Construida en el siglo XVII y ubicada en el templo de Santo Domingo, en Puebla, la Capilla del Rosario —dedicada precisamente a Nuestra Señora del Rosario— es considerada la máxima joya del barroco mexicano, gracias a la exquisita decoración de su interior.

La suntuosa decoración de la Capilla del Rosario a base de ónix, yesería dorada, pinturas y azulejos forrados con láminas de oro de 22 quilates, hacen de la capilla un inmueble único en su tipo. Tan es así que ha sido considerada la octava maravilla del Nuevo Mundo y nombrada “Relicario de América” por el papa Juan Pablo II en 1979.

Las esculturas, las pinturas y el exquisito trabajo con hoja de oro recubren cada centímetro del lugar, creando un efecto deslumbrante, principalmente cuando el sol entra por los amplios ventanales. Por esta decoración también es conocida como “Casa de Oro”.

En su bóveda se encuentran representadas las tres virtudes teologales, mientras que en la cúpula está la gracia con los dones del Espíritu Santo y 16 santas dominicas; los lados de la nave albergan seis lienzos de José Rodríguez Carnero, que representan escenas de los misterios gozosos del rosario. Además, el visitante podrá encontrar imágenes de la Virgen María y de la orden dominica. En el sagrario están representados Nuestra Señora del Rosario y Santo Domingo.

Cuando estés en Puebla no dejes de visitar la Capilla del Rosario, una de las joyas más imponentes del barroco mexicano donde todo lo que brilla sí es oro. Se ubica en 5 de Mayo y 4 Poniente 101, y puedes visitarla de las 10:00 a las 12:15 y de las 16:30 a las 18:00 horas.

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad