Más que flexionar el cuerpo en formas extrañas, el yoga es el momento privilegiado para dar atención al organismo, a la mente y a la respiración para disminuir el estrés y experimentar armonía y bienestar físico y mental. En el Día Internacional del Yoga, que se celebra el 21 de junio, te invitamos a conocer sus diferentes estilos y beneficios.

 

La palabra yoga proviene del sánscrito y significa “unión”. Simboliza la unidad del cuerpo, la mente y el espíritu.

El primer ministro indio, Narendra Modi, en un discurso pronunciado en la 69 sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, dijo: “El yoga es un don inestimable de nuestra antigua tradición. Representa la unidad de la mente y el cuerpo, el pensamiento y la acción. Es importante coordinar todos esos aspectos. Ese enfoque holístico es valioso para nuestra salud y nuestro bienestar. El yoga no se trata sólo de ejercicios; se trata de una manera de descubrir el sentido de identidad de uno mismo, del mundo y la naturaleza”.

El yoga es una disciplina física, mental y espiritual antigua que se originó en la India (existe desde hace 5,000 años) y que ahora se practica en diversas formas en todo el mundo.

La inactividad física se asocia con una serie de enfermedades como el cáncer, la diabetes y los problemas cardiovasculares, que constituyen algunas de las principales causas de muerte en todo el mundo. Como ejercicio, el yoga tiene múltiples beneficios. Al mejorar la condición física, aprendiendo a respirar correctamente y disminuyendo el estrés, puede ayudar a cultivar estilos de vida más saludables.

La práctica del yoga también ayuda a aumentar la conciencia y a ser mejores personas, pues la toma de conciencia afecta positivamente nuestro entorno.

Fundamentos de la práctica del yoga

Esta práctica se basa en el concepto de que la energía vital, o prana, se acumula en centros de energía llamados chakras. A partir de los chakras, la energía circula por todo el organismo, mediante una red de canales denominados nadis.

El yoga es una disciplina que se basa en la circulación energética de los cuerpos y que, con el fin de estimular el flujo de la energía vital, o prana, desarrolla diferentes asanas o posturas. Dichas posturas estimulan las glándulas endocrinas y activan la energía vital acumulada en los chakras, o centros de energía, propiciando que se distribuya en todo el organismo.

Los chakras son centros de contacto del cuerpo sutil con el cuerpo físico, por lo cual también son considerados verdaderos centros de conciencia. El yoga sostiene la existencia de siete chakras, distribuidos a lo largo de la columna vertebral. Cada chakra se relaciona con un grupo de órganos, una glándula endocrina y un sector muscular, controlados por una región específica del sistema nervioso central y del sistema neurovegetativo.

Las cinco ramas o vías principales en el camino del yoga

- Bhakti Yoga: es el yoga de la devoción y el amor.

- Jnana Yoga: es el yoga del conocimiento.

- Karma Yoga: es el yoga del servicio desinteresado a los demás.

- Raja Yoga: es el yoga mental.

- Hatha Yoga: es el yoga físico, consta de posturas o asanas, respiración o pranayama, y meditación.

Este último es el estilo de yoga más practicado actualmente en todo el mundo, del que existen distintos tipos, entre los cuales los más importantes son los siguientes:

Kundalini Yoga

También conocido como “yoga de la conciencia”, es un estilo ideal para aquellos que quieren experimentar la práctica de la India antigua. Aunque tiene posturas físicas, pone mucho más énfasis en la respiración, los cantos y la liberación de una energía especial que se asemeja a una poderosa serpiente enroscada que duerme en la base de su espina dorsal.

Bikram Yoga

Es un estilo práctico desarrollado por Bikram Choudhury que consiste en realizar un conjunto específico de asanas en un orden determinado, dentro de una habitación con un clima de 40 a 42º centígrados. Es popular entre quienes quieren recurren al yoga para perder peso porque el elemento añadido de calor les permite sudar mientras lo practican.

Iyengar Yoga

Se basa en las enseñanzas de B.K.S. Iyengar, quien descubrió el yoga cuando era un adolescente enfermo que necesitaba fortalecerse. En consecuencia, este tipo de yoga concede un gran valor al uso terapéutico de las posturas y la respiración. Se enfoca mucho en la alineación, por lo que hay una observancia estricta de la posición de la columna vertebral, de los hombros, de las caderas y de los pies en cada postura.

Asthanga Yoga

Éste es uno de los estilos más populares del yoga y fue introducido por Sri K. Pattabhi Jois en 1975. Consiste en hacer secuencias específicas de las posturas, de manera continua, fluida y consistente. Los practicantes de Ashtanga Yoga, o Ashtahguis, se mueven aceleradamente de una postura a otra, junto con cada inhalación y cada exhalación.

Vinyasa Yoga

La esencia de esta práctica está en la coordinación del movimiento con la respiración. El oxígeno continuo optimiza los beneficios de cada postura y la respiración profunda y consciente combinada con el movimiento ayuda a mejorar el sistema respiratorio.

Beneficios físicos y mentales del yoga

Entre los beneficios físicos de esta disciplina se encuentran los siguientes: fortalece músculos y huesos; retrasa el proceso de envejecimiento; aumenta la energía vital; proporciona flexibilidad y equilibrio; oxigena y limpia los órganos; optimiza los sistemas cardiovascular, endocrino, digestivo y respiratorio; abre los canales energéticos, y equilibra los chakras.

Y entre los beneficios mentales: disminuye el estrés y favorece la concentración y la capacidad de razonamiento. También genera paz interior, ayuda a dormir mejor, disminuye la tendencia a sobrerreaccionar, ayuda a superar los miedos y fomenta el pensamiento positivo.

Sin lugar a dudas, practicar yoga es estupendo para el cuerpo, la mente y el espíritu. Sin embargo, debe hacerse de manera consciente y elegir cuidadosamente instructores certificados. Además, es importante hacer notar que el instructor es un guía, pero el cuerpo es el maestro, al cual hay que escuchar siempre, para evitar sufrir cualquier lesión.

La embajada de la India, en conjunto con el gobierno de la Ciudad de México, celebra el Día Internacional del Yoga con una clase multitudinaria para que las personas puedan conocer más sobre esta disciplina.

Contacto:

Embajada de la India en México

Musset 325, Colonia Polanco

Delegación Miguel Hidalgo

C.P. 11550, México D.F.

Tels.: 5531-1002 (1050, 4636, 6638), 5545-1491, 5203-4803

Centro Cultural de la India “Gurudev Tagore”

Anatole France 319, Colonia Polanco

Delegación Miguel Hidalgo

C.P. 11550, México D.F.

Tels.: 5531-1050, 5203-1117

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad