Albert Einstein (14 de marzo de 1879), uno de los personajes más célebres y admirados de la historia de la ciencia, nació en la ciudad alemana de Ulm en 1879. Fue el hijo primogénito de Hermann Einstein y Pauline Koch, judíos procedentes de Suabia. Al siguiente año de su nacimiento se trasladaron a Múnich, donde su padre se estableció como comerciante en las novedades electrotécnicas de la época.

Desde niño Einstein demostró cierta dificultad para expresarse; a diferencia de su hermana menor, Maya, que era más avispada y alegre, Albert era paciente, callado y solitario. Empezó a hablar hasta los tres años de edad, por lo que se creyó que padecía algún retardo en su desarrollo. A partir de 1884 comenzó a estudiar violín, instrumento que le apasionaba y que continuaría tocando el resto de su vida. La escuela no lo motivaba y, con excepción de las matemáticas y la física, no se interesaba por las otras asignaturas.

A los 15 años, sin tutor ni guía, emprendió el estudio del cálculo infinitesimal. En 1894 la compañía de su padre sufrió importantes dificultades económicas y los Einstein se mudaron de Múnich a Italia, cerca de Milán. A finales de 1896, a los 17 años, Einstein ingresó a la Escuela Politécnica Federal de Zúrich, Suiza, para estudiar física.

En octubre de 1896 conoció a Mileva Marić, una compañera de clase serbia. En 1900 Albert y Mileva se graduaron en el Politécnico de Zúrich y en 1901, a la edad de 22 años, consiguió la ciudadanía suiza. Con Mileva tuvo una hija en secreto en enero de 1902, llamada Lieserl, de la que nunca se supo nada más. Posiblemente fue adoptada en la Serbia natal de Mileva después de que ambos contrajeran matrimonio, el 6 de enero de 1903.

Albert Einstein empezó a prestar sus servicios en la Oficina Confederal de la Propiedad Intelectual de Berna, donde trabajó hasta 1909. Algunos de sus biógrafos argumentan que durante este periodo fue ayudado en sus investigaciones sobre la relatividad por su esposa Mileva.

En 1905 redactó varios trabajos fundamentales sobre la física. En el primero de ellos explicaba el movimiento browniano, en el segundo el efecto fotoeléctrico y en los dos restantes desarrollaba la relatividad especial y la equivalencia masa-energía. El primero le valió el grado de doctor en la Universidad de Zúrich, en 1906, y su trabajo sobre el efecto fotoeléctrico lo haría merecedor del Premio Nobel de Física en 1921.

Contratado como profesor y conferencista, se dirigió, junto con su esposa y sus dos hijos, Hans y Eduard, primero a Berna y luego a Praga. En 1919 se divorció de Mileva y se casó con su prima Elsa Loewenthal.

Con el ascenso de Hitler al poder, Einstein dejó Alemania en diciembre de 1932 para dirigirse a Estados Unidos, donde pasó los últimos 25 años de su vida en el Instituto de Estudios Superiores de Princeton, Nueva Jersey.

Einstein concentró sus esfuerzos en hallar una relación matemática entre el electromagnetismo y la atracción gravitatoria; pretendía descubrir las leyes comunes que, supuestamente, debían regir el comportamiento de todos los objetos del universo y agruparlas en una única teoría de “campo unificado”. Esa investigación, que ocupó el resto de su vida, resultó infructuosa y acabó por alejarlo de la comunidad científica.

En 1939, convencido de la posibilidad de que los alemanes estuvieran en condiciones de fabricar una bomba atómica, se dirigió al presidente Roosevelt instándolo a emprender un programa de investigación sobre la energía atómica. Después de que las explosiones de Hiroshima y Nagasaki pusieran fin a la Segunda Guerra Mundial, Einstein se unió a los científicos que buscaban la manera de impedir el uso de la bomba en el futuro y propuso la formación de un gobierno mundial, tomando como base las Naciones Unidas. Su propuesta fue ampliamente rechazada.

Albert Einstein murió a los 76 años, el 18 de abril de 1955, como resultado de una hemorragia interna causada por la ruptura de un aneurisma de la aorta abdominal. Considerado el científico más importante del siglo XX, no sólo es una figura mítica de nuestro tiempo, sino también “el personaje del siglo XX” y el más preeminente científico, según la revista Time.

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad