Juan Luis Ramos

Twitter: @JvanRamos

La historia occidental tiene en el mar Mediterráneo una pieza clave para el entendimiento geopolítico, económico, social y cultural de los últimos 50 siglos. Descubre este fascinante destino turístico que recibe cada año al 30 por ciento del turismo mundial, es decir, a más de 260 millones de visitantes.

Fenicios, romanos y griegos iniciaron navegaciones por este mar hace 5,000 años, aunque se tiene registro de que la cuenca del Mediterráneo ha sido cuna de la civilización mundial desde la aparición de los primeros asentamientos, en Jericó, hace más de 11,000 años.

El Mediterráneo toma su nombre del latín mar medi terraneum, que significa “mar en el medio de las tierras”, ya que para las civilizaciones antiguas el mundo conocido comprendía el continente europeo, el norte de África y el Medio Oriente, por lo que esta extensión de agua literalmente dividía su mundo.

Sus aguas, que comprenden una superficie aproximada de 2.5 millones de kilómetros cuadrados y 3,860 kilómetros de longitud —lo que lo convierten en el mar interior más grande del mundo—, bañan las tres penínsulas del sur de Europa (ibérica, itálica y balcánica), así como la península de Anatolia, en África.

Asimismo, este inmenso cuerpo marítimo se comunica con el océano Atlántico, a través del estrecho de Gibraltar; con el mar Negro, por los estrechos del Bósforo y de los Dardanelos, y con el mar Rojo, vía el canal de Suez, lo cual lo ha convertido durante siglos en pilar estratégico del comercio mundial.

La cuenca mediterránea ha atestiguado la expansión de algunas de las civilizaciones más grandes de la historia de la humanidad, desde Mesopotamia hasta Egipto, desde la península de Anatolia y la antigua Troya hasta Macedonia y y desde Alejandría hasta Bolonia.

Las ciudades Estado de la antigua Grecia, las civilizaciones fenicia, helénica y egipcia, la enorme ciudad de Cartago, así como los imperios romano y otomano, son sólo algunos ejemplos de quienes construyeron los sólidos cimientos para las civilizaciones mundiales.

Hoy en día, el mar Mediterráneo sigue siendo de suma importancia económica, cultural y política al menos para una veintena de naciones que comparten sus recursos.

Atractivo mundial

El mar Mediterráneo se caracteriza por sus aguas transparentes y por su tono azulado profundo, un color particular que se intensifica especialmente en las áreas cercanas a las islas griegas y croatas.

Asimismo, esta zona del mundo alberga algunas de las ciudades más famosas por su cultura, su belleza, su arte y otros atractivos, como Málaga, Valencia y Barcelona, en España; Cannes y Marsella, en Francia; Venecia, Nápoles y Roma, en Italia; Atenas y Santorini, en Grecia; Tel Aviv, en Israel, y Beirut, en Líbano, sólo por mencionar algunas.

Al ser uno de los mares más acogedores del mundo, el Mediterráneo es vital para la industria y el turismo de la región, ya que es pilar para la economía de unas 20 naciones.

La región es considerada en su conjunto uno de los principal destinos turísticos a nivel mundial, con más de 260 millones de turistas internacionales que arriban a las costas y ciudades de la cuenca mediterránea, equivalentes a cerca de 30 por ciento del turismo mundial.

Tan sólo en los últimos 35 años, la llegada de turistas internacionales al mar Mediterráneo creció en más de 320 por ciento, siendo la zona noroccidental el mayor centro de acogida turística, con alrededor de 85 por ciento de la frecuentación turística de la región.

España, Italia y Francia reúnen en conjunto el mayor contingente de turistas, ya que reciben a 68 por ciento de los visitantes foráneos del Mediterráneo, es decir, casi 180 millones de viajeros al año.

Italia es el país con la mayor oferta de plazas turísticas, con poco más de dos millones, seguida de España, con 1.5 millones, y Francia, con 1.2 millones, que suman en conjunto 65 por ciento del total de la oferta de alojamiento turístico del Mediterráneo.

En la actualidad, la cuenca mediterránea tiene una oferta turística muy variada, desde los cruceros que tocan diversos puertos hasta las zonas de mayor lujo en la Costa Azul de Francia, pasando por plazas culturales como Barcelona y Venecia; lugares de relajación y diversión como Ibiza y las islas griegas, y, por supuesto, la oferta de turismo religioso en Roma y en la franja de Israel.

Hábitat amenazado

El Mediterráneo es el mar con las tasas más elevadas de hidrocarburos y contaminación en el mundo, debido a que, por ser un cuerpo acuático semicerrado, es muy sensible a la contaminación que produce la mala depuración de vertidos en los ríos que desembocan en él.

Este mar enfrenta varios problemas derivados de las actividades humanas: técnicas de pesca destructivas y sobrepesca, exceso de urbanismo en la franja litoral, contaminación producto de desechos y calentamiento global.

El turismo en esta zona también suele ser una amenaza para la conservación, en tanto que muchos viajeros suelen acudir a zonas con infraestructura y servicios insuficientes, por lo que los vertidos residuales no son tratados.

La erosión de las costas causada por el crecimiento desmedido de las ciudades impacta de igual modo las zonas de riqueza ecológica, destruyendo el hábitat de muchas especies en peligro. Se calcula que en la región hay 52 especies de anfibios y réptiles amenazadas.

Recuadro

Datos interesantes

- 1 por ciento de la superficie oceánica mundial corresponde al mar Mediterráneo, con una profundidad media de 1.5 kilómetros.

- La zona más profunda de este mar alcanza 5.1 kilómetros, en Matapán, Grecia.

- La longitud costera mediterránea representa 46,000 kilómetros, de los cuales 40 por ciento corresponden a islas.

- La etimología del nombre de este mar procede del latín mar medi terraneum, que significa “mar en el medio de las tierras”.

- En griego, su nombre es Mesogeios Thalassa, y posee el mismo significado, mientras que en árabe se llama al-Baḥr al-Mutawāsiṭ, que se traduce como “mar intermedio”.

- En turco se lo denomina Ak Deniz, que quiere decir “mar Blanco”, por oposición al mar Negro.

- Las naciones que comparten el Mediterráneo son Marruecos, Argelia, Túnez, Libia, Egipto, Palestina, Israel, Líbano, Siria, Turquía, Grecia, Albania, Montenegro, Croacia, Bosnia y Herzegovina, Eslovenia, Italia, Mónaco, Francia, España, Gibraltar (Reino Unido) y Malta.

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad