De las efemérides de mayo, a lo largo de los años hemos dedicado un espacio en esta revista al Día de la Madre, al Día del Maestro, al Día Mundial sin Tabaco y a la Batalla de Puebla, por mencionar algunas celebraciones o acontecimientos relevantes. En esta ocasión queremos invitarte a reflexionar sobre la importancia de cuidar el medio ambiente, con motivo del Día de las Especies en Peligro de Extinción, que se celebra el tercer viernes de mayo (el día 17).

Aunque esta fecha responde a una iniciativa del gobierno de Estados Unidos, promovida por el Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre y la Coalición de Especies en Peligro de Extinción de ese país, es una excelente oportunidad para hacer nuestro el compromiso de proteger a las especies y a sus entornos, especialmente los que se encuentran en nuestro país.

¿Sabes cuántas especies hay en peligro de desaparecer en todo el mundo? Aunque podemos identificar algunas por la difusión que reciben en las noticias —como la vaquita marina, el oso polar o el rinoceronte blanco—, la lista es enorme: alrededor de 25,000 especies de plantas y animales en todo el mundo.

De acuerdo con la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), una de cada cuatro especies de mamíferos se encuentra en peligro de extinción —elefantes, gorilas, leopardos, rinocerontes, delfines y tigres, entre otros—; más de 1,500 especies de aves —como el quetzal, la guacamaya roja, el pingüino africano y el águila real—; 21 por ciento de todos los animales acuáticos; casi una quinta parte de las especies de reptiles de todo el mundo —hay cerca de 9,500, entre tortugas, serpientes, lagartos, y cocodrilos—; uno de cada tres anfibios —ranas, sapos, tritones y salamandras, entre otros—; más de 12,000 invertebrados —40 por ciento de los insectos polinizadores invertebrados, como las abejas y las mariposas, así como crustáceos, corales, etcétera—, y 20 por ciento de las especies de plantas existentes.

Una de las razones que explican este riesgo de extinción es la acción del ser humano, tanto por la depredación directa como por la modificación del entorno en el que habitan las especies.

En este escenario, ¿qué podemos hacer para ayudar a la conservación de las especies? Tal vez no está en nuestras manos tomar medidas para evitar la caza de animales o la deforestación, pero sí podemos comprometernos a tomar conciencia de este grave problema, involucrarnos en conocer más acerca de las especies amenazadas —la sección Arca de Noé de este mes te presenta algunas especies mexicanas en esta situación—, fomentar la educación en nuestros hijos sobre la importancia del cuidado de nuestro planeta, ser cuidadosos con el tipo de productos que consumimos y, quizá, hacer una donación a alguna organización involucrada en la conservación de las especies. Como verás, hay muchas maneras de participar, ¿no crees? El futuro de nuestro planeta está en juego.

 

Cordialmente,

 

Luis Arturo Pelayo

Director Editorial

 

© Voy vengo 2016 Todos los derechos reservados - Política de Privacidad