La epidemia más letal

¿Sabías que la gripe española fue la epidemia de gripe más mortífera de la historia de la humanidad? Sí, el mismo virus A del tipo H1N1 que hace algunos años brotó en México como influenza, en 1918 cobró la vida de aproximadamente 50 millones de personas, casi cinco veces el número de quienes perdieron la vida durante la Primera Guerra Mundial. La mayoría de las víctimas fueron jóvenes y adultos saludables. La enfermedad surgió en los campamentos militares de Estados Unidos y se propagó a Francia con la llegada de las tropas estadounidenses durante la guerra. Se le llamó gripe española porque en España recibió la mayor atención de la prensa.

 

“Arregla ese cuchitril”

Es probable que alguna vez hayas escuchado la palabra cuchitril para referirse a un lugar sucio y desorganizado, pero ¿sabes de dónde proviene este término? Se utiliza para referirse a las pocilgas o chiqueros de los cerdos y está formado por el vocablo “cocho”, forma popular y antigua de llamar al cerdo, y “cortil”, usado para referirse al corral o al lugar cerrado donde se guardan los animales. Así pues, un cuchitril es un lugar destinado para que vivan los cerdos, de ahí que acabara haciéndose una similitud entre las pocilgas y los lugares poco adecuados y sucios en los que viven algunas personas.

 

La tinta preferida

En la actualidad existen diferentes colores de tintas para escribir; sin embargo, se considera que la de color azul es la más popular, incluso más que la negra. Algunas investigaciones sugieren que la gente prefiere la tinta azul porque permite distinguir mejor un documento original, además de que resulta más fácil de limpiar que la negra cuando nos manchamos. Según los registros de venta de plumas en el mercado, las de color azul están en primer lugar, con 64 por ciento, seguidas de las negras, con 23 ciento, y de las rojas y las verdes, ambas con 10 ciento. ¿Y tú qué color de pluma prefieres?

 

¿Dónde hay más bacterias?

Generalmente asociamos la taza del baño con bacterias y suciedad, lo cual es real, pero existen objetos que tocamos a diario con más bacterias, las cuales podrían ser altamente perjudiciales para nuestra salud. Por ejemplo, las monedas y los billetes pasan por miles de manos diferentes antes de llegar a nosotros, mientras que los cajeros automáticos y los carritos del supermercado también son tocados por infinidad de personas. En casa el control remoto, el teclado de la computadora y, por supuesto, el teléfono, son utilizados sin tener presente si nos hemos lavado las manos correctamente e, incluso, a veces comemos mientras los usamos.

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad