El 14 de febrero, Día del Amor y la Amistad, originalmente dedicado a la memoria de San Valentín (patrono de los enamorados), con el tiempo se convirtió en una fecha para expresar afecto por medio de regalos, pero, ¿por qué no aprovechar la emoción de este día para enamorarte del ahorro?

 

 

 

Aunque no lo creas, establecer una relación con el ahorro es muy similar a hacerlo con una pareja. En ambos casos debes cuidarlos y alimentarlos día a día para que den los frutos que deseas, pues en caso contrario tu relación con ellos podría fracasar.

A continuación te mostramos otras similitudes y los pasos que debes seguir para comenzar una relación duradera con el ahorro.

 

Paso 1. Evalúa tu situación

Antes de comenzar una relación de pareja debes analizar tu situación y descubrir si estás preparado para dar ese importante paso. Con el ahorro sucede lo mismo: no puedes comenzar a ahorrar si no conoces exactamente cómo están tus finanzas, y para descubrirlo tu mejor herramienta es elaborar un presupuesto.

Debes anotar, por un lado, tus ingresos y, por otro, tus gastos, incluyendo las deudas que tengas. Una vez que tienes todo anotado, es momento de obtener tu balance y descubrir cómo están tus finanzas. Para ello, a la suma de todos tus ingresos réstale todos tus gastos. El resultado que obtengas te dirá cómo están tus finanzas y si tienes capacidad de ahorro.

 

Paso 2. Ajusta lo necesario

Si descubres que aún te falta cerrar algún ciclo o no te sientes preparado para comenzar una relación, es importante que realices los ajustes necesarios para que ésta funcione. Con las finanzas ocurre algo similar, ya que si después de realizar tu presupuesto detectas que tus ingresos son menores o iguales a tus gastos, quiere decir que no tienes capacidad de ahorro y deberás hacer algunos ajustes para comenzar a generar recursos para guardar.

Una opción que te puede ayudar para generarlos es identificar en qué rubros gastas más, para después reducirlos e incluso eliminarlos. También puedes buscar la forma de generar ingresos extra.

 

Paso 3. Adáptate a los cambios

Cuando buscas ganarte el cariño y la atención de otra persona, modificas tu conducta o algunos hábitos y comienzas a adaptarte poco a poco a los suyos. El ahorro también necesita de atención, paciencia y tiempo.

Después de ajustar tu presupuesto, define una cantidad fija para ahorrar y la frecuencia con que lo harás. Al principio, no será fácil dejar de gastar en algunas cosas que te gustan y en ocasiones esto puede volverse una rutina aburrida y tediosa. Aguanta y sé constante: tu ahorro te agradecerá que le seas fiel.

 

Paso 4. Fortalece tu relación

Has hecho la parte más difícil de la relación y ahora viene algo fundamental para seguir adelante: la confianza. Mientras sigues ahorrando, es necesario buscar un producto financiero que te brinde confianza y que de paso propicie que crezcan tus ahorros.

Asesórate sobre los distintos productos financieros, los plazos y los rendimientos que hay en el mercado, y, dependiendo de la meta de ahorro que tengas, elige el más adecuado a tus necesidades. Recuerda que antes de depositar tu dinero en alguna institución debes verificar que esté debidamente autorizada para operar, para lo cual puedes consultar el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros en www.gob.mx/condusef.

 

Paso 5. Llegó el momento de crecer

Ha pasado el tiempo y tu relación se encuentra más estable, y así como sucede con tu pareja, llegó el momento de dar el siguiente paso para hacer crecer tu relación con tus finanzas y comenzar a formar un patrimonio.

Pero no te aceleres, antes de tomar una decisión, analiza a fondo lo que quieres, evalúa las opciones que hay en el mercado, compara opciones y busca productos de inversión que hagan crecer tus ahorros de manera segura.

 

Paso 6. Haz que dure

Algunas investigaciones señalan que el amor tiene fecha de caducidad y que distintos factores hacen que, en promedio, sólo dure cuatro años; sin embargo, tu relación con el ahorro debe ser estable y duradera, para lo cual debes “sentar cabeza” y comenzar a pensar en tu futuro.

Si tienes una cuenta de ahorro para el retiro en una Afore, una opción para incrementar tu pensión es realizar aportaciones voluntarias de forma constante. Además, también buscar algún instrumento de inversión a largo plazo.

Ahorrar dinero muchas veces puede parecer un reto imposible de lograr, pero si te propones enamorarte del ahorro poco a poco, verás que con el tiempo se volverá una parte fundamental de tu vida que traerá en el futuro muchos beneficios y seguridad para ti y para tu familia.

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad