Las calaveritas literarias son una parte importante de la tradición del Día de Muertos en México, ya que con palabras populares en forma de rimas, y de una forma divertida, se hace referencia a cualidades o defectos de personas o situaciones. El mundo de las finanzas no está exento de esta tradición. Por eso te presentamos algunas calaveritas financieras con las que puedes llegar a identificarte y aprender de sus moralejas para cuidar tus finanzas personales.


Inversión

La muerte rápidamente

su dinerito contaba,

pues una inversión en la mente

vueltas y vueltas rondaba.

           

Le daban altos intereses

y mucha liquidez,

prometiendo en pocos meses

una fortuna obtener.

 

La parca se sentía confiada

y a la empresa todo su ahorro dio,

no revisó si estaba autorizada

y mucho menos comparó.           

 

Después de una temporada

la muerte su dinero necesitó,

pero quedó muy espantada

porque la empresa desapareció.

 

La flaca lloraba angustiada

pero de nada le sirvió,

ya que por andar de confiada

hasta los huesos perdió.

 

Moraleja: Antes de poner a trabajar tu dinero en algún instrumento de inversión siempre debes verificar que la institución que lo ofrece esté autorizada, comparar distintas opciones y conocer con detalle las características del producto, pues, en caso contrario, podrías perder tus ahorros.


Seguro de auto

La calaca muy contenta

conducía por la ciudad

un auto nuevo de reventa

y sin límites de velocidad.

 

Dio la vuelta muy aprisa

y su auto comenzó a girar,

pegándose con el parabrisas

y en un poste se fue a estampar.

 

La huesuda adolorida

se apresuró a buscar

la póliza de su seguro

pues los tenía que llamar.

 

Reportó el siniestro

y esperó en el lugar

a que un ajustador de seguros

la llegara a auxiliar.

 

No pierdas el aliento,

le decían sin cesar,

ya verás que un momento

todo se va a arreglar.

 

Al llegar el ajustador

el problema solucionó,

y la parca con mucho dolor

todos los papeles firmó.

 

Moraleja: Manejar con precaución no te libra de tener algún percance, por lo que es importante contar con un seguro de automóvil que proteja tu patrimonio, tu integridad y la de terceras personas en caso de que ocurra un siniestro.


Deudas

Estaba la parca sentada

pensando a quien molestaba,

cuando de repente vio a un muchacho

que gastando se encontraba.

 

Él pagaba con tarjeta

comprando sin medida,

sin saber que la calaca

muy ansiosa lo veía.

 

Espantado y triste estaba

el muchacho gastalón,

pues debía una fortuna

y ya tenía un “cuentonón”.

 

La calaca aguardaba

a que el joven no pagara,

y que por tantas deudas

al Buró se le mandara.

 

Ya muy triste en el Buró

este joven se quedó,

no sin antes recordar

que es mejor no gastar.

 

La huesuda te recuerda

la importancia de ahorrar

y que un buen presupuesto

siempre te ha de salvar.

 

Moraleja: El crédito es tan bueno como malo, según el manejo que hagas de él. Esto es, si incumples con los pagos el banco te cerrará las puertas a nuevos préstamos, pero si utilizas el crédito con inteligencia y responsabilidad te dará acceso a bienes y servicios difíciles de pagar al contado (como un coche o una casa). Por eso siempre debes tener el control de tus gastos.


Educación financiera

La parca estaba dispuesta

a cuidar bien su dinero,

le preocupaba la cuesta

que vendría en enero.

 

Una señora que pasaba

le dijo que mejor sonriera,

pues lo único que le faltaba

era educación financiera.

 

Presupuesto y ahorro,

son las mejores herramientas,

y así, sin mucho rollo,

manejarás bien tus cuentas.

 

A usar bien tu tarjeta

deberás aprender,

y tus estados de cuenta

siempre habrás de leer.

 

La Condusef te ayudará

a cuidar bien tus finanzas,

y además te enseñará

a protegerte de los “transas”.

 

La huesuda, satisfecha,

por saber qué debe hacer,

agradeció a la señora

y corrió a la Condusef.

 

Moraleja: La educación financiera te ayuda a conocer y a utilizar a tu favor los productos y servicios financieros, a llevar una mejor administración de tus recursos y a planificar tu futuro.

 

Esperamos que estas calaveritas financieras, además hacerte sonreír, te dejen una lección sobre cómo la educación financiera te ayudará a controlar tu economía de manera adecuada. Si deseas saber más acerca del tema, te invitamos a conocer el microsito “Educa tu cartera” en www.gob.mx/condusef.

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad