¿Cuántas prendas necesitas en tu armario para lucir a la moda? La cultura de consumo en la que nos encontramos inmersos asegura por medio de su publicidad que nunca es suficiente y que siempre necesitamos más. Pero ¿realmente es así?

 

 

La cultura de consumo ha provocado que la moda haya evolucionado de una forma anormal en los últimos 30 años. El consumo forzado causa que los estilos sean desechados antes de que alcancen su plenitud. Esto ha cambiado la forma de vida de las personas en cuyos espacios no caben más objetos y aún así se sienten insatisfechas con lo que tienen. Bien dicen que ésta es una época en la que nos matamos trabajando para comprar cosas que no necesitamos solamente con el afán de impresionar a personas que no nos importan.

“Menos es más”, es una sabia frase que nos invita a hacer del minimalismo nuestro estilo de vida, ya que éste no está peleado con tener una apariencia sofisticada. El reto es aprender a hacerlo con menos y ejercitar el pensamiento creativo para disfrutar mucho con poco. Para lograrlo, la moda es un buen punto de partida: consideremos que cada mañana libramos una lucha interna al enfrentarnos al armario para responder a la eterna pregunta: ¿qué me voy a poner hoy? Algunos optan por repetir la misma ropa para evitar el gasto mental de tener que seleccionar una prenda en la caótica diversidad de su armario. Como en Latinoamérica es casi un crimen social aparecer dos veces con el mismo atuendo, muchas mujeres compran y compran prendas de vestir para no repetir. Pero lo cierto es que diversos estudios han revelado que los miembros del sexo femenino sólo utilizan de 20 a 30 por ciento de su guardarropa. Esto demuestra que la gran mayoría de las mujeres tiene prendas en su armario que nunca utiliza, que sólo ocupan espacio y que evitan el flujo de la energía en su espacio vital.

 

El reto de vivir con menos

Partiendo de esta estadística surgió el Proyecto 333, que desde 2016 promueve el vestir únicamente con un total de 33 piezas, entre ropa y accesorios, por tres meses. Para lograrlo es necesario cambiar la mentalidad y hacer limpieza del armario, puesto que los verdaderos cambios vienen de adentro. El punto de partida de este experimento consiste en conocerte a ti mismo: hacer un autoanálisis para establecer cuál es la ropa que te queda bien, te hace sentir bien y por qué. Cuando respondas a estas preguntas será fácil dividir tu guardarropa entre las prendas que son favorables a tu figura, que van bien con tu cuerpo y tu personalidad, y las que compraste por un simple impulso.

Después de donar todo lo que no te sirve a quien más lo necesita, puedes elegir 33 prendas, que se pueden clasificar en tres grupos:

  • Prendas estrella. Son esas prendas muy lucidoras que le ponen interés al atuendo: abrigos, chaquetas y sacos, sólo por mencionar algunas.
  • Prendas básicas. Son las piezas elementales que usas cotidianamente: camisas, pantalones, faldas, jeans, etcétera.
  • Prendas comodín. Son las prendas sencillas que combinan fácilmente con todo: camisetas, leggins y demás.

 

¿Cuántas piezas necesitas de cada grupo?

Eso sólo lo puedes contestar tú, pues depende de tus necesidades personales. Pero en general se recomienda que haya más de las básicas y de los comodines que de las estrella, que son las que más rápidamente pasan de moda.

El Proyecto 333 es una iniciativa de moda sustentable que te hará vivir mejor y disminuir el consumo desmedido que tanto daña al planeta. Si puedes tomar el curso que ofrece, descubrirás que lo más valioso es tomar conciencia de que puedes vivir con menos cosas. Para mayor información visita la página: http://proyecto333.org.

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad