Mucho se ha hablado acerca de la legalización del cannabis en México. Este tema trae consigo una gran polémica, ya que hay importantes razones a favor y en contra. Pero no por esto el asunto se ha dejado de lado. La legalización ya ha iniciado en varios países, los cuales han permitido tanto su uso como su consumo y su portación y, lo más importante, su empleo para fines medicinales y científicos. ¿Sabes cómo va la situación en México?

 

 

¿En camino hacia la legalización?

Se ha asegurado que las políticas prohibicionistas que han imperado en nuestro país han propiciado graves problemas de crimen organizado y delincuencia en la región. Esto ha provocado una escalada de violencia en el país que ha dejado decenas de miles de muertos.

Ya hay propuestas para legalizar la producción, la compra y el uso de la marihuana en México. Ya se presentó una iniciativa de ley en el Senado para regularla (Ley General para la Regulación y Control de Cannabis). Esta ley podría concretarse en lo que resta de 2019. Con esto no se busca la liberación absoluta de las drogas sino sólo la regulación del cannabis. En materia de autoconsumo se establece que las personas adultas podrán portar hasta 30 gramos de marihuana, cultivar sus propias plantas (hasta 20) y cosechar un máximo de 480 gramos al año. Los consumidores podrán fumar en público, pero siguiendo unas reglas parecidas a las del tabaco. No obstante, los menores no van a poder comprar, consumir ni portar marihuana. Además, se plantea su cosecha para uso industrial, médico y terapéutico.

Si se llega a legalizar, se prohibirá la venta de más de cinco gramos por consumidor y no se permitirá su venta ni su consumo a los menores de edad, ni en la vía pública. Además, se deberá elaborar un plan integral de valores para la población, con el propósito de reestructurar el sistema político, jurídico y económico. También se darán licencias para producir marihuana y el gobierno se beneficiará con los impuestos que se generen por su producción y su venta. Se pretende que los impuestos se destinen a mejorar el bienestar social. Además, se plantea compensar a los campesinos que han producido cannabis y que han sido perseguidos por las autoridades.

Hay quienes consideran que la legalización de la marihuana no traerá beneficios al conflicto sino, al contrario, incrementará el número de consumidores y, por ende, de dependientes. Si éste es el caso, conllevaría más criminalidad, puesto que hay evidencias de que en México 60 por ciento de los delitos se comenten bajo el efecto de alguna droga.

 

Su uso medicinal

En México el uso medicinal de la marihuana fue aprobado en abril de 2017, en medicamentos que contengan menos de 1 por ciento de cannabis. El problema es que la Cofepris sigue sin publicar el reglamento para el uso medicinal de esta sustancia. Hasta que no lo haga, las personas que requieran tratamiento deben pedir un permiso especial y adquirir los medicamentos en el extranjero. Es el caso de Grace Elizalde, la primera niña mexicana en recibir autorización para importar su medicamento derivado del cannabis para tratar el síndrome Lennox-Gastaut, que le ocasionaba más de 400 convulsiones diarias.

En cuanto a los efectos del cannabis, este contiene sustancias parecidas a las de nuestros neurotransmisores naturales. El tetra hidrocannabinol (THC) puede tener el mismo efecto en nuestro cerebro que el de la anandamida, la cual provee una gran sensación de bienestar, eleva el umbral del dolor y amplifica las sensaciones placenteras. También contiene canabidiol, sustancia que, al llegar al cerebro, aumenta los niveles de otros neurotransmisores, provocando apetito y afectando las funciones del cerebro en forma benéfica.

Dado que el cannabis es ilegal en la mayoría del planeta, no existen muchos estudios convincentes acerca de sus beneficios medicinales, pero lo que sí se sabe es que puede ayudar a aliviar la ansiedad; tratar los dolores crónicos, el galucoma y la epilepsia, y atenuar los efectos de la quimioterapia. También se han observado beneficios en los tratamientos para Alzheimer, Parkinson, esclerosis múltiple, estrés postraumático y esquizofrenia.

 

Efectos negativos de la marihuana

Así como el cannabis tiene efectos benéficos para la salud, también los tiene adversos. La marihuana, esa mezcla verde o gris de flores secas cortadas en trocitos de la planta cannabis sativa, es la de mayor consumo. Suele fumarse como un cigarrillo o utilizando una pipa.

  • Es una droga adictiva que propicia el consumo compulsivo y la dependencia física y produce síntomas asociados con la abstinencia.
  • Uno de sus efectos es la alteración del correcto funcionamiento del cerebro.
  • Otro efecto es el síndrome amotivacional, por el cual la persona presenta un cuadro de pasividad, apatía, desinterés y fatiga.
  • Las mujeres pueden experimentar un cambio en su ciclo menstrual, debido al efecto del THC en el hipotálamo.
  • La sobredosis es la principal causa de muerte de los consumidores de opiáceos.

Hay quienes sostienen que la marihuana es la puerta de entrada a otras drogas más duras, ya que anualmente más de 120,000 personas buscan tratamiento para la adicción a esta sustancia. En México, la droga consumida con mayor frecuencia es la marihuana, seguida por la cocaína y después los inhalables, los alucinógenos y la heroína.

 

Países que ya la han legalizado

La legalización de la marihuana es, sin lugar a dudas, un tema muy polémico. Ha sido exhaustivamente discutido en muchos países para decidir si el consumo de ese opiáceo es pertinente o no. Hay algunas naciones en las que ya es legal para fines recreativos, y otras en las que sólo es legal para usos médicos:

  • Australia: es legal para fines científicos y médicos.
  • Canadá: es legal su uso medicinal y recreativo en algunas ciudades.
  • Colombia: es legal su venta y su distribución para uso medicinal y científico.
  • Costa Rica: es legal su cultivo y su consumo.
  • Croacia: es legal su uso para fines medicinales en casos de esclerosis múltiple, cáncer, epilepsia y sida.
  • Chile: es legal su cultivo, su consumo y su venta para uso medicinal.
  • Dinamarca: es legal su uso en quimioterapia, esclerosis múltiple, dolor crónico y daños en la médula espinal.
  • España: es legal su consumo en privado (hasta 100 gramos).
  • Estados Unidos: es legal su consumo en 10 estados, fue despenalizado en 18 y en 29 es legal su consumo para fines medicinales.
  • Holanda: es legal su consumo en lugares establecidos (hasta cinco gramos).
  • India: su consumo es tolerado en algunos estados.
  • Israel: es legal su consumo para fines medicinales.
  • Jamaica: es legal su cultivo, su consumo personal y su uso medicinal.
  • México: es legal su uso para fines medicinales y científicos, pero es necesario pedir un permiso.
  • Portugal: es legal su uso personal y su cultivo.
  • Reino Unido: es legal su cultivo para fines médicos.
  • República Checa: es legal su consumo recreativo (hasta un gramo), y su uso medicinal.
  • Uruguay: es legal su cultivo, su venta, su distribución y su posesión (hasta seis plantas por persona).

 

4:20 Día del Cannabis

El 20 de abril (o cuatro-veinte) es considerado el día del cannabis. Un grupo de adolescentes que vivía en California en 1971 se reunía todos los días a las 4:20, después de clases, a fumar marihuana, junto a la estatua de Luis Pasteur. Esa costumbre dio origen al Día Mundial del Cannabis. Y la expresión “4:20”, la hora en que la consumían, se identifica con el cannabis.

 

 


 

 

* Comunicóloga por la Universidad Iberoamericana. Divide su tiempo entre su pasión de escribir, su familia y su blog: www.tudosisdiaria.com.

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad