¿Te gusta la música triste?

Un estudio reciente ha demostrado que la música triste se ha vuelto cada vez más popular, pero, ¿por qué las personas eligen escucharla y qué sucede en el cerebro y en el cuerpo cuando lo hacen? El profesor David Huron, de la Universidad Estatal de Ohio, realizó una investigación en esta área y descubrió que la diferencia entre las personas que escuchan música triste y la aman, y las personas que escuchan música triste y simplemente no pueden soportarla, está relacionada con la hormona llamada prolactina. La prolactina está asociada con la lactancia. Cuando las personas lloran también liberan prolactina y en determinadas circunstancias esta hormona parece tener un efecto reconfortante. Por lo tanto, la prolactina es una hormona que nos resulta reconfortante. Si nuestros cuerpos la liberan cuando escuchamos música triste esto generará una sensación positiva, pero si la prolactina no se libera o no hay suficiente en nuestro organismo, la música triste simplemente parecerá más triste y no será benéfica para levantar nuestro estado de ánimo.

 

“Sepa la bola”

Seguramente más de una vez has usado la expresión “Sepa la bola”, pero, ¿sabes qué significa? Esta frase surgió en los tiempos de la Revolución mexicana, cuando en los levantamientos callejeros había de todo: campesinos, mujeres, militares y civiles, todos formando un grupo al que se le conocía como “la bola”, una bola de gente muy distinta que lo único que tenía en común era estar cansada de la dictadura de Porfirio Díaz. Cuando había destrozos o saqueos y no había a quién echarle la culpa, la gente simplemente decía que había sido “la bola”. Desde entonces, decir “Sepa la bola” es una manera de expresar que no sabemos o no queremos decir quién es el responsable de algo.

 

La Plaza Roja

Sin lugar a dudas uno de los lugares más emblemáticos que existen en Rusia es la Plaza Roja (Krásnaya Plóshchad) que se encuentra en Moscú. Debido a su pasado comunista, muchas personas están convencidas de que el nombre Plaza Roja se debe a que este color es el que simbolizaba al socialismo soviético. Pero esto es inexacto. Y el nombre tampoco se debe al color escarlata de algunos edificios que se encuentran en ella. Originalmente esta plaza fue llamada Mercado Grande debido a que durante largo tiempo fue el centro neurálgico en el que se realizaban las transacciones comerciales más importantes. Tras producirse un incendio y quedar asolada dicha plaza, empezó a ser conocida como Pozhar (cuyo significado es Quemado) y décadas después se le cambió el nombre por el de Krásnaya Plóshchad, que literalmente significaba Plaza Bonita y que todavía conserva. Sin embargo, aunque Krásnaya se utilizaba para referirse a algo que era bonito, y no al rojo, el continuo uso y la asociación de la plaza con el color que predominaba en ella provocó que con el tiempo el idioma ruso adoptara un nuevo uso para el vocablo Krásnaya y acabara utilizándose también para referirse al rojo.

 

¿Qué se le regala a un maestro?

Quizá te has preguntado de dónde proviene la costumbre de regalar una manzana a los maestros como forma de agradecimiento por su labor docente. En la Antigüedad se consideró que la manzana representaba la sabiduría, por lo que una manera de devolver el favor de lo que se había aprendido en la escuela era obsequiando al maestro una pieza de esta fruta. Otros opinan que antiguamente los maestros pertenecían a uno de los trabajos peor remunerados, además de que muchos alumnos provenían de familias humildes y una de las formas para pagar o agradecer las clases era llevándole algo de comer, y las manzanas eran lo más común y popular. De este modo, el maestro se aseguraba de comer a diario fruta y no representaba ningún perjuicio para las familias con menos recursos económicos.

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad