A veces hemos escuchado que no debemos consentir demasiado a nuestras mascotas, porque pueden perder su esencia animal. Pero ¿a quién no le gusta darles un trato especial y considerarlas parte de la familia, especialmente cuando vemos sus caritas de satisfacción? Por eso te presentamos algunos tips de lugares a donde puedes llevar a tu perro para que disfrute como verdadero rey.

 

 

Para consentir a tu mascota existen las llamadas guarderías caninas u hoteles pensión VIP, en las cuales los perros no sufren el estrés por permanecer encerrados en una jaula. Estos lugares cuentan con espacios individuales. Algunos son amplios refugios con una zona techada (cuarto) donde se coloca su camita, y un área en la parte frontal donde se pone su alimento, por lo que los perros pueden moverse con total libertad, limitados por una reja que les impide escapar. Sin embargo, durante el día tienen una rutina de entrenamiento en un gran jardín, en el que pueden divertirse con otros perros, con juegos especialmente hechos para ellos y con piscinas de pelotas y de agua.

Existen otras guarderías que también cuentan con espacios abiertos, aunque los cuartos para dormir se encuentran en un edificio donde cada habitación está acondicionada con camas especiales a la medida de cada mascota, a veces con sillones, música ambiental y hasta televisión. Estos cuartos están separados por vidrios para que los perros se sientan acompañados aun cuando estén recluidos en sus respectivas habitaciones. Los hoteles de este tipo no sólo ofrecen pensión, sino también un servicio de check up veterinario y asistencia estética.

Por otra parte, los spas caninos son establecimientos donde tu perro tendrá la oportunidad de deshacerse de sus tensiones y sus dolores articulares, pues recibirá baños de esencias y tinas de hidromasaje, cepillado de pelo sin jalones y aplicación de aceites en su cabecita y en sus patitas.

Y si te gusta el trato que le dieron a tu mascota consentida puedes comprar ahí mismo cepillos, shampoos con aromas, esencias, ropa especial, etcétera.

A pesar de que en nuestro país aún no se consolida la cultura pet friendly, existen cafeterías donde te permiten entrar con tu perro donde también puede disfrutar un delicioso bocadillo o un smoothie especial. En Europa, en especial en España, debido a la gran demanda de personas que desean pasar un momento agradable con sus amigos humanos y con sus compañeros de cuatro patas, se han abierto al público sinfín de restaurantes y bares en los que se les da un lugar especial y cómodo, una silla en nuestra mesa y hasta una zona de juegos, muy parecida a la que algunos restaurantes tienen asignadas para los niños.

También existen algunas tiendas departamentales donde te permiten entrar con tu mascota, mientras quepa en el carrito. Aunque parezca difícil de creer, tu perro disfrutará ir contigo de compras. Sólo ten cuidado de que no se coma nada del carrito porque ¡tendrás que pagarlo!

Y no hay como ir a la playa con la certeza de que puedes estar con tu mejor amigo. Algunos hoteles de las costas de México ya cuentan con cuartos especiales para que tu perro duerma contigo, y con servicio de paseo por los jardines del hotel, así como con una zona especial de la playa privada para que pueda conocer el mar y chapotear un rato.

Puedes encontrar algunos spas de este tipo en la Ciudad de México en las siguientes colonias: Condesa, Roma Norte, y Moderna. Y hoteles VIP en las colonias Anáhuac, San Bernabé, Clavería, Polanco y Del Valle.

Para tomar un refrigerio puedes ir a los alrededores del Parque México, en la Condesa, así como algunos sitios de la Roma y de Polanco.

Sería muy grato para ti y para tu perro darse una vuelta por estos lugares y experimentar estas nuevas formas de convivir. Pero si tu presupuesto no alcanza para un spa canino, puedes improvisar una tina con agua tibia, comprar algunos aceites aromáticos y un tapete de los que se utilizan para hacer yoga y puedes consentirlo en casa. Y no dejes de sacarlo a pasear.

 


 

* Protectora independiente de animales sin hogar desde hace más de 20 años.

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad