Una de las mejores joyas del Pacífico mexicano es Ixtapa-Zihuatanejo, lugar conocido por sus bellas playas, sus acantilados y sus arrecifes, así como por su agradable clima y, por supuesto, porque es una tierra de pescadores por descubrir.

 

A veces perdemos la capacidad de sorprendernos y disfrutar lo sublime de cada lugar que visitamos. Pero Ixtapa-Zihuatanejo, tiene la virtud de sorprendernos cuando menos lo esperamos, pues todos los que llegan de visita vuelven para disfrutar una y otra vez este paraíso de sol.

Desde 1970 Ixtapa se desarrolló como zona turística y la gente comenzó a visitarla con suma frecuencia, pues se ha convertido en una zona con una gran cantidad de hoteles a disposición de los visitantes, con las mejores opciones de hospedaje, sobre todo si se va en plan familiar.

Por su parte, Zihuatanejo, mejor conocido por sus pobladores como “Zihua”, es el poblado más cercano a Ixtapa, pues está a sólo 15 minutos de distancia. En sus estrechas calles se pueden apreciar las casas anaranjadas con sus característicos tejados color marrón, un estilo muy peculiar de este pueblito playero.

En la calle Benito Juárez, corazón turístico de “Zihua”, se localizan las tiendas de artesanías, los canastos de pan dulce y las empanadas de horno, las gorditas dulces y los bolillos rellenos, todos indispensables para un buen desayuno guerrerense.

El visitante no debe dejar pasar la oportunidad de salir en la noche a caminar por este hermoso pueblito, pues cuando el cielo se oscurece el papel picado que adorna las calles ondea con el viento y las bombillas iluminan el ambiente de un modo romántico: el escenario ideal para cenar o ir tomar unos tragos.

 

Tierra de pescadores

Muy cerca del aeropuerto existe una desviación hacia Barra de Potosí, una pequeña comunidad de sólo 600 habitantes que se localiza al final de una larga playa en Petatlán. A la orilla del mar, este hermoso lugar puede ser un refugio para muchos visitantes, en medio de manglares, espejos de agua y montones de peces brincando en la laguna. Frente a esta barra de arena se localizan algunas enramadas (restaurantes), hamacas para descansar bajo el papel picado de colores y un pequeño muelle por si el visitante quiere embarcarse hacia las salinas del barrio.

En época de lluvias sube el nivel del agua de la laguna y se forma una corriente de agua muy ligera que desemboca en el mar. Por el contrario, cuando no hay lluvias, desde la barra de arena se puede realizar el avistamiento de aproximadamente 275 especies de aves, entre residentes y migratorias. Por las mañanas es posible observar el pelicano café, la garza morena, el cormorán (pato buzo), o bien las espátulas rosadas, provenientes de Estados Unidos.

La laguna de Barra de Potosí tiene aproximadamente 10 kilómetros de manglar, el cual la rodea y abre diversos canales en los cuales los pescadores obtienen diferentes especies de peces como el pargo, el robalo, la lisa y la mojarra, así como también la jaiba y el camarón. De julio a septiembre, casi todo el producto de la pesca de esta comunidad abastece al estado de Guerrero y a sus alrededores. Las pangas de los pescadores suelen capturar de 50 a 300 kilos de diversas especies piscícolas, según la época.

Desde hace 35 años se realizan recorridos ecoturísticos en los cuales se muestra el manglar y se lleva a cabo la observación de aves e incluso el avistamiento de cocodrilos endémicos. Asimismo, hay recorridos para realizar el avistamiento de ballenas jorobadas, las cuales están en peligro de extinción. Por lo anterior, recorrer estas aguas y apreciar el escenario natural en el que viven estos amigables mamíferos es una experiencia paradisiaca.

Los recorridos por la laguna, también incluyen un tour por las aguas del mar, donde existen unas formaciones rocosas llamadas “Los Morros”, en medio de las cuales se puede practicar snorkel y admirar las diversas cuevas de roca formadas de manera natural con el paso de los años, así como las islas vírgenes que aún se conservan en esta reserva natural.

A la hora del desayuno y de la comida se recomienda ir a las enramadas, donde siempre hay tiritas de pescado fresco, coco recién cortado y la pesca del día para comer a gusto. La Enramada Leticia es una de las más famosas de la comunidad.

 

La pesca del día…

Muy temprano, al comenzar el día, es común en Zihuatanejo visitar el muelle principal, donde se puede encontrar una gran diversidad de especies piscícolas que han cazado los pescadores durante la noche y que ofrecen, frescas, desde las seis de la mañana. Algunos realizan pesca “grande” mar adentro para sacar atún, pez vela, pez dorado y, a veces, hasta marlín; asimismo, hay quienes se quedan cerca de las bahías y realizan pesca “chica” para atrapar pargo, robalo, barrilete, huachinango, lisa, chula, pámpano y flamenco, entre otras especies. Aquí se dan cita chefs, turistas y gente del pueblo para comprar los productos más frescos del día, así como también los turistas, que acuden para deleitarse con el espectáculo del ir y venir de las pangas, así como para ir de pesca y vivir la experiencia completa.

Pero la historia de la pesca en Zihuatanejo y en comunidades pesqueras cercanas, como Barra de Potosí y Troncones, data de hace muchos años, pues desde la época prehispánica estos mares siempre fueron ricos en especies piscícolas para consumo.

Cabe destacar que desde hace 70 años los pescadores comenzaron a organizarse en cooperativas, como la Vicente Guerrero, que suman aproximadamente 32 en la actualidad. La finalidad de estas cooperativas es que los pescadores se ayuden mutuamente y consigan mejor producto, sobre todo en la pesca grande, pues no es fácil sacar del agua atunes o dorados de buen tamaño.

 

Sabores de mar

En Ixtapa-Zihuatanejo, cualquier platillo con pescado es fresco y delicioso, y se puede encontrar en la gran variedad de restaurantes y enramadas que hay en el destino, pues desde los manteles largos hasta las mesas más sencillas aquéllos ofrecen lo mejor de la temporada, incluidos los mariscos. En especial, existen dos restaurantes que el turista no se debe perder durante su visita a Zihuatanejo, pues ambos ofrecen gastronomía típica guerrerense y sabores del mar auténticos.

El restaurante Angustina, Mezcal y Cocina, ubicado en el centro del pueblo, es la mejor opción para comer y cenar, pues su decoración es casual y muy típica de Guerrero. Su espacio abierto invita a quedarse, pues los hermanos Felipe y Antonio Meneses, encargados del establecimiento, recrean el estilo de “Zihua” y su atmósfera relajada y única. Su cocina es tradicional con toques de vanguardia, y sus aguas frescas y los más de 20 mezcales de la región que ofrecen hablan de su diversidad. Las tiritas de pescado fresco, los ceviches de percebes o de otros mariscos de temporada, así como el atún en salsa de ciruela, son algunas muestras de la elegante propuesta gastronómica que se puede encontrar aquí.

Finalmente, Carmelitas Café, propiedad de la señora Carmen Ramírez, Carmelita, es un restaurante de comida típica de la costa de Guerrero. Aquí se utilizan ingredientes como el tomate tinguaraco y el chile costeño para las salsas. Asimismo, todos los días se preparan tortillas hechas a mano y se cocina pescado fresco para preparar las famosas tiritas, pescado frito con morisqueta (arroz blanco), caldo de pescado, pescadillas, o algún platillo de la receta de la mamá de Carmelita, como lisa en salsa verde, entre otros. Desde hace 10 años, este restaurante es conocido por su sazón casero. Para el desayuno el aporreadillo, los tamales de elote y la barbacoa de chivo son parte de su carta. Definitivamente, si el visitante quiere irse con un buen sabor de boca de Ixtapa-Zihuatanejo, tiene que visitar Carmelitas Café.

 

Observación de ballenas y tours de pesca

Lo más recomendable es contratar un tour con algún pescador que conozca la zona, pues a veces la marea sube y un recorrido de ese tipo se vuelve es peligroso. Asimismo, al contratar un tour de observación de ballenas es importante hacerlo con alguien que respete el espacio de las ballenas jorobadas pues éstas se encuentran en peligro de extinción.

El programa Whales of Guerrero agrupa a varios pescadores capacitados para dirigir ecotours y explicar a los visitantes todo lo concerniente a las diferentes especies de aves, a la preservación de las ballenas y al avistamiento de los cocodrilos. Contacto: Arturo Mellín (pescador y capitán de la embarcación de Whales of Guerrero), tel. 755-104-7168.

 

Dónde hospedarse

El Hotel Holiday Inn Resort ofrece varios planes de hospedaje, así como diversas habitaciones con vista a los interiores de la propiedad o al mar. Dirección: Boulevard Ixtapa, Lote 2, Zona Hotelera 1, Ixtapa, Guerrero. Tel. 755-553-0018. Consulta: www.holidayinnresorts.com/ixtapa.

 

 


 

* Editora en TourismoGourmet.com, medio digital especializado en turismo gastronómico y estilo de vida.

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad