Hay quienes dicen que las relaciones a distancia no funcionan y que al paso del tiempo uno de los dos o ambos querrán terminar. Pero los expertos en relaciones de pareja aseguran que si ambos desean trabajar en conjunto no hay razones por las cuales tengan que fracasar. Conoce las claves para sobrevivir el amor a larga distancia.

Las relaciones a larga distancia son complicadas y nada agradables. Nadie dice: “Sí, mi pareja vive en Australia y es de lo mejor estar separados”. Quienes están lejos saben lo difícil que es extrañar a su media naranja y no poder verla, tener que acudir a compromisos sociales solos porque él o ella nunca están, extrañar al otro y no poder abrazarlo no besarlo, buscar constantemente una buena señal de wifi para hacer una llamada de video con el propósito de sentir que la distancia se acorta un poco, etcétera.

Estar separados es difícil pero no debe ser motivo de ruptura inevitable. De hecho, un estudio realizado por la Universidad de Queen’s en Estados Unidos demuestra que no hay diferencia en los niveles de satisfacción de las personas que tienen relaciones a distancia y quienes se mantienen relaciones cercanas. Actualmente, el uso de la tecnología ha ayudado mucho a acercar a las parejas y, por lo tanto, ha hecho que estas relaciones tengan más éxito. Los chats, las llamadas en video y los mensajes instantáneos hacen sentir la cercanía de una pareja y los mantiene más comunicados. Pero lo más importante es el compromiso de ambos de hacer funcionar la relación a pesar de esa distancia.

Existen algunas claves para que las relaciones a distancia puedan durar y funcionar de maravilla. Aquí te ofrecemos las más importantes.

Planeen a futuro

Lo que puede matar una relación a distancia es la incertidumbre del futuro, de la fecha en que se verán de nuevo y de cuándo no tendrán que volver a separarse. Una buena solución a esta eventualidad es tener planes constantemente para su próxima reunión, ya sea semanal, quincenal o mensual. Esto los ayudará a hacerse una idea clara de cuándo se verán y sentirán menos la distancia y la espera. En el momento en que no tengan ningún plan para reunirse, su relación se quedará estancada y perderán las esperanzas de crecer. No dejen que suceda esto. Si la razón por la que están separados es temporal, hagan planes para el tiempo en estén juntos de nuevo. Ésa será la llama que mantendrá encendido el fuego de la relación.

Eviten las dudas

Sucede algo muy curioso cuando una pareja está separada durante largos periodos de tiempo: la relación se vuelve complicada y se puede perder la confianza en la otra persona. Por ejemplo, hay quien se vuelve sumamente celoso o muy posesivo y hasta paranoico con su pareja. Otros suelen sospechar de la fidelidad del otro pues dudan de que aún sienta amor por ellos. Para evitar problemas de celos, conflictos e inseguridades, es importante ser muy sinceros el uno con el otro para dar certeza a la pareja de que sigue habiendo lealtad, de que se quieren y desean luchar por la relación.

Dejen espacio a la espontaneidad

Hay muchas parejas que suelen planear sus llamadas a ciertas horas, determinados días. Aunque esto no tiene nada de malo, después de un tiempo puede propiciar que se pierda la espontaneidad. La comunicación entre la pareja se debe dar de manera orgánica y natural. Está bien que planeen sus llamadas pero no dejen de enviar un mensaje o hacer una llamada cuando menos lo espere el otro. Eviten forzar la comunicación para que no sientan que es una tarea o, peor aún, una obligación.

Fijen metas realistas

En las relaciones a distancia hay una tendencia a idealizar a la otra persona, o a planear cosas que no están apegadas a la realidad. Por ejemplo: una pareja pensaba que sería muy fácil hablar tres veces al día para contrarrestar los estragos de la distancia. En los hechos esto no fue posible ya que los compromisos cotidianos de ambos —trabajo, gimnasio, familia, imprevistos, incluso el tráfico— hicieron complicado lograr el objetivo.

Por eso es mejor fijar metas que sí se puedan cumplir. Por ejemplo, comunicarse cada dos días y verse una vez al mes. De esta manera podrán disfrutar la cercanía que tanto añoran pero sin interferir en la vida cotidiana de cada quien. Es muy importante realizar planes de logística y establecer un verdadero compromiso entre los dos para no dejar que la relación se enfríe.

Conózcanse a profundidad

Una relación a distancia funciona mejor si la pareja se conoce bien. Si es el caso contrario, esto es, si se conocieron a distancia e iniciaron una relación pero nunca han vivido en el mismo lugar, básicamente se conocen más separados que juntos. En estos casos, antes de establecer cualquier tipo de compromiso mayor es recomendable conocer mejor al otro. Es muy importante relacionarse en la verdadera intimidad, con las cosas buenas y malas que implica. Aunque estén lejos, busquen oportunidades para conocerse mejor, ya sea haciendo un viaje o conociendo a sus respectivas familias. Esto les dará una mejor idea de lo que les espera si siguen juntos y los ayudará a tomar mejores decisiones.

No dejen su vida de lado

Muchas personas deciden poner su vida en pausa hasta el momento en que se reúnen de nuevo con su pareja. Aislarse y alejarse de amigos y familiares y evitar experiencias divertidas no ayudará a la relación, sino todo lo contrario. Lo mejor es aprender a llevar vidas interesantes, tanto juntos como separados. Así tendrán más que compartir en el momento en que se vuelvan a reunir. También funcionará como un salvavidas en caso de que la relación fracase, ya que tendrán una vida independiente de la pareja.

 

Hay quienes gustan de la distancia

Así como para muchos la relación a distancia puede ser muy complicada o triste, hay quienes disfrutan esa separación. Este tipo de relaciones ofrece lo mejor de dos mundos: estar en pareja pero al mismo tiempo estar solos. Cuando están juntos, disfrutan las mieles del amor y el romance mientras que cuando están separados gozan la libertad que ofrece la soltería. Se comunican con mensajes románticos y viven la ilusión de verse de nuevo, pero mientras tanto pueden hacer lo que les venga en gana ya que la pareja no se encuentra cerca.

Los expertos coinciden en que no existe una fórmula perfecta para hacer que una relación funcione y aseguran que las relaciones a distancia van a la alza y están siendo más exitosas de lo que eran antes.

Las mejores apps para la distancia

Internet y las nuevas herramientas digitales serán tu mejor aliado para poder comunicarte, más y mejor. Aquí algunas de las apps favoritas de las parejas a distancia.

- WhatsApp. Mensajes y llamadas a personas en todo el mundo.

- Google Voice. Llamadas y mensajes de texto.

- Messenger. Mensajes de texto.

- Line, We Chat y Google Hangouts. Chats para enviar mensajes y realizar llamadas a todo el mundo

- Facetime y Skype. Videollamadas.

- Stre.am. Video en vivo.

- Snapchat. Videos de 10 segundos y chats en línea.

- Kissenger. Envío de besos a distancia.

- Couple. App creada para parejas para enviar mensajes, fotos y dibujos, y hacer llamadas y videoconferencias, de todo lo cual se crea un archivo.

El Club de las Parejas a Distancia

- Sólo en Estados Unidos en 2016 hubo aproximadamente 14 millones de personas estableciendo relaciones a distancia.

- 3.75 millones de personas se casaron después de una relación a distancia. Además, este número va a la alza.

- 2.9 por ciento de las parejas casadas en Estados Unidos vive en una relación a distancia.

- 40 por ciento de las relaciones a distancia fracasa definitivamente.

- La principal causa por la que fracasan es porque no existe un plan para manejar la nueva manera de relacionarse.

- Las parejas que están separadas se visitan 1.5 veces al mes, en promedio, y se llaman cada 2.7 días.

Nota

* Comunicóloga por la Universidad Iberoamericana. Divide su tiempo entre su pasión de escribir, su familia y su blog: tudosisdiaria.com.

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad