La cultura de género ha relegado la participación y el reconocimiento de las mujeres en múltiples disciplinas. Y la música no es la excepción. En esta edición recordamos a aquellas que, a pesar de las adversidades, lograron destacar y contribuir de manera excepcional a la historia con su música. En el mes que reconoce el silenciamiento histórico de las mujeres te invitamos a alzar la voz por la equidad al ritmo de las canciones de los discos que han hecho época.

 

 

10. Carole King: Tapestry

La década de los setenta del siglo XX no habría sido la misma sin las canciones de Carole King. El álbum Tapestry (Tapiz) la llevó a la fama en 1971, logrando la venta de más de 25 millones de copias en todo el mundo. Este disco es uno de los 15 más vendidos de esa década. King aprovechó el movimiento emergente de cantautores con mensajes sociales para lograr un álbum que, al escucharlo, nos hiciera remontar a nuestra propia vida para reconectarnos con los sentimientos humanos más básicos. Eran tiempos en que la guerra de Vietnam, la violencia y la cultura dividida necesitaban el bálsamo emocional de King. Su obra musical incluye sencillos como Its Too Late, I Feel the Earth Move, You’ve Got a Friend y (You Make Me Feel Like) A Natural Woman.

 

9. Amy Winehouse: Back to Black

De carrera breve y voz memorable, la londinense Amy Jade Winehouse trascendió a los archivos históricos de la música por su estilo distintivo y su potente registro vocal de contralto. La cantante británica de soul logró el reconocimiento mundial con su segundo álbum de estudio, Back to Black, lanzado en 2006. Destaca por sus mezclas de diversos géneros musicales: R&B, jazz, soul y ska. Vendió más de 22 millones de copias y fue la primera británica en recibir cinco premios Grammy, durante su edición número 50. Su vida fue dramática, pasional y autodestructiva. Sus relaciones tóxicas, las drogas, el alcohol, sus desórdenes alimenticios y el acoso de los medios de comunicación fueron tormentas que la sofocaron. Falleció a los 27 años de edad tras sufrir un colapso por el síndrome de abstinencia. Tras la muerte de Winehouse, el 23 de julio de 2011, las ventas de sus discos se dispararon y Back to Black saltó al primer lugar de las listas de iTunes de casi todo el mundo.

 

8. Selena: Amor prohibido

La diva de la música popular, Selena Quintanilla Pérez, vendió más de 60 millones de discos a nivel mundial. Sus álbumes Amor prohibido (1994) y Dreaming of You (1995) fueron los más populares. Selena inició su carrera musical a los seis años de edad junto a sus hermanos Suzette y Abraham; grabó su primer álbum a los 12 años, y a pesar de las críticas picó piedra para hacerse escuchar en la música tejana que era dominada por hombres. Entre sus sencillos destacan Como la flor, Amor prohibido, La carcacha, El chico del apartamento 512, No me queda más, Bidi bidi bom bom. Apodada la Madonna Mexicana, Selena es catalogada como una de las artistas latinas más influyentes de todos los tiempos. Fue asesinada el 31 de marzo de 1995, cuando tenía 23 años.

 

7. Adele: 21

Adele Laurie Blue Adkins jamás imaginó que al subir su demo a la red social MySpace su vida cambiaría por completo y sería comparada con grandes personalidades del soul. No tardó en firmar un contrato con XL Recordings para lanzar el álbum 19 alusivo a la edad que tenía entonces. Su éxito la dio a conocer ante el mundo y cuando lanzó su álbum 21 la fama y las ventas se fueron por los cielos. Este álbum está inspirado en las heridas emocionales de la cantante británica por causa de una relación fallida. Hasta la fecha ha vendido más de 30 millones de copias en el mundo. 21 ha sido el disco más vendido del siglo XXI.

 

6. Janis Joplin: Pearl

La Bruja Cósmica, Janis Lyn Joplin, fue la reina del rock durante la década de los sesenta del siglo XX. Encarnó el símbolo femenino de la contracultura y fue la penúltima heredera del blues. Creció en Port Arthur, Texas, en tiempos en que la sociedad era fuertemente golpeada por la segregación racial. Sufrió abuso escolar, pues sus compañeros la nombraron “el chico más feo” de la escuela. Desde su adolescencia dio muestras de rebeldía y rechazo a los modelos racistas y clasistas, por lo cual creció aislada y solitaria. Más tarde encontró libertad y consuelo en Nueva York experimentando con el blues, el jazz y el folk, lo mismo que con anfetaminas, psicodélicos y drogas intravenosas, a las cuales no tardó en hacerse adicta. Su música se considera precursora del movimiento psicodélico. Janis podía cautivar a miles de personas con la potencia de su voz. Demostró que en la música también hay un lugar para las mujeres de presencia imponente y voces fuertes. Falleció el 4 de octubre de 1970 en Los Ángeles a los 27 años de edad por causa de una sobredosis de heroína. Su cuarto álbum, Pearl, fue lanzado de manera póstuma y se consagró como su obra más vendida. Su aullido final.

 

5. Maria Callas: Lo mejor de Callas

Una de las voces más complejas que se han estudiado en la historia es quizás la de la Divina Callas. Ana Maria Cecilia Sofía Kaloyerópulos, mejor conocida como María Callas, fue una soprano griega que aún causa controversia por la particularidad de su voz. Es la cantante de ópera más eminente del siglo XX. Aunque su carrera fue breve, poseía una musicalidad innata que le permitía internarse en el universo personal de cada compositor, explotando instintivamente a cada personaje con su voz y con su teatralidad magnética. El fenómeno de la cantante de opera duró algo más de una década, pero su trascendencia en el mundo de la lírica dejó una huella visionaria y sin precedentes. Cantó 47 papeles de distintas óperas en toda su carrera. Su vida dramáticamente compleja y el declive de su carrera artística por causa de su tortuosa relación con su segundo esposo —el magnate naviero Aristóteles Onassis, quien más tarde la dejaría para contraer nupcias con la viuda del ex presidente estadounidense John F. Kennedy, Jaqueline Onassis— no han sido impedimento para que Callas sea escuchada con reverencia aun en nuestros días. Falleció a los 53 años de edad en París.

 

4. Beyonce: Lemonade

El más reciente álbum de Beyonce Giselle Knowles-Carter se posicionó como uno de los mejores discos de la historia. Lemonade (Limonada) está inspirado en su abuela, Agnez Dereon, y en la abuela de su marido Jay Z, Hattie White, quien le recordaba la importancia de hacer limonada cada vez que la vida le diera limones. La cantante estadounidense incorporó elementos de blues, soul, funk y country con un fuerte mensaje de liberación femenina. Para la artista pop este disco aborda el viaje que cada mujer emprende hacia el autoconocimiento y la curación. Lemonade también destacó por ser muy personal y contener tintes políticos, además de ofrecer una explosión sonora de curación de sus heridas, pues se cree que una de las canciones que contiene es una respuesta a la infidelidad de Jay Z.

 

3. Madonna: Like a Prayer

Llegar a ser la reina del pop y mantenerse en el trono no es cualquiera cosa. Madonna lo logró de manera espectacular desde que destacó como ícono de la década de los ochenta del siglo XX. Su álbum Like a Prayer (Como una plegaria) no podía faltar en este conteo. Es el cuarto álbum de estudio de la cantante estadounidense, que se lanzó a la venta en marzo de 1989. Sobresale por incorporar elementos de dance, funk, gospel y soul con un estilo pop. Madonna se inspiró en sus ideas católicas para componer el sencillo que lleva el mismo título de este álbum, canción que fue elogiada por los críticos como “lo más cerca que la música pop puede estar del arte”, según la revista Rolling Stone. Incluye el tema “Express Yourself” (Exprésate) en el que predica a favor del empoderamiento femenino. Este disco vendió más de 16 millones de copias en todo el mundo. El álbum que compila los éxitos de Madonna, The Inmaculate Collection (La Inmaculada Colección) (1990) duplicó ese récord.

 

2. Whitney Houston: El guardaespaldas

La cantante favorita del planeta a principios de los años noventa del siglo XX fue Whitney Houston, pues constituyó un fenómeno sin precedentes en esa época. El tema de la banda sonora de la película The Bodyguard (El guardaespaldas) fue el single más vendido del mundo y sigue siendo la banda sonora más vendida de la historia, con más de 50 millones de copias. “I Will Always Love You” se convirtió en el soundtrack de toda una época, a pesar de que los productores temían que por iniciar a capella la vetaran en la radio. Consiguió ser el número uno en 31 países y fue aclamado con seis premios Billboard y dos premios Grammys. Houston también fue la mujer mejor pagada de la historia, pues en 2001 firmó un contrato por 100 millones de dólares con la disquera Arista. Falleció el 11 de febrero de 2012 a los 48 años de edad por una sobredosis.

 

1. Aretha Franklin: I Never Loved a Man (The Way I Loved You)

Durante los años sesenta del siglo XX Aretha Louise Franklin se consolidó como una de las estrellas femeninas de soul más prominentes de la historia. También conocida como Lady Soul (Dama del Soul) o Queen of Soul (Reina del Soul), fue la primera mujer en figurar en el Salón de la Fama del Rock and Roll. En 1967 se editó el álbum I Never Loved a Man (The Way I Loved You) (Nunca he amado a un hombre como te amo a ti), con el que fue galardonada con dos premios Grammy. Franklin aprovechó su momento bajo los reflectores de la fama y los medios de comunicación para convertirse en un elemento influyente del movimiento racial y de liberación femenina. Fue la primera mujer negra en aparecer en la portada de la revista Time y en 2008 fue elegida por la revista Rolling Stone como la mejor cantante de todos los tiempos.

 


 

* Periodista por el Tecnológico de Monterrey, escritora y feminista de vocación. 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad