El mal de la PC

Seis de cada 10 personas que utilizan la computadora durante más de 30 horas a la semana presentan algún grado de trastorno visual, como el síndrome del ojo seco y el trastorno de estrés visual. Leer en una pantalla de computadora es diferente a hacerlo en una página impresa, debido a que en la pantalla las letras no están bien definidas, el nivel de contraste del texto en relación con el fondo se reduce y la presencia de reflejos en el monitor puede dificultar la visualización. Cuando estás frente a una computadora, es recomendable utilizar lentes con protección ultravioleta y antirreflejantes; mantener inclinada la pantalla por debajo del nivel de los ojos; trabajar a una distancia de 50 centímetros, y descansar de 5 a 10 minutos después de cada 40 minutos frente a la pantalla.

 

Los espejismos

Es muy frecuente que en la superficie lisa de una carretera que observamos a lo lejos, parezca que ciertas áreas están mojadas. En realidad este fenómeno ocurre porque el suelo se encuentra muy caliente y el aire que está cerca tiene una temperatura mayor que el resto. Esta diferencia térmica provoca que los rayos del sol, que llegan directamente a nuestros ojos, sigan una trayectoria convexa en lugar de recta. Así pasa también cuando metemos un palo en el agua y lo vemos doblado. Todo esto no es más que una consecuencia de que los rayos de luz siguen trayectorias distintas en el aire y en el agua.

¿Los pájaros no se caen cuando duermen parados?

Cuando los pájaros duermen parados sobre las ramas de los árboles, no corren el riesgo de caerse debido a que poseen unos músculos flexores que tensan el tendón de los dedos, los cuales se curvan afianzando las patas alrededor de la rama, con lo cual evitan perder el equilibrio. Gracias a su sistema de sujeción automática, las aves sólo tienen que doblar sus patas con el fin de mantenerse seguras sobre la superficie. Al hacerlo, quedan tan firmemente enganchadas que no se cansan y sus músculos están relajados —algunas aves incluso muertas permanecen sujetas a las perchas o a las ramas—. Cuando despiertan, cambian de postura o saltan a otro lado liberando este mecanismo de sujeción.

¿Por qué decimos “fila india”?

Hacemos referencia a esta expresión siempre que las personas se encuentran colocadas en hilera o en línea recta, una tras otra. El origen de la “fila india” se remonta a los indios de Norteamérica que acostumbraban caminar en fila porque respetaban la distribución jerárquica. El varón de mayor experiencia o de más importancia debía iniciar la marcha al frente del séquito. También solían trasladarse de esta manera dado que en muchos lugares no había caminos y sólo en hilera podían abrirse el paso. Para otros fue una táctica de defensa, ya que de este modo pisaban las mismas huellas del que iba al frente y el último se encargaba de borrarlas para no dejar rastro a sus enemigos. Por otro lado, la fila india permitía advertir de los peligros a los que se encontraban atrás.

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad