

En esa época los spots publicitarios se volvieron mucho más atractivos debido al crecimiento de los instrumentos de edición y de grabación. Algunas compañías comenzaron a utilizar animales reales para dar más persuasión a sus mensajes comerciales. La compañía de audio más importante de esa época utilizó un par de dálmatas en actitud de escuchar un fonógrafo. Al principio este logotipo era un dibujo que posteriormente fue sustituido por dos perros reales. Por su parte, la industria automotriz también modificó su publicidad: ¿quien no recuerda el anuncio de una camioneta de carga que llega a una gasolinera y que en lugar de combustible pide cacahuates para el elefante que transporta?

La industria llantera, antes de utilizar el muñeco hecho de llantas, empleó un tigre con el que pretendía recalcar la fuerza de su producto.

Las industrias especializadas en bebidas alcohólicas también utilizan animales para sus logotipos y anuncios. Por ejemplo, el gran toro hecho de lámina que solía salir a nuestro encuentro en las carreteras, o la gran pantera negra, ambas insignias de importantes fabricantes de brandy.

La marca más importante y con más ventas en el mundo de la industria tabacalera siempre mostró hermosos caballos de largas crines como compañeros de un cowboy fuerte y dominante.

Por su parte, la marca de refresco de cola más importante del mundo utilizó como mascota a un oso polar, acompañado por focas y leones marinos. Esta mascota ha tenido tanto éxito que durante varios años se han vendido miles de artículos con su figura, como cajitas de música, una villa en miniatura con paisajes navideños, camisetas, gorras, etcétera. En México, una empresa refresquera utiliza como imagen publicitaria a un clon del pato Lucas.

A partir del año 2000, en pleno auge de la protección animal, las agencias de publicidad cambiaron el estilo de sus infomerciales y comenzaron a recurrir a los medios digitales para recrear a sus personajes en tercera dimensión, prescindiendo de los animales reales. Entonces, las campañas publicitarias orientaron sus mensajes hacia la concientización del cuidado al medio ambiente.

La primera campaña de este estilo la promueve la fábrica de autos Fiat, con el eslogan: “Trabajamos para encontrarle un hogar a nuestros autos, pero hay otros que lo necesitan más”. Presenta un catálogo en internet con los modelos de sus autos, que enseguida cambia por fotos de perros de un refugio, y convoca a un test drive a quienes quieran conocer a los adoptables.

Por su lado, Toyota Subaru lanzó una campaña de adopción de cachorros: “Lleva tu camioneta y te llevas un cachorro”, y después promovió varios spots en los que una familia de golden retriever (papá, mamá y dos cachorros) viajan a bordo de su camioneta como seres humanos, con el eslogan: “Dog Tested” (“Probado por perros”).

En otro anuncio de esta empresa, un pug abandonado es recogido por un chico que conduce su camioneta y que se da cuenta de que el perro habla. El conductor, después de escuchar el canto del perro, intenta abandonarlo de nuevo, pero no lo logra, pues se conmueve.

La marca Honda también lanzó su campaña con el eslogan: “Adopta para toda la vida. A veces tu sueño es cumplir el sueño de otro”, en la que muestra a varios perros, en varios modelos de autos, disfrutando los paseos con sus dueños.

Por su parte, Volkswagen estrenó una campaña navideña, la cual muestra a un niño que encuentra a un perro abandonado y suplica a sus padres que lo adopten. Posteriormente esta misma empresa automotriz lanzó su anuncio con el eslogan: “Siempre encontrarás la forma de hacer feliz a tu mejor amigo. Para su campaña de autos con gesture control, utilizó a un border collie que realizaba varios trucos increíbles. Asimismo, abrió una tienda de accesorios para viajar con tu perro: camas, jaulas de transporte, cinturones de seguridad, portaaguas, etcétera.

Poco a poco las compañías han empezado a concientizar a la gente, no sólo para adoptar una mascota sino también para conservar el medio ambiente. Las agencias publicitarias desarrollan campañas ambientalistas en las que los animales interactúan con el hombre en armonía para defender las especies y cuidar el planeta.

Todas estas campañas son maravillosas y hacen que nos demos cuenta de la importancia de tener un perro en nuestra vida; de adoptarlo, cuidarlo y disfrutarlo.

 

 


 

* Protectoras y animalistas independientes desde hace más de 20 años.

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad