¡Qué aguante!

La pareja viviente más longeva del mundo, John y Charlotte Henderson, celebró su 80 aniversario de matrimonio en enero pasado. John, de 105 años, y Charlotte de 106, se conocieron en la Universidad de Texas en 1934, donde ella estudiaba para ser maestra y John jugaba futbol. Se casaron en 1939, el mismo año en que comenzó la Segunda Guerra Mundial, y aunque no tienen hijos, son tíos abuelos de Jason Free, quien los ayudó a ser reconocidos por el Libro Guinness de los Récords como la pareja más veterana del mundo, en noviembre de 2019. John Henderson atribuye el secreto de su longevidad al ejercicio y a tener una actitud positiva. Además, aunque nunca tuvieron hijos, siempre estuvieron rodeados de niños en sus trabajos diarios: Charlotte como maestra de escuela primaria y John como entrenador de futbol y de baloncesto en secundaria, en Port Arthur, cerca de Houston, por lo que la energía y la alegría de la gente joven los influenció durante buena parte de su vida.

 

¿Tienes una bucket list?

¿Alguna vez has querido aprender a bailar, a saltar en paracaídas o a nadar con delfines? Si es así, tal vez necesites hacer una lista de deseos, comúnmente conocida como bucket list, en la que anotes todas las cosas que deseas hacer antes de morir. Elaborar una lista puede sonar genial, pero también se ha descubierto que estas listas limitan la imaginación pues alientan a las personas a seguir la “vida perfecta” de otra persona. En muchos casos una lista de deseos ayuda a superar la ansiedad, porque hacer cosas nuevas y desconocidas permite salir de la zona de confort y vencer temores. Sin embargo, otra desventaja que los psicólogos han detectado es que las bucket lists son autoengaños porque el principal temor de la gente es hacia la muerte y cuando crea una lista de cosas por hacer está intentando de manera inconsciente controlar cuándo y cómo advendrá nuestra muerte. Una lista de deseos nos aleja de la posibilidad de ser espontáneos y de ver las cosas que hay que hacer como una nueva oportunidad.

 

Beneficios del descanso

¿Sabías que tomar un descanso una vez por hora puede volvete más productivo en el trabajo? Un estudio realizado por los creadores de DeskTime, una aplicación de productividad, descubrió que el 10 por ciento más productivo de los empleados toma descansos cada 52 minutos, durante 17 minutos cada vez. Debido a que se concentran y trabajan duro durante esos 52 minutos, son más productivos que los empleados que no toman descansos. Hacerlo de manera regular es especialmente importante si se trata de un trabajo creativo como escribir, editar o diseñar. Tomar un descanso puede ayudar a restaurar la energía creativa y a mejorar las habilidades para resolver problemas. También es importante moverse durante los descansos. Levantarse y caminar, o hacer ejercicio ligero durante unos minutos, ayuda a aumentar el flujo sanguíneo y, en consecuencia, a enviar más oxígeno al cerebro. Entonces, si tienes mucho trabajo creativo que hacer, ¡la forma más rápida de hacerlo es tomándote un descanso!

 

¿Has resuelto un cubo Rubik?

Tony Fisher, de Ipswich, Inglaterra, posee el Récord Mundial Guinness de fabricar el cubo Rubik más grande del mundo. El enorme cubo mide más de dos metros de ancho de cada lado y pesa 160 kilogramos. Fisher hizo el cubo con cinta, cartón y tubos de plástico; costó alrededor de 2,500 dólares y le llevó unas 330 horas construirlo. Lo mejor de todo es que el cubo sí puede usarse para ser resuelto. El cubo Rubik fue creado en 1974 por Ernő Rubik, quien trabajaba como profesor en Hungría. La primera vez que lo intentó Rubik necesitó un mes para resolver su propio cubo. En 2018, Yusheng Du de China estableció un nuevo récord mundial al resolver uno en 3.47 segundos.

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad