Una de las grandes fortalezas de México, así como de cualquier otro país, reside en el trabajo y la participación de las mujeres en la economía. En el mes en que celebramos a las mujeres te presentamos la historias de algunas emprendedoras exitosas que no sólo han seguido su instinto para conseguir sus metas, sino que han echado mano de una sólida educación financiera como herramienta indispensable para el buen manejo de su economía.

 

Las mexicanas siempre han sido una fuente de bienestar para muchas familias y han sido esenciales en la toma de decisiones económicas del hogar, mientras que sus esfuerzos han sido históricamente fundamentales para el desarrollo de muchas generaciones de ciudadanos y ciudadanas. Año con año, la inclusión femenina en la economía se refleja como una línea de tendencia de crecimiento. Del mismo modo, la introducción de numerosas agendas de género en empresas y entidades ha apoyado esta cruzada, la cual responde a la consecución de los principios de equidad e igualdad de oportunidades.

Las mexicanas representan 51 por ciento de la población del país1 y muchas, sin importar el medio en el que se desempeñen, sean profesionistas, freelancers, académicas o emprendedoras, han tenido que persistir y sobreponerse a retos culturales o a la falta de incentivos para cumplir sus metas. A través de algunas de sus experiencias hemos aprendido el valor de la persistencia y del trabajo en aras de la equidad de género.

En este artículo enunciamos algunas de las muchas mujeres mexicanas que son un ejemplo de determinación y de cultura financiera.

 

Gabriela Ruiz Lugo

La historia de una joven tabasqueña que ha tocado el techo del ámbito culinario, al ser reconocida como la mejor chef de México en 2019, es una historia que reivindica la cultura del esfuerzo en el emprendimiento. Primero construyó los cimientos de uno de los mejores restaurantes de Villahermosa a través de talento y persistencia, para que años después pudiera dar un salto a restaurantes reconocidos de la capital del país y, al poco tiempo, establecerse en el corazón de la Ciudad de México. Actualmente es chef en su propio restaurante, donde pueden degustarse platillos típicos con la mejor sazón tabasqueña y en el que es posible deleitarse con el sabor de las tradiciones. Cuando se habla de emprendimiento, el éxito no está peleado con la juventud, ni las nuevas ideas con la experiencia.

 

Blanca Treviño

La innovación es una piedra angular del emprendimiento y es el verdadero lenguaje del desarrollo de las tecnologías. En 1982 Blanca Treviño se convirtió en una de las fundadoras de una de las mayores empresas de tecnología en México, lo que la convierte en un referente al abordar el tema de las tecnologías de la información y la comunicación. A través de su liderazgo, su empresa se consolidó en un contexto histórico en el que comenzó formalmente la transición a la era digital. En la actualidad su compañía cuenta con más de 12,000 empleados, más de 30 oficinas y 12 centros de entrega localizados en 20 países. Cuando hablamos de mujeres emprendedoras, las buenas ideas y las decisiones informadas son la constante.

 

Leticia Jáuregui

Existe una gran cantidad de impedimentos para los emprendedores, pues se encuentran ante un reto complicado, cuyo desenlace condiciona su futuro y su bienestar; sin embargo, su éxito terminará por impactar de manera favorable la vida de una gran cantidad personas e incluso de comunidades completas. A sabiendas de lo anterior, Leticia Jáuregui fundó Crea, una asociación civil que con más de 10 años de experiencia desarrolla programas para empoderar e impulsar a mujeres emprendedoras y empresarias de zonas social y económicamente marginadas. La conciencia social es parte del emprendimiento, la colaboración y los conocimientos técnicos y metodológicos (know how) que terminan por adquirir el mismo valor que una idea innovadora y un gran optimismo. Cuando estés por comenzar una aventura emprendedora, no temas buscar asesoría.

 

Bertha González Nieves

Hay muchas bebidas mexicanas ancestrales que han sido representativas de la cultura a través de la denominación de origen. Una de las más distintivas es el tequila. Bertha González fue reconocida como la Primera Maestra Tequilera, se convirtió en una de las principales embajadoras de esta bebida en el mundo y ha sido cofundadora de diversas marcas artesanales de tequila. También es asesora y directiva de importantes firmas en las que ha abierto espacio para la entrada del tequila a los competitivos mercados en el extranjero. La innovación muchas veces depende de la creación de inventos o de productos necesarios; en otras ocasiones, de la visión para conquistar nuevas fronteras.

La decisión de emprender un negocio constituye una oportunidad para la autorrealización, en parte por el gran esfuerzo y el sacrificio personal que requiere, por el reflejo del valor del trabajo y por el bienestar económico o la tranquilidad que producirá en el futuro, pero también porque estará promoviendo el desarrollo del país en el cual las mujeres mexicanas tienen una participación primordial.

 


 

[1] INEGI, 2015.

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad