Estamos a unos días de las vacaciones de Semana Santa y si eres de quienes se propusieron iniciar el año haciendo ejercicio y mejorando su alimentación, éste es un buen momento para lucir los primeros cambios en tu estilo de vida. Así que ¡a modelar ese traje de baño!

 

 

Si bien estos días son perfectos para disfrutar la naturaleza y relajarnos y divertirnos con nuestros seres queridos, es importante no bajar tanto la guardia y seguir con nuestros hábitos saludables. Si no estás seguro cómo lograr esto, aquí te compartimos cinco consejos para mantenerte fit en estas vacaciones.

 

1. Evita los refrescos

Si vas a un hotel con todo incluido, con derecho a barra libre de bebidas, ¡limítate! Puede sonar súper atractiva la idea de tomar todo lo que te ofrezcan, pero recuerda que una bebida estándar de 240 ml, ya sea cerveza, piña colada, coctel o refresco, contiene aproximadamente 150 kcal. Si tomas en promedio seis bebidas por día, ¡haz cuentas! En lugar de esas bebidas, puedes pedir alguna infusión refrescante con cáscara de limón, pepino, jamaica o frutos rojos.

 

2. Utiliza el gimnasio

En la actualidad la mayoría de los hoteles de lugares turísticos cuenta con un área de gimnasio. Cuando llegues al hotel no olvides preguntar dónde se encuentran esas instalaciones, ya que si quieres lucir un cuerpo fit, tendrás que seguir ejercitándote. Intenta llevar a cabo una rutina que combine la parte aeróbica “cardio” con el fortalecimiento de tus músculos. Si puedes ¡lleva a tu familia!

 

3. Realiza actividades recreativas

Si eres de los que prefieren quedarse en el hotel, tomando el sol o relajándote en el spa, recuerda que muchos hoteles cuentan con actividades como snorkel o tablas de paddle board, o realizan torneos de voleibol o basquetbol. Además de que te ejercitarás, realizar estas actividades te permitirá conocer a otros huéspedes y hacer amigos, con quienes disfrutarás mejor tus vacaciones.

 

4. Modérate con el desayuno/comida buffet

Los buffets son el paraíso de los amantes de la gastronomía. Y es que tener a tu disposición decenas de platillos constituye una oferta difícil de rechazar; sin embargo, considera que representa un gran problema, pues implica la pérdida de la noción de la cantidad de comida que consumes. Diversos estudios revelan que en un buffet el comensal puede ingerir hasta 10 platos distintos sin tener apetito.

 

Consejos para degustar un buffet

  • Revisa tus opciones disponibles: antes de servirte tu primer plato, observa la variedad de platillos que existen y evita comer alimentos altos en calorías, como papas a la francesa, chorizos y carnes frías, quesos grasosos, tocino o cualquier clase de embutido.
  • Recurre a porciones pequeñas.
  • Siéntate lo más lejos posible del buffet y de espaldas a la comida.
  • Sírvete un plato a la vez y trata de no excederte de tres platos en total, incluyendo uno de éstos a base de verduras.
  • Si te vas a servir ensalada, no abuses de los aderezos, pues pueden quitarle lo sano a las porciones de vegetales.
  • Si el buffet es para la hora del desayuno, evita el pan dulce o el pan francés. Mejor elije un pan de caja con jamón o una porción de cereal (hojuelas de maíz sin azúcar añadida).
  • Evitar la barra de repostería. Opta por consumir fruta como postre.

 

5. Higiene bucal

No dejes de lavarte los dientes después de cada comida. De esta manera la sensación de aliento fresco te alejará de comidas o bebidas azucaradas por un tiempo.

Con estas recomendaciones podrás mantenerte en forma durante estas vacaciones. Lo único que falta es que saques tu bronceador y tu traje de baño y disfrutes estos días de la mejor manera.

 


 

* Médico especialista en medicina del deporte. Contacto: @Fitmedmx y www.fitmed.com.mx.

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad