Los huertos urbanos son una excelente oportunidad para consumir alimentos de alta calidad, mientras favoreces tu economía, la cosecha local y el planeta. Por eso te invitamos a convertirte en un agricultor urbano y cosechar tus propios alimentos en tu casa, en tu oficina o en cualquier otro sitio en la ciudad.

 

 

 

¿Qué te parecería consumir tus propias verduras, hierbas y frutas a bajo precio y con una excelente calidad? Es muy fácil pues, a diferencia de lo que piensan muchos, no se requiere tanto trabajo y conocimientos, ya que puedes hacer un huerto tan sencillo o tan complejo como lo desees.

Xavier Fux, agricultor urbano y permacultor de Green Beat, te recomienda tomar un curso antes de crear tu huerto para que la curva de aprendizaje sea más sencilla. Los cursos ayudan a que los interesados logren mantener cultivos orgánicos e hidropónicos en espacios reducidos (lo cual es usual en una ciudad) como patios, azoteas y balcones, y sean capaces de tratar posibles plagas con métodos orgánicos.

Ya con más conocimientos acerca de cómo realizar tu huerto, puedes empezar a crearlo fácilmente. “La motivación principal es el consumo personal, pero también hay quienes lo hacen como una dinámica de integración en oficinas y escuelas para concientizar a las personas sobre el gran trabajo que cuesta cosechar algo tan sencillo como los alimentos que se consumen a diario ­—comenta Verónica Rojas, chef del restaurante Veganville—. Sin duda, tener un huerto te hace apreciar mucho más la comida”.

 

Grandes beneficios

Tener un huerto urbano ayuda a llevar a la mesa alimentos de mejor calidad, frescos, sin pesticidas químicos y con un manejo más higiénico porque estos huertos se riegan con agua limpia. Es tan fácil como cortar y consumir. Sin olvidar que estos alimentos son más económicos que los que compramos en tiendas o mercados y son orgánicos. Además, ayuda a la canasta básica, pues podrás ahorrar de 20 a 40 por ciento de los gastos de supermercado.

“Otro gran beneficio consiste en traer la agricultura de regreso a las ciudades y dejar de depender tanto de la agricultura industrial ya que ésta tiene un efecto muy grave en el planeta pues provoca deforestación y desertificación”, comenta el permacultor Xavier Fux.

Al cosechar tus propios alimentos te asegurarás de que sean orgánicos y libres de hormonas, mejores para la salud, con mejor sabor y aroma. Además, fomentarás la educación de tus hijos pues aprenderán a cultivar sus alimentos en casa y valorarán mucho más lo que comen.

Otra gran ventaja de cultivar en casa es que podemos reutilizar los desechos orgánicos y hacer composta para utilizarla como fertilizante de nuestro huerto. Y así, además, reducirás la cantidad de basura que desechas diariamente.

 

Empieza a cosechar

Si ya tomaste la decisión de crear tu huerto urbano, lo primero que debes saber es que se necesita constancia en su cuidado. Después, buscar el espacio donde crecerán tus hortalizas. Puede ser tan pequeño como de 40 por 40 centímetros o un jardín completo. Se puede instalar en una azotea o en una terraza, con hidroponía o con tierra si la azotea está bien impermeabilizada.

Posteriormente se debe preparar el suelo con tierra muy aireada, la cual no debe estar compactada para permitir el crecimiento de las raíces y debe tener un mínimo de 40 centímetros de profundidad. Xavier Fux recomienda que las semillas se germinen en charolas en lugar de sembrarse directamente al huerto, pues se corre el riesgo de que se las lleven las hormigas o que el agua de lluvia las ahogue dada su fragilidad.

El secreto es poner la semilla en las charolas a uno o dos centímetros de profundidad, manteniendo siempre el sustrato húmedo; nunca encharcado ni seco. Hay que conservar la plántula ahí hasta que tenga seis hojas como mínimo y después trasplantarla a la cama de cultivo. “Muchos piensan que tener tu huerto es muy complicado y difícil, pero la verdad es que puede ser muy sencillo. Es posible tener tus macetitas con algunos cultivos en la ventana de tu cocina o en tu balcón”, comenta Verónica Rojas.

Un ciclo maravilloso

Tu huerto urbano no sólo te proporcionará alimentos de mejor calidad, con lo cual también contribuirás de manera importante al cuidado del medio ambiente, sino además será una gran satisfacción verlo crecer. En unas cuantas semanas verás germinar tus semillas y serás testigo de un ciclo maravilloso. Es necesario prodigarle mucho amor y cuidado a tu huerto, dejando el estrés a un lado y nutriendo tus plántulas con paciencia. De esta manera empezarás a darte cuenta si les hace falta luz, agua, tierra o cambiarlas de lugar. Hay que tener buena actitud y calma al trabajar en el huerto para que así crezca y te alimente. Suena bien, ¿no?

Consejos para un mayor éxito al cosechar

- Usa tierra de buena calidad.

- Puedes hacer germinar tus semillas o bien utilizar la plántula.

- Elige macetas o contenedores con buena irrigación.

- Asegúrate de que las plantas tengan agua suficiente. Planea tus días de riego para que no se te olvide hacerlo.

- Cerciórate de exponer las plantas al sol, aunque sea cuatro horas al día.

- Ten en cuenta que muchas hierbas necesitan luz pero no necesariamente el sol directo.

- Dedícale unos 15 minutos al día a tu huerto, entre riego, cuidado, manejo y cosecha.

- Quita las hojas amarillas del huerto.

Hortalizas recomendadas

- Hierbas aromáticas: romero, albahaca, perejil, cilantro, zacate limón, mejorana y epazote.

- Verduras: lechuga, espinaca, kale, tomate, acelga, betabel, zanahoria, col, ejote, jitomate, cebolla, poro, zanahoria, chayote, ajo, calabaza, berenjena y pimiento.

- Otras: frijol, mostaza, haba, rábano, papa y mora.

Para elegir qué hortalizas debes poner juntas, ten en cuenta si van bien en una ensalada. Si es así, convivirán bien en el mismo huerto, según Verónica Rojas. No debes sembrar muchas plantas juntas porque suelen competir entre sí por agua y nutrientes, y sólo sobrevivirá la más fuerte.

Cursos

Curso “Huerto urbano en la Ciudad de México”

Miguel Ángel de Quevedo, núm. 140, interior 5

Tels. (55) 5863-8078 y (55) 4434-0264

Por su parte, el gobierno de la Ciudad de México ofrece cursos para realizar un huerto urbano una vez al mes en el Jardín Botánico del Bosque de Chapultepec y en el Bosque de San Juan de Aragón. Consulta http://bit.ly/2pBFJla.

 

 


* Comunicóloga por la Universidad Iberoamericana. Divide su tiempo entre su pasión de escribir, su familia y su blog: tudosisdiaria.com.

** Agradezco a Xavier Fux de Green Beat (www.greenbeat.org) y a Verónica Rojas de Veganville (http://veganville.mx) la información proporcionada para este artículo.

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad