Coahuila fue hogar de los dinosaurios que habitaron Norteamérica hace 72 millones de años. Acompañamos a descubrir qué ejemplares habitaron este territorio, en el que se escribieron las últimas páginas de su historia.

 

 

El registro de fósiles de dinosaurios en nuestro país abarca desde el periodo Jurásico Temprano hasta el Cretácico Tardío y resume una diversidad moderada de especies de dinosaurios. Y definitivamente Coahuila es considerado el estado con mayor riqueza paleontológica en el país. En 2014 el gobierno del estado firmó el decreto “Coahuila, Tierra de Dinosaurios”, mediante el cual se consolidó como una entidad federativa comprometida con el fomento y la preservación de nuestro patrimonio paleontológico.

 

México en la era de los dinosaurios

Los lugares donde han sido encontrados los dinosaurios en México alguna vez fueron una costa de un mar poco profundo. El clima era mucho más cálido y húmedo, lo que permitía la existencia de una vegetación tropical como la que actualmente podemos encontrar en las costas del Golfo de México.

Esto es debido a que nuestro país nunca ha tenido la misma geografía, ya que la corteza terrestre ha ido cambiando con el tiempo. Hace miles de años, en el periodo Cretácico, la parte continental de México sólo la constituía la región occidental, desde Baja California hasta lo que ahora son los estados de Guerrero y Oaxaca; sin embargo, la mayor parte del noreste y el centro aún se encontraba bajo el agua. Pero a finales de la era Mesozoica los continentes comenzaron a adquirir la forma que con la cual los conocemos en nuestros días.

Hace 72 millones de años, la región que hoy ocupa Coahuila fue una planicie de inundación. Era un pantano cercano a la costa, con ríos y riachuelos que formaban desembocaduras que daban al antiguo mar con aguas poco profundas.

 

Hallazgos en Coahuila

Terópodos, dinosaurios carnívoros

A veces las huellas pueden ser el único indicio con el que se cuenta para saber de la presencia de un grupo de dinosaurios en una región. Si se hallan estos rastros, el animal forzosamente debió vivir ahí, aunque no se encuentren sus huesos fósiles. Por lo tanto, se sabe que en Coahuila habitaron terópodos, esto es, dinosaurios carnívoros. En el municipio General Cepeda Coahuila fueron descubiertas huellas de terópodos, que dejan ver cómo se movían en grupo. También se localizaron rastros de dinosaurios ornitomímidos cerca de Sabinas.

 

Ceratópsidos, dinosaurios con cuernos

El 14 marzo de 2007, en el municipio de Ocampo, al noroeste de Coahuila, se descubrieron los restos de un dinosaurio ceratópsido, más conocido como dinosaurio con cuernos. Era un centrosaurino basal de tres metros de altura en edad adulta.

 

Coahuilaceratops

Este dinosaurio vivió durante el Cretácico Tardío, hace aproximadamente 72 millones de años. Fue descubierto cerca de Saltillo por el paleontólogo aficionado Claudio de León, quien localizó los restos de dos individuos, uno adulto y uno joven. El material colectado corresponde principalmente a fragmentos del cráneo, lo que permitió erigir el género Coahuilaceratops magnacuerna, que llegó a medir seis metros de largo y pesar hasta cuatro toneladas: tiene unos cuernos de aproximadamente un metro de largo sobre su cabeza que se clasifican como los más grandes de cualquier ceratópsido conocido.

 

Albertosaurus

Depredador descubierto en Jicotecas, en el municipio de Ocampo. Este tiranosáurido (Tyrannosauridae) medía aproximadamente nueve metros de largo y cinco de alto. Era un gran carnívoro, poseedor de largas hileras de dientes afilados y extremidades que terminaban en garras.

 

Tyreóforos: dinosaurios acorazados

Este tipo de dinosaurio armado perteneció al grupo de los nodosaurios. Vivió aproximadamente hace 72 millones de años, durante el Cretácico Tardío. Llegó a medir hasta seis metros de largo y a pesar hasta cuatro toneladas.

El primer ejemplar de su tipo fue descubierto en 2010. Posteriormente, en 2018, Héctor Rivera lo nombró Acantholipan gonzalezi. Este dinosaurio llegó a medir hasta seis metros de largo, aunque el ejemplar descubierto es un juvenil de 3.5 metros. Esta especie se caracterizaba por presentar espinas que salían de la región de la cadera y que utilizaba como armas.

A diferencia de los anquilosaurios, Acantholipan gonzalezi carecía de un mazo en la cola, por lo que, para defenderse, posiblemente se agazapaba para evitar un ataque en su vientre, donde era más vulnerable.

 

Hadrosaurios: dinosaurios pico de pato

En 1987 inició el proyecto de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para el rescate de un dinosaurio de este género encontrado en el municipio de Parras de la Fuente, Coahuila. Se recuperó 65 por ciento del ejemplar “Isauria”, como fue llamado. Era un espécimen juvenil de siete metros de largo y 2.2 metros de altura a la cintura, con un peso aproximado de tres toneladas. En 1992 fue inaugurada la exposición “Isauria” en el Museo de Geología de la UNAM en la Ciudad de México. Los restos fósiles de este dinosaurio están resguardados en la colección de dicho museo y su réplica es exhibida.

 

Velafrons

Otro gran descubrimiento fue el de los restos de un hadrosaurus, o “pico de pato crestado”, en la zona paleontológica de Rincón Colorado, en General Cepeda. Este gran herbívoro pesaba aproximadamente 3.5 toneladas distribuidas en tres metros de altura y 7.5 de largo. Según el Instituto Nacional de Antropología e Historia se trata de la única cola articulada de este tipo que se ha descubierto en México.

 

La colección de fósiles más grande de México

El estado de Coahuila ha realizado una gran contribución al estudio de la paleontología. Gracias a la preocupación de ciudadanos y expertos por conservar la riqueza natural y científica de esa región, se impulsó la fundación del Museo del Desierto, inaugurado el 25 de noviembre de 1999.

El Museo del Desierto, ubicado en Saltillo, Coahuila, es una gran atractivo turístico y cultural. Sus salas dedicadas a los dinosaurios y a los fósiles descubiertos en el estado son un foco de atención que no se puede ignorar. De martes a domingo este museo recibe a todo tipo de visitantes que quiera conocer el pasado y seguir las huellas del acervo paleontológico más grande de México.

 

Contacto

Museo del Desierto

Carlos Abedrop Dávila, núm. 3745

Parque las Maravillas

Nuevo Centro Metropolitano de Saltillo

Teléfono: 01 (844) 986-9000

www.museodeldesierto.org

 

 


 

* Editora en TourismoGourmet.com, medio digital especializado en turismo gastronómico y estilo de vida. Fuente de apoyo: Héctor Rivera Sylva, paleontólogo.

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad